Frontal Lateral Izquierdo Seat Ateca FR TDI

Las siglas FR son sinónimo de deportividad en la firma española y es que cuando probé a fondo hace prácticamente un año el Seat Ateca con el acabado Xcellence y el motor 2.0 TDI de 150 CV con cambio manual me quedé con muchas pero que muchas ganas de probar su versión más deportiva, el Seat Ateca FR, con el motor más potente. Y al fín llegó ese día. 

Frontal Lateral Derecho Seat Ateca FR TDI
Todas las luces exteriores e interiores son de tecnología LED.

Seat me ha cedido durante una semana ese coche que tanto ansiaba probar, el Seat Ateca con el acabado FR y el motor diésel más potente. Se trata de un motor con 2 litros de cilindrada que le otorga 190 CV de pura adrenalina. Además, para darle más gracia al asunto, esta unidad viene equipada con el cambio automático DSG de doble embrague y tracción a las cuatro ruedas 1f924, así que, sin más dilación, voy a poner a prueba a este grandullón.

Como ya hice una prueba a fondo de este coche (pulsa aquí para acceder a ella), en este artículo únicamente me voy a centrar en contarte las diferencias de este acabado con respecto del resto de la gama y como va dinámicamente.

El acabado FR tiene algunos detalles exclusivos en el exterior

Frontal Lateral Izquierdo Seat Ateca Scaled Oimuj926qjsvdnu37cr2g6snqs5a9w3i7llimsi5fk
Frontal del Seat Ateca Xcellence
Frontal Lateral Izquierdo Seat Ateca FR TDI
Frontal del Seat Ateca FR

El acabado FR añade a todos los modelos de la marca española que lo tienen, un extra de deportividad y agresividad en su diseño y, es por ello, que este Seat Ateca FR no iba a ser menos. En un primer vistazo, los cambios pueden pasar desapercibidos, pero si ponemos al lado cualquiera de las otras versiones, los cambios estéticos empiezan a aparecer.

El elemento principal por el que se caracteriza un SUV es el de las protecciones en plástico negro en la parte baja de la carrocería y en los pasos de rueda. Pues bien, el acabado FR lo elimina, y esas protecciones pasan a estar pintadas en el mismo color de la carrocería, opción que le otorga un toque más agresivo a la par que elegante. Personalmente soy de los que opinan que rara vez metes un SUV por el campo y esta opción de tener las protecciones en el color de la carrocería me gusta más que tenerlas en plástico negro.

Trasera Lateral Derecho Seat Ateca Scaled Oimujjeetq7hanahzu5xjauql3hon9thzt64j7as5c
Trasera del Seat Ateca Xcellence
Trasera Lateral Derecho Lejos Seat Ateca FR TDI
Trasera del Seat Ateca FR

Además, el diseño de los parachoques delantero y trasero son de nueva factura, así como el spoiler cromado de las taloneras, el del paragolpes delantero y el del paragolpes trasero, que es de mayor tamaño y más atractivo (al menos para mí 1f61c). 

La versión FR incluye dos logotipos FR en el exterior. Uno situado en la parrilla delantera y el otro situado en el portón y las llantas pueden ser de 18 o 19 pulgadas como es el caso de esta unidad. Estas llantas son exclusivas del Seat Ateca FR, al igual que la parrilla en negro brillante y, las cosas como son, ambos detalles le sientan simplemente espectacular 1f924. Por lo demás, el Seat Ateca FR es igual que el resto de variantes de la gama.

El rojo es el distintivo del acabado FR

Salpicadero Vista Izquierda Seat Ateca FR TDI
Tras el volante hay unas levas de cambio (algo pequeñas para mi gusto) que están fijas al volante y no a la columna de dirección.

Los cambios interiores del Seat Ateca FR son mínimos en comparación con el resto de la gama, pero suficientes para darte cuenta de que estás ante el acabado más deportivo (sin tener en cuenta la variante cupra). De esta forma, nada más abres las puertas delanteras resaltan las estriberas de aluminio con el logo FR (que por cierto, se ilumina), el volante deportivo forrado en cuero con costuras en rojo y con el logo FR, los pedales de aluminio y, sobre todo, los asientos tapizados en cuero que recogen a la perfección el cuerpo y resultan muy cómodos para viajes largos. En definitiva, el pespunte en rojo y los logos FR son lo que le diferencia de cualquier otra versión.

En cuanto a calidad de los materiales y ajustes, distribución de los mandos o espacio, el habitáculo del Seat Ateca FR se mantiene sin cambios respecto al resto de versiones. De esta forma, nos encontramos con un salpicadero de diseño sobrio y elegante que resulta muy acogedor y práctico y con un espacio, tanto en las plazas delanteras y traseras como en el maletero, muy generoso si tenemos en cuenta las dimensiones exteriores. Recuerda que en la prueba completa puedes ver con detalle el interior.

El motor 2.0 TDI de 190 CV es el corazón de esta bestia

Motor Seat Ateca FR TDI

Esta unidad equipa el motor diésel de 190 CV con el cambio automático de doble embrague DSG de 7 relaciones y la tracción total y, he de confesarte, que al principio de la prueba y recordando el motor 2.0 TDI de 150 CV que había probado hace un año, creía que el rendimiento de esos 40 CV más no se iba a notar tanto, pero una vez más me equivoqué y, me alegro de haberlo hecho, porque madre mía 1f631, qué bien me lo he pasado durante toda esta semana.

Al equipar la tracción total, al igual que el resto de modelos del grupo Volkswagen con tracción total, incorpora un embrague Haldex que hace que el coche circule por defecto en tracción delantera y, cuando sea necesario, se pase a disponer de las cuatro ruedas motrices, lo que aporta un plus de seguridad muy pero que muy importante, sobre todo, en situaciones de baja adherencia, por ejemplo, cuando hay agua en la carretera.

Un motor silencioso y con fuerza

Seat Drive Profile Seat Ateca FR TDI
Todos los Ateca tienen un mando giratorio con los modos de conducción, Eco, Normal, Sport e Individual. En la versión 4Drive se suman los modos Nieve y Off-Road.

Anteriormente, los diésel se conocían por su rumorosidad y por su ahorro de combustible. Ahora, son más silenciosos que antes y siguen manteniendo ese ahorro en el combustible. Si bien este motor 2.0 TDI no es el más refinado que he probado, es verdad que han conseguido reducir las vibraciones y sonoridad hasta tal punto que no resulta molesto ni siquiera en aceleraciones fuertes.

Este Seat Ateca FR tiene un aplomo increíble gracias a la tecnología DCC (Control de Chasis Adaptativo). Este es un elemento 100% recomendable ya que modifica los parámetros de suspensión y la dirección y actúa en combinación con los ajustes del SEAT Drive Profile, que modifica la respuesta de la caja de cambios, del control de crucero adaptativo, de la climatización, del motor y del color de la iluminación ambiental.

Un SUV que nació para ser un compacto deportivo

Trasera Lateral Izquierdo Seat Ateca FR TDI
Tiene dos salidas de escape auténticas.

Gracias a este sistema DCC y a la respuesta del motor, que por cierto, es increible lo que empuja desde las 1.500 rpm hasta prácticamente las 5.000 rpm, entrar en una carretera virada es como jugar a la PlayStation y enlazar curva tras curva como si no hubiera un mañana y, siempre vas a tener agarre gracias a la tracción a las cuatro ruedas. Además, cada vez que aceleres a fondo vas a tener la sensación de que se levanta el morro y de que el cuerpo se pega al asiento, así que imaginate que potencia tiene, parece el diablo encarnado 1f608.

Al conectar el DCC en modo Sport (mediante el selector de modos de conducción), la suspensión se vuelve más bien firme, lo que va a permitir que los movimientos de la carrocería sean mucho más contenidos que en cualquier otro SUV, prácticamente es como si condujeras un compacto deportivo. Si a todo eso le sumamos la agilidad, la rapidez y la suavidad del cambio automático DSG de doble embrague, la combinación que sale es simplemente espectacular 1f631.

Aunque a bajas vueltas sea muy silencioso (en parte gracias a la gran insonorización el interior) y, pese a ser un diésel, su sonido en la zona alta del cuentavueltas enamora y, es como si estuvieses frente a un gasolina de gran cilindrada. En definitiva, esta semana me lo he pasado como un niño con zapatos nuevos, entre el sonido del motor, la rapidez del cambio, y la potencia que te transmite, te aseguro que no he podido evitar circular siempre que he tenido la ocasión por carreteras secundarias.

El Seat Ateca FR tiene doble personalidad

Frontal Seat Ateca FR TDI

Una ventaja de este coche es su enorme bipolaridad. Puede ser un coche tremendamente ágil y deportivo en el modo Sport o un coche familiar, cómodo y tranquilo en el modo Eco y Normal. Cuando ponemos el coche en el modo Eco, la caja de cambios tiene una opción denominada modo inercia, lo que permite que cuando levantes el pie del acelerador, «libere» el motor de la caja de cambios y de esta manera circule por inercia para ahorrar combustible. Y sinceramente, al principio no me convencía, pero a medida que caían los kilómetros, me di cuenta de que es una opción muy pero que muy interesante, sobre todo para la ciudad y las vías rápidas.

Ya te he comentado que en el modo Sport es un coche totalmente distinto, pero en el modo Eco o Normal se convierte en un coche muy pero que muy fácil conducir. La suspensión y la dirección se vuelven más blandas lo que hace que junto con sus medidas tan contenidas, sea un coche perfecto para la ciudad o para hacer largos viajes en familia.

Su consumo medio durante toda esta semana (incluido los tramos de carretera donde le he dado bastante caña) ha sido de 7,5 l/100 km y, eso que no me he preocupado ni un solo minuto por el ahorro de combustible. En ciudad lo normal es verlo entre los 7 y los 8 litros y en vías rápidas y con el modo eco conectado, es muy pero que muy posible consumir entre los 6,5 l/100 km y 7 l/100 km.

En definitiva, el compromiso entre agilidad y confort es muy satisfactorio, siendo además un vehículo muy fácil, cómodo y seguro de conducir.

El acabado FR viene a tope de equipamiento

Logo FR Trasero Seat Ateca FR TDI
El Seat Ateca parte desde los 20.100 € desde el acabado más básico hasta los 47.317 € del acabado FR Edition.

El acabado FR se sitúa como el tope de gama, por lo que el equipamiento de serie del Seat Ateca FR es muy generoso. Entre el equipamiento incluido, nos encontramos, entre otros, con lo siguientes elementos: faros Full Led, pilotos traseros y luz trasera antiniebla de led, asistente de luces cortas/largas en carretera, espejo interior electrocromático, retrovisores calefactables y plegables electrónicamente, climatizador bizona, sistema de apertura y arranque sin llave sistema, sensor de lluvia y luces, tapicería de cuero, llantas de aleación de 18 pulgadas y sistema Full Link con navegador y pantalla a color de 8 pulgadas.

Además de este completo equipamiento de serie, el Seat Ateca FR destaca por el número y calidad de asistentes de conducción y seguridad con los que cuenta: asistente de frenada de emergencia ‘Front Asssit’, sistema de Frenado Automático Postcolisión, detector de ángulo muerto, alerta de tráfico posterior, control de crucero adaptativo con sistema de protección de peatones, asistente de aparcamiento automático, asistente de salida involuntaria de carril con mantenimiento en el carril y cámara de visión 360º. Además de los mencionados sistemas, el Seat Ateca FR cuenta en su lista de opcionales con sistemas como el de reconocimiento de señales de tráfico, la función de asistencia en atascos Traffic Jam Assist o el sistema Emergency Assist.

8
Diseño
8
Motor
9
Comportamiento
8
Interior
8
Equipamiento
7
Consumo

Destacable

  • Estética exterior deportiva y más en este color naranja.
  • Espacio interior
  • Dimensiones contenidas
  • Equipamiento de serie
  • Comportamiento dinámico
  • Precio competitivo

Mejorable

  • Levas de cambio pequeñas
CategoryPruebas, Seat
Tags
Escribe un comentario

Cuéntame que te ha parecido el artículo

A %d blogueros les gusta esto: