El Opel Astra que se vendía hasta el 2019, denominado internamente con el código K, se empezó a comercializar en el año 2015. Esto quiere decir que esta generación tiene cinco años de vida, y lo más probable es que se encuentre en la fase final de su vida comercial.

Por esta razón, Opel ha querido aprovechar las tan famosas características del compacto para actualizarlo (si quieres saber más cosas sobre el coche, puedes ver la prueba completa del Astra GSi Line 2019 pulsando aquí), y de esta manera poder competir de tú a tú con la competencia tan feroz que hay en el segmento C. Y la mejor forma que tenían de actualizarlo fué porque era totalmente necesario renovar la gama de motores para actualizarla a la normativa Euro 6d.

Nada de híbridos ni de eléctricos

Sólamente se comercializan versiones con motor de gasolina o diésel. Todas ellas son de tres cilindros y turboalimentadas, con potencias que oscilan entre los 110 y 145 CV de potencia. Es una pena que no hayan ofrecido versiones híbridas o 100 % eléctricas en este restyling. Imagino que se lo habrán guardado para la nueva generación.

100% General Motors

Al utilizar motores de tres cilindros, el consumo es más reducido, por lo que le convierte en una buena alternativa para la ciudad.

A pesar de la adquisición de Opel por parte del grupo PSA, Opel ha decidido apostar por usar tanto el chasis como los motores de General Motors, y lo cierto es que van francamente bien y son bastante eficientes. La mayoría de estos motores tienen un consumo en torno a los 5 l/100 km y un nivel de emisión de CO2 por debajo de los 100 gr/km. 

En gasolina, tenemos un único motor, un 1.2 Turbo con tres niveles de potencia: 110, 130 y 145 CV (el de esta unidad), unidos a un cambio manual de 6 velocidades. También hay un motor con 1.4 litros de cilindrada y con 145 CV, asociado exclusivamente a un cambio de tipo CVT con 7 relaciones. 

En diésel se vende también un único motor, un 1.5D con 105 o 122 CV de potencia. El de 105 CV se une a un cambio manual de 6 velocidades, mientras que el de 122 CV puede también con esa caja manual o bien asociado a una nueva caja de cambios automática de 9 relaciones (del que os publicaré la prueba a finales de mes).

Son buenos motores, pero limitan el chasis

Estos motores de tres cilindros vienen bastante bien para reducir los consumos y las emisiones. Para un una conducción relajada estos motores son ideales, sin embargo si lo que te gusta es aprovechar al máximo las prestaciones del coche, vas a poder hacerlo, pero con algunas limitaciones. 

Esta unidad de pruebas tiene el motor de gasolina 1.2 turbo de 145 CV, acompañado de una caja manual de 6 relaciones. Este motor responde bien, pero limita un poco las prestaciones del chasis a partir de la cuarta marcha. Esto se debe a que transmite una sensación de tener la potencia justa debido a su baja cilindrada, pero sobre todo esa sensación aumenta cuando llega la hora de adelantar y más si vamos con el coche cargado.

Las recuperaciones en quinta y sexta son muy… lentas, sobre todo en autopista. Sin embargo, una vez que alcanza las 3.000 rpm, se vuelve muy elástico hasta prácticamente las 5.000 rpm. Esto nos va a obligar a bajar a cuarta e incluso a tercera cuando queramos adelantar con seguridad o para aprovechar las bondades de este chasis. Este efecto de falta de potencia, se hace más notable en carreteras viradas.

Esta nueva gama de motores, también tiene sus cosas buenas

El interior de este Opel Astra está muy bien aislado, lo que hace que el típico traqueteo de los motores de tres cilindros sea prácticamente imperceptible, y solo se hace notar cuando llevas el motor a tope de vueltas. Además, gracias al equipo de sonido Bose, podrás disfrutar de la música como si estuvieras en un teatro, sin ningún ruido que te moleste. 

Cuando nos toca bajar la marcha para hacer alguna recuperación o hacer un adelantamiento y hacemos que le aguja de las revoluciones pase de las 3.000 rpm, te das cuenta de que esa elasticidad de la que os hablaba antes, en las marchas cortas, da mucho juego, y esto permite que cuando te metes por una carretera virada, te lo pases como un crío, dando lo mejor tí y ¡gas a fondo! Lo mejor de todo, es que sus consumos están bastante bien, incluso a tope de gas.

Consumos muy ajustados

Durante la semana que he tenido el coche, he recorrido todo tipo de vías; ciudad, carreteras de montaña y autovías. Y las cosas como son, su consumo me ha dejado gratamente sorprendido. En autopista, el consumo medio era muy difícil verlo pasar de 5,8 l/100 km. En ciudad, lo normal era ver en el marcador una media de 6,6 l/100 km. Y en carreteras viradas, raramente pasaba de 7 l/100 km. Por lo que hacerse algo más de 750 km con un solo depósito de 45 l, se convierte en un juego de niños.

Aparte de los motores, ¿En que se diferencia con su predecesor?

Este «restyling de final de vida comercial» monta unos nuevos amortiguadores, y la verdad, si que he notado algo más de confort con respecto a su predecesor. Esta suspensión me ha dado dejado un buen sabor de boca, porque ha mostrado un equilibrio entre absorción y eficiencia en conducción deportiva casi perfecto.

Opcionalmente, ahora puedes pedir un chasis Sport, que viene con unos amortiguadores algo más firmes, una dirección más directa y una suspensión trasera de tipo Timonería de Watt, que mejora notablemente la oscilación de la suspensión ante las irregularidades.

El comportamiento dinámico sigue siendo igual de excelente que en su predecesor, con una respuesta noble, intuitiva, ágil y precisa. Tiene un tacto de dirección impresionante, una suspensión confortable a la vez que firme y que apenas balancea cuándo más le exigimos. ¿Se puede pedir más? (dinámicamente hablando) Yo creo que no. El ir como una lapa pegado al suelo transmite una sensación de seguridad impresionante, que pocos coches de este segmento consiguen transmitir sin sacrificar el confort.

Tiene algunas mejoras tecnológicas

El cuadro de instrumentos es parcialmente digital. La pantalla está situada entre los dos relojes analógicos. La resolución es más que correcta, y lo más importante, no genera ningún reflejo.

De serie viene bien equipado, con muchos sistemas de asistencia a la conducción como el lector de señales de tráfico, asistente de mantenimiento de carril, indicador de distancia con el vehículo que nos precede y alerta de colisión frontal con frenado automático, entre otros.

Los faros de LED son de serie en toda la gama.

Estos sistemas de asistencia a la conducción funcionan bastante bien gracias a una nueva cámara frontal, más pequeña, que también apoya a la iluminación adaptativa matricial IntelliLux LED, una extra que pagaría con los ojos cerrados.

No os podéis imaginar lo que es viajar por la noche como si fuese de día y sin deslumbrar a nadie. Enhorabuena a los ingenieros que hayan diseñado esta tecnología. Sin lugar a dudas, les pongo un 10.

Lo que hace esta tecnología es que en carreteras sin iluminación enciende las largas y las mantiene, apagando (en caso de que haya algún vehículo en la vía) los diodos de LED correspondientes para no deslumbrarVamos… de las mejores tecnologías del mercado.

La pantalla multimedia tiene una interfaz gráfica muy similar a la de cualquier tablet android.

También se ha mejorado la cámara de visión trasera, que ofrece una imagen más nítida, que ya era hora. Ahora viene de serie con el nuevo sistema de infoentretenimiento Multimedia Navi Pro, con pantalla táctil de 8 pulgadas (opcional en algunos acabados), con gráficos mejorados y posibilidad de ser utilizado mediante órdenes de voz.  

Opcionalmente se puede pedir un sistema de carga inalámbrica para el móvil, que queda sujeto en la consola central mediante un sistema de gomas. Además, puedes equipar un sistema de sonido Bose con 7 altavoces, que incluye un subwoofer Richbass, que ocupa espacio en la base del maletero. Otro aspecto destacado en el nuevo Astra es que viene con parabrisas calefactable.

Cambios exteriores mínimos

El nuevo Opel Astra se puede reconocer tanto por pequeños cambios en el frontal como por un nuevo diseño interior de los pilotos delanteros como los traseros. Ahora, el nuevo Opel Astra tiene una parrilla activa, es decir, abre y cierra sus patas superiores e inferiores según interese refrigerar o reducir la resistencia aerodinámica.

Se ha mejorado también el flujo del aire por debajo de la carrocería y se ha reducido la altura de la carrocería hasta 1 centímetro dependiendo de la versión. Todo esto, según la marca, permite ahorrar 4,5 gr/km de CO2 en el ciclo WLTP.

Como has podido leer a lo largo de este artículo, la optimización de la eficiencia ha sido el principal motivo de este restylling. Además, han aprovechado que tenían «la obligación» de cambiar sus motores para poder cumplir la normativa, para optimizar aún más este compacto.

¿Y de precios? ¿Es barato?

Si buscas un coche que te ofrezca unas sensaciones deportivas (eso sí, en marchas cortas 😂), que sea cómodo tanto en ciudad como autovía, que tenga un consumo contenido, y esté bien equipado probablemente este sea una opción a considerar. Los PVP de las distintas versiones que hay en el mercado quedan de la siguiente manera: 

Versión 5P
OPEL Astra 1.2T Manual 110 CV                    21.800 €
OPEL Astra 1.5D Manual 105 CV                    23.500 €
OPEL Astra 1.2T Manual 110 CV GS Line        23.400 €
OPEL Astra 1.2T Manual 130 CV GS Line        24.100 
OPEL Astra 1.5D Manual 105 CV GS Line        25.100 €
OPEL Astra 1.5D Manual 122 CV GS Line        25.200 
OPEL Astra 1.2T Manual 145 CV Elegance (El de esta unidad) (Sin extras) 28.600 
OPEL Astra 1.4T CVT 145 CV Elegance           30.100 
OPEL Astra 1.5D Manual 122 CV Elegance      28.900 €
OPEL Astra 1.5D Auto 122 CV Elegance          30.600 €

Versión ST
OPEL Astra 1.2T Manual 110 CV                   22.700 €
OPEL Astra 1.5D Manual 105 CV                   24.400 €
OPEL Astra 1.2T Manual 110 CV GS Line       24.300 
OPEL Astra 1.2T Manual 130 CV GS Line       25.000 €
OPEL Astra 1.5D Manual 105 CV GS Line       26.000 €
OPEL Astra 1.5D Manual 122 CV GS Line       26.100 €
OPEL Astra 1.2T Manual 145 CV Elegance      29.500 
OPEL Astra 1.4T CVT 145 CV Elegance          31.000 €
OPEL Astra 1.5D Manual 122 CV Elegance     29.800 €

8
Diseño
7
Motor
9
Comportamiento
7
Interior
9
Equipamiento
7
Consumo

Destacable

  • Buena oferta de motores
  • Mecanica suave, equilibrada y progresiva. 
  • Tacto del cambio manual
  • Faros matriciales
  • Relacion calidad-precio
  • Confort de marcha

Mejorable

  • Tamaño del maletero
  • Plásticos inferiores
CategoryOpel, Pruebas
Tags
Escribe un comentario

Cuéntame que te ha parecido el artículo

A %d blogueros les gusta esto: