Como muchos sabéis la movilidad eléctrica y sostenible está en boca de muchos y muy poco a poco vamos haciendo realidad esa idea. Hyundai en estos últimos años ha adquirido un gran compromiso con ser una de las marcas más ecológicas del mercado.

Dentro de su gama encontramos diversas tecnologías ecológicas (48 V, HEV, PHEV, EV y Pila de combustible de Hidrógeno). Junto con la renovación estética del Ioniq, el Hyundai Kona HEV es el último en llegar a esta gama ECO.

En el mes de septiembre, Hyundai puso a la venta la cuarta variante mecánica del Hyundai Kona. Tras el gran éxito de las versiones gasolina, diésel y 100% eléctrico, llega ahora una versión híbrida. Y para poderlo probar a fondo, la marca me ha cedido un Hyundai Kona híbrido en el acabado Style Sky (el tope de gama, con un precio con descuentos de 28.990€)

Desde el lanzamiento del primer Kona, en Europa se han vendido más de 120.000 unidades, de las cuales (20.000) circulan por nuestras carreteras. De estas, 18.000 son gasolina, 1.000 diésel y más de 800 100% eléctricos. Debido a que cada vez las restricciones de acceso a las grandes ciudades son mayores, no es de extrañar que este nuevo Kona híbrido vaya a pulverizar todas esas cifras.

Una versión con pequeñas diferencias estéticas

Estéticamente solo podemos reconocerlo por algunas insignias nuevas o por sus llantas exclusivas.

Si el resto de la gama del Hyundai Kona tiene un gran éxito de ventas, ¿Por qué cambiar algo que funciona?. Para esta pregunta hay un dicho y es «Si algo funciona, mejor no tocarlo» y eso han hecho los ingenieros de Hyundai, no tocar nada. No esperéis ninguna novedad importante en cuanto a su diseño o en el habitáculo, porque apenas las hay.

En cuanto a la iluminación, sólo el Kona Hybrid más básico (Klass) equipa iluminación halógena. Los demás montan faros delanteros con tecnología led y función Follow me home (que dejan las luces encendidas durante 30 s para que puedas entrar a tu casa por la noche). Excepto en los antinieblas, que son halógenos en todas los equipamientos

Sólo en la versión eléctrica cambia la parrilla, con una parrilla completamente cerrada porque al ser 100% eléctrico no necesita refrigerar el motor. Además, se consigue mejorar la resistencia aerodinámica, y por ello, bajar los consumos.

El ancho de las puertas permite entrar y salir del coche sin problemas.

La carrocería puede vestirse en 10 colores diferentes. El que veis en las imágenes es el Ceramic Blue. Además, están disponibles los Chalk White, Lake Silver, Dark Night, Phantom Black, Galactic Grey, Tangerine Orange, Acid Yellow, Pulse Red, Ceramic Blue y el color de lanzamiento Blue Lagoon.

Así pues, únicamente podremos reconocer al Kona Híbrido por sus llantas exclusivas de 16 o 18 pulgadas y la insignia Hybrid detrás. En el caso de esta unidad equipa neumáticos 225/45 ZR 18 Michelin Pilot Sport 4. Gracias a estos neumáticos, el agarre en el 99,9% de las circunstancias está garantizado.

En la parte de atrás nos encontramos con las luces de freno y de posición en led, sin embargo los intermitentes, la luz de marcha atrás y el antiniebla trasero son halógenas.

Si nos disponemos a mirar el coche por la parte trasera, solo podemos saber que es la versión híbrida por una cosa, el emblema hybrid situado en la parte trasera derecha.

Tiene un interior grande, sencillo y personalizable

Los mandos están ajustados de tal manera que al sentarte en el asiento del conductor, todos te queden como un guante.

En el interior del Kona Hybrid apenas hay diferencias con respecto a su versión gasolina, pero si las hay con respecto a la versión 100% eléctrica. Si nos centramos en las diferencias con la versión 100 % eléctrica, cambia la consola central, que pasa de estar elevada, a estar a ras de los asientos.

Sin embargo, si nos centramos en las diferencias con respecto a la versión de gasolina, las diferencias son opciones de personalización, os explico:

La versión híbrida tiene un paquete de elementos exclusivo relacionado con el color de algunos elementos del interior. Se trata de algunos elementos en blanco alrededor de las rejillas de ventilación y de la palanca de cambios, así como el color negro brillante en los tiradores de las puertas, en los radios del volante y en los aros de las salidas de los aireadores. Además, el tapizado interior del techo es de color gris.

Los detalles en blanco son de serie, pero también pueden elegirse de forma opcional otras tonalidades, como el Lima o el Rojo, y con ellas el color del techo pasa a ser negro. Con estas dos opciones de color, los cinturones de seguridad también son de colores.

En el tacometro controlamos el funcionamiento del sistema híbrido

Desde los ajustes del tacómetro podemos configurar la rápidez con la que el motor de gasolina se apaga para dar paso al eléctrico según levantamos el pie del acelerador.

En lugar de un cuentarevoluciones, al tratarse de un sistema híbrido, la marca lo ha sustituido por un potenciómetro que nos muestra la fuerza con la presionamos el acelerador.

Además se incluyen grafismos como el flujo de energía, que muestra si la energía que propulsa el coche sale de la batería o del motor de gasolina. Bajo el potenciómetro, hay un reloj que mide la carga de la batería. Una solución práctica, pero para mi gusto hubiese preferido un indicador digital.

Tiene un puesto de conducción alto con una gran pantalla

Se hecha en falta que esté orientada hacia el conductor. El acabado más básico se queda con una pantalla de 7 pulgadas.

Soy una persona a la que no le gusta conducir a ras del suelo y esto de los SUV compactos tiene su gracia porque esta posición elevada hace que veamos muy bien el resto de la carretera. 

En medio del salpicadero, tenemos una pantalla táctil 10,25 pulgadas con navegador, que integra Apple CarPlay y Android Auto de serie, y creedme cuando os digo que se ve francamente bien. Y al ser tan grande, te muestra mucha información del navegador. 

El Head Up Display, facilita mucho la conducción y la hace más segura, al poderse leer informaciones esenciales (navegación, velocidad y avisos de los sistemas de emergencia) sin apartar la vista de la carretera en ningún momento. Aunque para mi estatura (1,80 m) tenía que situar el Head Up Display en su situación más baja para poder ver toda la información con claridad.

Tanto el asiento del conductor como el del copiloto tienen regulación eléctrica, pero sin memoria de posición.

La tapicería del equipamiento Klass es de tela con detalles en blanco. El Tecno, suma partes de cuero y la opción de detalles en color rojo o lima. Por último, en el Style los asientos son de cuero al 100% (Ventilados y calefactados) y se pueden elegir con detalles en los tres colores. Además, tal y como he mencionado antes, en los dos niveles superiores también se permite elegir molduras en rojo o lima.

Tiene mucho espacio detrás

Las plazas traseras también son calefactables.

Las cosas como son, estamos ante un SUV aunque sea urbano y eso quieras que no, se nota y sobretodo en las plazas traseras, pero no os penséis que son pequeñas. Yo con 1,80 m de alto, no golpeo ni con las rodillas ni con la cabeza, pero en cuanto se monta una persona igual o más alta que yo delante, ya sí, acabas tocando con las rodillas.

Al estar la batería alojada bajo las plazas traseras, la altura libre al techo en la plaza trasera se ve repercutida. Una persona de 1,80 m como es mi caso, golpea con el techo. En fin… como en la gran mayoría de plazas centrales, se puede usar para un viaje largo si la persona no es muy alta y si no para momentos muy puntuales.

El maletero no pierde capacidad

La batería no resta ni un sólo litro del volumen del maletero. Así pues, continúan los mismos 361 litros que cubican las versiones diésel y gasolina. Abatiendo la segunda fila, se pueden obtener hasta 1.143 litros. 

Esta opción híbrida es muy interesante y me ha dejado alucinado

Las luces antiniebla, son halógenas y se encienden con el giro del volante, lo que aumenta nuestra visión en la curva.

Este es el primer Hyundai híbrido que pruebo y las cosas como son, he flipado en colores, es un sistema rápido y eficaz, con una respuesta inmediata al tacto del acelerador. Este primer párrafo lo entendereis cuando llegueis al final de este apartado.

El nuevo Hyundai Kona Híbrido monta un motor de gasolina 1.6 GDI de 105 CV combinado con un motor eléctrico de 32 kW (43 CV). Cuando actúan a la par la potencia máxima que ofrecen es de 141 CV con un par motor que se eleva hasta los 265 Nm.

Monta una pequeña batería de 1,56 kWh capaz de ofrecer apenas unos pocos kilómetros de autonomía en modo eléctrico (2-3 km, no más), pero que combina a la perfección su funcionamiento con el del motor de gasolina entrando en acción, el eléctrico, en las fases de mayor consumo.

Hyundai ha escogido bien el cambio, es muy eficaz

Para cambiar al modo Sport, solo es necesario desplazar la palanca hacia la izquierda, o tocar alguna de las levas del volante.

Esta mecánica híbrida va asociada a un cambio de marchas automático de doble embrague DCT de seis relaciones con levas en el volante de serie. Se trata de una de las grandes apuestas de la firma coreana ya que muchos de sus rivales (sobre todo japoneses) montan cambios automáticos de tipo variador continuo que tan poco me gustan por su mayor rumorosidad y descompensación.

En este sentido, el Hyundai Kona Híbrido se apunta un tanto al ofrecer unas transiciones entre marchas muy pero que muy suaves y rápidas, con un estilo de conducción mucho más similar al de un coche convencional. También ofrece dos programas de conducción: Eco y Sport, que como su nombre indica varía el momento de cambio, la respuesta del acelerador y la dureza del volante para adoptar una conducción más eficiente o deportiva.

Ahora… tras la chapa técnica y estética, llegó la hora de ponerse a conducir

El coche estaba aparcado en el garaje de la marca en la planta -2 y cuando me subí en el coche, me di cuenta de que la batería estaba prácticamente llena, así que se me vino una idea a la cabeza para poner a brueba las baterías ¿Por qué no intentar subir las dos plantas del parking en eléctrico?

Entonces, me puse a buscar el botón EV. Este botón permite que el coche circule en modo 100% eléctrico mientras halla batería suficiente para ello, pero… ¿Cual fue mi sorpresa? No tiene un botón EV. Botón que el resto de su competencia si lleva.

Pero ojo, ese pequeño defecto no me detuvo, así que, pensé «si lo llevo al mínimo de potencia, probablemente suba las dos rampas», pero NO, el coche en cuanto detecta una pendiente y que tu le estás pidiendo que la suba a una velocidad «normal» con el acelerador, automáticamente arranca el motor de gasolina. Pero bueno, tampoco es un defecto, si no una manera distinta de gestionar el sistema.

Sin embargo, mis impresiores cambiaron a los pocos minutos

Tras sacarlo del parking, y empezar a recorrer la M-30 en sentido sur de camino de vuelta a casa, el Kona HEV me empezó a gustar, y mucho. Los 20 km que separan la sede de Hyundai de mi casa, no fueron ningún impedimento para que con la combinación de orografía y eficiencia de las baterías, el 95% del trayecto fuera en modo 100% eléctrico.

Esto permitió que el motor de gasolina solo se encendiera un par de veces para apoyar al eléctrico, solo para adelantar e incorporarme a la vía central. Tras aparcar en mi casa, el primer consumo medio que había hecho con el coche fué de 2 l/100 km. ¿No está nada mal verdad?

Más de 1.000 km con este coche dicen algo ¿No?

Durante esta semana que he tenido el coche he realizado más kilometros por autovía y autopista, por una sencilla razón, sacarlo de su entorno. El entorno de los vehículos híbridos es la ciudad ya que es donde más puede actuar el motor eléctrico (a baja velocidad). Sin embargo, este coche me ha demostrado, que le da igual salir de su entorno, se comporta bien de todas maneras.

La suspensión está orientada a priorizar el confort y por eso se nota que tiene un tarado que tira a blando. Sin embargo, cuando conducimos por carreteras viradas se muestra ágil, preciso y firme, con mucho aplomo, debido a que el peso de la batería en el eje trasero hace que el centro de gravedad sea más bajo. Es muy divertido en carreteras reviradas gracias a la entrega de par instantáneo.

En vías rápidas el motor eléctrico es capaz de empujar el coche a 120 km/h en llano y a toque del pedal, y si encimas le sumas las bajadas y que apoya al gasolina en todo momento, el motor eléctrico actua más veces de lo que te puedes imaginar. Eso sí, los cambios del motor eléctrico al de gasolina y viceversa, apenas se notaban gracias a las transiciones entre machas del cambio de doble embrague. Solo sabías que ibas en gasolina por el ruido, nada más. Cuando devolví el coche, tras hacer un 90% de autopista, el consumo medio se había establecido en 5 l/100 km.

En ningún momento este coche tiene ganas de salir del asfalto. Eso si, si lo hace, siempre que se pueda sin contaminar 🙂

Y en cuanto le metes en su zona de confort (la ciudad), el coche se transforma. Sales el primero en todos los semáforos gracias al motor eléctrico por la entrega intantánea del par. Eso sí, hay que tener cuidado, ya que tanta fuerza al principio puede chocar. El control de tracción no saltó en ningún momento, lo que me transmitió una sensación de agarre excelente. En los atascos no se escucha nigún ruido debido a que por norma general es el motor eléctrico el que impulsa el coche.

El motor eléctrico siempre empuja, incluso muchas veces es el térmico el que recarga la batería y el eléctrico el que empuja (como en caminos en buen estado, lo que nos garantiza el par en cualquier momento). Esto provoca que los consumos sean extraordinarios, llegando a establecer el más alto de la prueba en tan solo 4l/100 km en ciudad.

Así que con un depósito de 38 l el Hyundai Kona Híbrido (HEV) es capaz de recorrer entre 680 y 750 km, dependiendo de cuanto te pese el pie. En pocas palabras por unos 53 € recorres 700 km.

Es un coche que está bien insonorizado y que ofrece un buen nivel de comodidad a sus ocupantes, tanto en vías rápidas como en secundarias e, incluso, en caminos de tierra no muy rotos. La dirección es bastante directa y tiene un buen grado de asistencia, lo que posibilita un buen feedback y unas maniobras sencillas.

Tres niveles de equipamiento

Sin descuentos, parte desde los 26,190€ y llega hasta los 33,090€. Una cifra muy razonable por lo que tenemos delante.

El Kona híbrido está disponible en tres acabados o niveles de equipamiento: Klass, Tecno y Style. El primero incluye de serie elementos como una pantalla central de 7 pulgadas con Android Auto y Apple Car Play, llantas de 16 pulgadas, kit antipinchazos, parrilla negra, raíles en el techo, sensor de luces, iluminación diurna de led, antinieblas, volante y pomo de cuero, cámara de aparcamiento trasero, climatizador automático, retrovisores eléctricos y calefactables, control de crucero, limitador de velocidad, freno de estacionamiento eléctrico y alerta por cambio involuntario de carril, entre otros.

El Tecno añade a lo anterior una parrilla cromada en negro, cristales tintados, iluminación delantera de tipo led, red de sujeción de carga, bolsillos traseros en los asientos, asientos de tela y cuero con ajuste lumbar, pantalla central de 10,25 pulgadas con navegación y sistema BlueLink, equipo de audio firmado por Krell, amplificador, cargador inalámbrico para smartphone, acceso y arranque sin llave, sistema de detección de ángulos muertos, retrovisor interior con oscurecimiento automático, Head-Up Display, sensor de lluvia, sensor de aparcamiento trasero y sistema de asistencia a la frenada, entre otros.

El tope de gama agrega techo solar practicable, iluminación full led, sistema de reconocimiento de señales, sistema activo de seguimiento de carril, sensores de aparcamiento delantero y trasero, control de crucero adaptativo, llantas de 18 pulgadas, pantalla multifunción a color en la instrumentación de 4,2 pulgadas, volante calefactable y asientos de cuero, eléctricos y con ventilación y calefacción.

Este coche es ideal para aquellas personas que busquen un SUV urbano, con potencia en el motor (sale muy rápido de cualquier circunstancia), espacio y sobre todo, ahorrar en el consumo (y cuando se aprende a conducirlo aún más). Es (de los coches que he probado hasta la fecha) el más eficiente en modo eléctrico. Sin lugar a dudas, este será un superventas que levantara alguna que otra costra en otras marcas.

8
Diseño
9
Motor
8
Comportamiento
7
Interior
8
Equipamiento
9
Consumo

Destacable

  • Eficiencia del motor eléctrico
  • Cambio de doble embrague
  • Consumo
  • Maletero

Mejorable

  • Falta el botón EV para un modo 100% eléctrico
CategoryHyundai, Pruebas
Tags
Escribe un comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: