sobre nosotros

Sensacionesalvolante.es

Probamos los coches como si fueran nuestros. Eso nos permite transmitiros de manera independiente, clara y veraz nuestras sensaciones al volante.

29/11/2020

Sensaciones al volante

Probar los coches como si fueran nuestros.

Frontal lateral derecho Lexus NX 300h - Lexus NX 300h 4X4: El SUV híbrido de lujo

Lexus NX 300h 4X4: El SUV híbrido de lujo

<b>El Lexus NX 300h es un SUV híbrido de lujo</b> que no deja indiferente, con apuesta estética muy llamativa en un mercado lleno de rivales.

El Lexus NX 300h es un SUV híbrido de lujo que no deja indiferente, con apuesta estética muy llamativa en un mercado lleno de rivales.

El Lexus NX 300h es uno de esos coches que entran por los ojos y Lexus lo sabe, llegando a ser el coche más vendido de la marca japonesa. Este SUV híbrido autorrecargable entrega 197 CV y su precio de salida es de 41.900 €, pudiendo llegar hasta los 67.500 € del acabado Luxury. En esta ocasión he podido probar el Lexus NX 300h F-Sport, que no viene nada mal de equipamiento, y tiene una estética algo más deportiva.

Una estética diferente

Frontal lateral derecho Lexus NX 300h - Lexus NX 300h 4X4: El SUV híbrido de lujo

Con tantos SUV en el mercado, cuanto más se innove mejor, y este es el caso. El Lexus NX 300h es uno de esos coches que entran por los ojos gracias a sus formas angulosas y que sin lugar a dudas, su diseño rompe con los convencionalismos del segmento. 

Personalmente, lo que más me gusta es su frontal, con unos grupos ópticos en forma de flecha que dirigen la mirada hacia la gran calandra. En este acabado F-Sport, tanto el entramado de la parrilla como algunos elementos en ambos paragolpes son diferentes y las cosas como son, le aportan un toque deportivo bastante chulo.

Nerviosismo por todos lados

Lateral derecho vista delantera Lexus NX 300h - Lexus NX 300h 4X4: El SUV híbrido de lujo

La vista lateral realza ese toque deportivo. Parece que va a salir disparado como una flecha gracias a sus numerosas formas planas y angulosas que realzan un aspecto agresivo a la par que futurista.

Estas formas permiten integrar unas puertas de buen tamaño con un buen ángulo de apertura que facilitan una buena entrada y salida del interior del vehículo. Esto es ideal para las familias, ya que permite que podamos abrochar las sillas de bebé con mucha facilidad, o incluso nos va a permitir que los abuelos puedan sentarse detrás.

Trasera lateral derecho Lexus NX 300h - Lexus NX 300h 4X4: El SUV híbrido de lujo
Pese a ser la versión con estética deportiva, el tubo de escape está oculto.

La parte trasera al igual que la delantera está muy bien cuidada, y personalmente me encanta, pero… solo tiene un defecto, y es el tamaño de la luces de freno, con mucha intensidad pero con poca superficie. 

Como detalle, no se si te has dado cuenta, pero desde los pilotos hasta las formas del coche son en forma de L, y siempre te están recordando que estás ante un Lexus.

El interior sorprende bastante

Salpicadero vista izquierda Lexus NX 300h - Lexus NX 300h 4X4: El SUV híbrido de lujo
No puede faltar en el interior el tan característico reloj analógico de Lexus.

Cuando estaba esperando a que me dieran el coche, me puse a merodear por allí, y a ver por la ventanilla el interior de otros vehículos de este modelo. Al principio pensaba que la cantidad de botones era excesiva, pero tras usarlo durante una semana, me di cuenta de que todos los botones son necesarios y todos se utilizan

El interior de este Lexus NX 300h sorprende en la calidad de ajuste de los materiales, ya que, no hay ni un solo grillo, todo tiene un ajuste perfecto. El tapizado en cuero del salpicadero, la suavidad de los mandos, el tacto de los materiales… todo en el habitáculo nos traslada a un mundo de lujo muy cercano a la perfección. Pero no es oro todo lo que reluce ya que para ser un coche premium, el uso del plástico desde mi punto de vista es abusivo.

Desde mi punto de vista necesita una actualización

Salpicadero vista frontal Lexus NX 300h - Lexus NX 300h 4X4: El SUV híbrido de lujo
La gran protagonista es la pantalla de 10,3 pulgadas con una resolución muy buena, que se maneja mediante el Touch Pad ubicado en la consola central. Además, ahora es compatible con Android Auto y Apple CarPlay.

Cuando me monté en el coche, fué como un flashback hacia el 2015. Los radios del volante eran demasiado gruesos y en pleno auge de las pantallas, no entiendo como Lexus no ha implementado un tacómetro 100 % digital. Eso sí, la pantalla multimedia está donde tiene que estar, arriba del todo y en una posición elevada, para que consultarla no sea un riesgo mientras se conduce.

Cierto es que en el círculo de la izquierda, el grafismo cambia en función del modo de conducción elegido (en el modo ECO es un indicador de potencia y en el modo Sport o Sport +, es un cuentarrevoluciones tradicional) y que en el medio de los dos relojes hay una pantalla TFT a color que da la información necesaria, pero personalmente, prefiero los cuadros 100 % digitales junto con un salpicadero más limpio, al estilo del Lexus ES 300h.

Plazas delanteras vista izquierda Lexus NX 300h - Lexus NX 300h 4X4: El SUV híbrido de lujo
La regulación eléctrica del volante es de serie en toda la gama. El asiento del conductor tiene 2 memorias para grabar la postura de conducción, tanto del volante como del asiento.

La posición de conducción es buena y el conductor tiene a la vista la instrumentación convencional y el head-up display (disponible en el acabado Luxury). Éste último proyecta informaciones como la velocidad o las indicaciones del navegador en el parabrisas y resulta muy práctico para tener siempre la velocidad controlada sin apartar la vista de la carretera. 

También los asientos son de buena factura. Realmente cómodos, con múltiples regulaciones y la posibilidad de calentarlos o refrigerarlos según el acabado (F-Sport solo calefactados y Luxury calefactados y ventilados). La sujeción lateral no es su fuerte pero el coche tampoco es propenso a utilizarlo deportivamente, como te explicaré más adelante.

Detrás caben 3 personas

Plazas traseras vista derecha Lexus NX 300h - Lexus NX 300h 4X4: El SUV híbrido de lujo
El techo panorámico de cristal da una gran sensación de amplitud al interior. Además, en el acabado Luxury, las plazas traseras son abatibles eléctricamente.

La parte trasera es apta para tres adultos y la habitabilidad es bastante buena. El piso es plano, lo que facilita el acceso a la plaza central, relativamente cómoda para lo que suele ser habitual aunque con el problema también habitual de la anchura. Por tanto, mejor dejar la plaza central para un niño o un adulto con una complexión delgada.

El respaldo está partido en dos mitades asimétricas que pueden reclinarse hacia atrás, perfecto para niños que se duermen durante los viajes, por ejemplo. El espacio para las piernas es claramente mejor que el que existe para la cabeza.

Entre 455 y 555 litros

Maletero Lexus NX 300h - Lexus NX 300h 4X4: El SUV híbrido de lujo
La apertura y cierre del portón trasero son eléctricos.

El maletero de este Lexus NX 300h no está nada mal, pero queda algo elevado, lo que obliga a elevar mucho las maletas o bultos que vayamos a cargar. Podrías pensar que es más alto porque debajo van las baterías, y esto es cierto hasta determinado punto. Al levantar el piso, encontramos a la izquierda una cubierta de plástico donde se esconde la batería y a la derecha un enorme hueco cuadrado de 100 litros que aumenta la capacidad del maletero hasta los 555 litros, por lo que en función de lo que usemos tendremos 455 o 555 litros.

Como detalles en esta zona nos encontramos con argollas de sujección, tiradores para abatir los asientos traseros en proporción 60/40 y de esta manera ampliar el espacio del maletero y una bandeja rígida (algo enclenque para mi gusto) que debería ser algo más dura o utilizar otro formato en un coche que supera de partida los 41.900 €.

Solo una mecánica híbrida

Motor Lexus NX 300h - Lexus NX 300h 4X4: El SUV híbrido de lujo

Lexus no ha modificado este motor desde la fecha de lanzamiento de este Lexus NX 300h, y es por ello que la tecnología híbrida de este modelo está algo desfasada. Para quién no lo sepa, Lexus es la marca alta de Toyota y por tanto, utiliza la misma tecnología. Te comento esto, porque utiliza la misma tecnología que el RAV4 del 2017 y esto se va a notar bastante, sobre todo en el consumo.

El Lexus NX 300h es un híbrido de gasolina con un motor de 2,5 litros de ciclo Atkinson con 155 CV de potencia, que se combina con un motor eléctrico de 50 KW para mover el eje delantero. En total 197 CV que sirven para mover las casi 2 toneladas de peso. Según las circunstancias, el motor eléctrico apoya al de gasolina (en aceleraciones fuertes o mientras carga la batería) o le sustituye cuando hace falta poca potencia (ciudad a muy baja velocidad, salida del parking, autopista en bajada a velocidad estable, siempre que haya carga en la batería, y en circunstancias muy pero que muy específicas). Pero normalmente, es el motor de gasolina el que tira de todo el conjunto.

¿4X4?

Frontal lateral izquierdo Lexus NX 300h - Lexus NX 300h 4X4: El SUV híbrido de lujo
En pistas en buen estado, se trata de un coche muy cómodo pero no estamos ante un todoterreno, ni mucho menos.

La opción de tener tracción a las cuatro ruedas queda limitada a los acabados, es decir, los acabados básicos (Eco y Business) solo pueden ser 4×2 y los acabados Executive, F-Sport y Luxury solo pueden ser 4×4.

Por tanto, en las versiones 4×4, como en el caso de este Lexus NX 300h F-Sport, se añade un segundo motor eléctrico idéntico al primero, que ataca al eje trasero. De esta manera, se obtiene un SUV de tracción integral pensado únicamente para circular sobre pavimentos deslizantes.

Tanto la versión 4×2 como la 4×4 tienen la misma potencia, porque al ser la misma batería, esta solo puede alimentar uno de los motores o repartir su potencia entre ambos motores para de esta manera obtener la tracción a las cuatro ruedas. De esta manera, se mantienen los 197 CV pero la versión 4×4 es capaz de aprovecharlos de manera más eficaz.

Pese a su aspecto de todo terreno y su tracción total, el Lexus NX 300h no se desenvuelve nada bien fuera del asfalto. Como mucho, podremos «pistear» con algo más de tranquilidad por su mayor altura libre, pero ni sus suspensiones, ni el sistema de tracción, ni el faldón delantero están adaptados para aventurarnos en el campo. Es un SUV diseñado para la ciudad.

La tracción integral en este caso es para aportar un plus de seguridad y, sobre todo, de motricidad, en la circulación sobre firmes deslizantes de manera que aquellos que vivan en el sur o no tengan el esquí entre sus aficiones, pueden ahorrarse el sobreprecio del 4×4 y optar por el 4×2 aunque entonces deberán conformarse con el equipamiento base.

Cinco modos de conducción

Trasera lateral izquierdo Lexus NX 300h - Lexus NX 300h 4X4: El SUV híbrido de lujo

El conductor dispone de cinco modos de uso en el Lexus NX 300h, el Eco, que prioriza el consumo y el funcionamiento en modo eléctrico, el custom, que permite personalizar la respuesta del acelerador y la dureza de la dirección, el normal, que utiliza los tres motores de la manera más eficiente, el Sport donde la prioridad se da a las prestaciones y el motor eléctrico complementa la entrega de potencia del térmico, y el Sport + (disponible exclusivamente en el acabado F-Sport), que varía aún más la respuesta del acelerador y para rematar, hace que mediante los altavoces se simule un sonido de motor más deportivo, que hace que te envalentones y le quieras dar más gas 😜.

Además, puede conectarse el modo EV (100% eléctrico) durante un par de kilómetros y a menos de 50 km/h. Ideal para salir del parking sin dejar humos dentro o circular a baja velocidad por el centro de la ciudad.

El cambio es un condicionante

Consola central Lexus NX 300h - Lexus NX 300h 4X4: El SUV híbrido de lujo

Como todos los híbridos del grupo Toyota, el Lexus NX 300h también emplea el sistema transaxle para combinar la potencia del motor de gasolina con el eléctrico. Este sistema es muy suave de utilizar en modo automático, no pega tirones y las aceleraciones son suaves y progresivas.

Sin embargo cuando queremos usar toda la potencia del motor, te encuentras con la sensación de que la entrega de potencia del motor parece claramente inferior a los 197 CV que declara el Lexus NX300h. Esto se debe a que la caja de cambios es de engranajes planetarios y por tanto es muy similar a una de tipo CVT. Esta caja es desesperadamente lenta en aceleraciones y recuperaciones fuertes, y hace un ruido muy elevado que no se corresponde para nada con lo que el hace el coche al acelerar.

Esta sensación se ve muy mitigada gracias a lo bien insonorizado que está el habitáculo. Es más, el grosor de los cristales de las ventanillas me ha sorprendido. Gracias ello, viajar con este coche es todo un lujo, ya que no se oye absolutamente nada del exterior, salvo cuando damos gas a fondo, que entonces se produce ese resbalamiento de la caja de cambios que te acabo de comentar.

Aunque el selector del cambio tiene 6 velocidades preconfiguradas, realmente sólo funcionan como tal a la hora de reducir. De hecho, me recuerdan más al funcionamiento del freno eléctrico de un camión que al de una caja de cambios como tal. Podremos elegir entre 6 niveles de freno motor, eso es todo. En cuanto pisemos el acelerador, el sistema híbrido elige cuál es la combinación de revoluciones del motor de combustión y el eléctrico más apropiado.

Pensado para realizar una conducción relajada

Trasera lateral derecho Lexus NX 300h - Lexus NX 300h 4X4: El SUV híbrido de lujo
En lugares donde la velocidad está limitada a 30 km/h. El Lexus NX 300h se mueve casi siempre con el motor eléctrico.

Cuando intentas hacer una conducción deportiva, la caja de cambios condiciona bastante. Desde el momento que das gas a fondo, en los primeros instantes, no sucede nada. Luego, el coche empieza a recuperar pero lentamente mientras el ruido del motor y las revoluciones aumentan de manera no proporcional al rendimiento real. Para colmo, el motor se mantiene alto de vueltas con el gas a fondo pero el coche no recupera a la velocidad que el ruido sugiere y sólo al levantar el pie, el ruido vuelve a ser muy bajo, apenas audible.

Por tanto, esta caja de cambios condiciona demasiado a un motor con buena pinta pero que no consigue expresar sus cualidades al estar sujeto a este tipo de cajas. Si a eso le sumas los 1.800 kg de peso, entenderás que las prestaciones de este coche parezcan menos de las que son realmente.

La ciudad es su terreno

Sistema multimedia Lexus NX 300h - Lexus NX 300h 4X4: El SUV híbrido de lujo

La verdad es que si en ciudad conectas el modo Eco, el coche utiliza bastante el motor eléctrico delantero. Esto se puede observar tanto en la pantalla central como en el cuadro de instrumentos. Por ejemplo, vemos cómo utiliza la energía, cuando usa la electricidad, cuando la combina y cuando aprovecha para cargar la batería, lo que entraña algo de consumo suplementario e impide rebajar más la cifra de gasto.

En ciudad, el coche es perfecto. Avanza en un silencio absoluto, busca usar al máximo la propulsión eléctrica y cuando se conecta el motor térmico y siempre que no pisemos a fondo, éste apenas se percibe. El coche no vibra y proporciona un confort acústico perfecto.

En autopista sucede lo mismo. Salvo en aceleraciones fuertes (repechos o adelantamientos), el silencio manda y el coche combina electricidad y gasolina buscando consumos ajustados. El confort de suspensión es notable pese a que esta es firme (en el acabado F-Sport) y los pasajeros, tanto los delanteros como los traseros gozan de un confort muy elevado.

Disen%CC%83o faros Lexus NX 300h - Lexus NX 300h 4X4: El SUV híbrido de lujo
Los faros Multi-LED adaptativos son de serie a partir del acabado F-Sport.

En carreteras viradas, la cosa se complica. Y se complica de nuevo por la caja de cambios ya que el chasis parece pensado para sacar un buen partido a una mecánica más potente. En carretera el coche tiene un comportamiento satisfactorio. No cabecea ni balancea en exceso pero no es ágil ya que el peso se nota en las inercias y los cambios de apoyo. Y más si buscamos mantener un ritmo alto, lo que obliga a reacelerar. En este caso, la caja revoluciona mucho el motor y se percibe un primer golpe de gas fuerte que luego decrece (no así el sonido). Esto hace que desistamos de cualquier amago velocístico.

A la hora de realizar un adelantamiento, hay que tener en cuenta ese tacto remolón del pedal del acelerador, pues, desde que pisamos el gas hasta que el coche empieza a empujar con alegría, transcurren unos instantes que se hacen eternos cuando te ves en el carril contrario, así que mejor anticiparse antes de lanzarse al ruedo.

Además, el motor no lleva nunca al límite al chasis, para priorizar el confort. El eje delantero entra en las curvas con precisión (la dirección, bastante directa, ayuda a ello) y el trasero es muy obediente, tire en parte del coche o no, de manera que resulta muy noble y predecible. Lo dicho, está diseñado para hacer una conducción tranquila, sobre todo por su caja de cambios.

El acabado F-Sport viene muy bien equipado

Logo F Sport Lexus NX 300h - Lexus NX 300h 4X4: El SUV híbrido de lujo
En este acabado F-Sport, el techo panorámico de cristal cuesta 700 €. En el Luxury es de serie.

Y es que en esta versión F-Sport tiene un equipamiento en el que no falta de nada, además, de ser el más deportivo estéticamente. Los asientos están tapizados en cuero, son eléctricos y disponen de calefacción, los faros son de LED adaptativos, dispone de radar para el sistema de aviso de posible colisión y para el control de velocidad activo, las llantas son de aleación de 18 pulgadas y el conductor disfruta del asistente de arranque en pendiente, del control del ángulo muerto, de asistente de mantenimiento de carril con intervención en la dirección y de aviso de presencia de objetos o personas en movimiento en maniobras de marcha atrás.

Otros equipamientos son el volante eléctrico calefactable, el acceso y arranque sin llave, el climatizador bizona, el freno de estacionamiento eléctrico, los faros, limpias y retrovisores automáticos, el techo solar eléctrico, el equipo de audio con navegador y Bluetooth y el portón trasero eléctrico. La única opción disponible es la pintura metalizada que cuesta 1.200 euros (todas menos la negra) aparte del techo panorámico de cristal y la marca ofrece la posibilidad de elegir el interior en varias opciones, siempre de piel (al negro y marfil de serie se añaden el todo negro o todo marfil y las combinaciones de negro y marrón o negro y rojo)

En definitiva, Lexus ha previsto que este sea uno de los acabados más vendidos, lo que se traduce en un precio de venta elevado de 62.400 euros (sin descuentos). 

Consume lo que un diésel del 2015

Frontal lateral derecho abajo Lexus NX 300h - Lexus NX 300h 4X4: El SUV híbrido de lujo

Me voy a explicar. A título personal yo soy un feliz propietario de su hermano gemelo, el Toyota Rav4 del 2020 con el acabado Luxury. Lo tengo desde hace un año exactamente, y este ya equipa la nueva generación de motores híbridos del grupo Toyota. Esto se traduce en un consumo medio en un año de 5,6 l/100 km. Esto es gracias a que el motor eléctrico de mi coche es capaz de impulsar el vehículo incluso a 120 km/h siempre y cuando tenga carga la batería. En pocas palabras, en la nueva generación de motores, el motor eléctrico actúa bastante más que en esta.

Por tanto, de ahí viene lo de que necesita que le pongan la nueva generación de motores con urgencia. El valor real que más se aproxima es el de consumo urbano, donde más partido se puede sacar de su sistema híbrido, que nos permite salir de los semáforos aprovechando la energía que ha recuperado el motor eléctrico al frenar, movernos en los atascos con el motor de combustión apagado, etc. Con todo esto a favor, el consumo en ciudad que he podido medir con este coche es de 7 l/100 km. Es un valor muy bueno si tenemos en cuenta que pesa 1.800 kg que se resisten a ponerse en marcha cada vez que paramos.

En carretera lo normal será movernos en el entorno de los 5,5 l/100 k, si tenemos el terreno a favor (en cuanto aparecen rampas, podemos olvidarnos de bajar de los 6 l/100 km) y mientras no superamos los 90 km/h.

Lateral izquierdo Lexus NX 300h - Lexus NX 300h 4X4: El SUV híbrido de lujo

En cuanto superamos los 100 km/h, la aerodinámica y los anchos neumáticos juegan en contra. Con el control de crucero a 120 km/h y el coche sólo con conductor y sin equipaje, el consumo medio ha sido de 7 l/100 km. Tampoco es malo para un coche de este porte y de gasolina, pero no se parece en nada a lo anunciado por el fabricante. Lastrado con otros dos pasajeros y equipaje, la cosa sube hasta los 8,5 l/100 km con demasiada facilidad. Tras 800 km y una semana de pruebas, el consumo medio se estableció en 7,3 l/100 km. Con 56 l de capacidad, puedes hacer algo más de 700 km con un depósito.

Así pues, este es un crossover para gente que busque un coche estéticamente diferente, muy bien equipado, muy silencioso, con una calidad indiscutible y que no priorice ni la agilidad ni las prestaciones. Una buena habitabilidad, un maletero de buena capacidad, el completísimo equipamiento y la calidad que transmite son lo mejor de este coche que puede hacerse con un hueco en su competido segmento. El conjunto motor-cambio es lo que menos me ha gustado aunque entiendo que muchos clientes que busquen la suavidad de un automático y rara vez pisen a fondo, no necesitarán más que lo que este Lexus NX 300h les ofrece en un envoltorio muy atractivo. Aún así, espero que Lexus espabile y le ponga la nueva generación de motores lo antes posible.

9
Diseño
7
Motor
8
Comportamiento
7
Interior
8
Equipamiento
6
Consumo

Destacable

  • Estética atractiva y diferente
  • Equipamiento
  • Estabilidad y confort de marcha

Mejorable

  • Necesita la nueva generación de motores
  • Caja de cambios
  • Consumo elevado