Toyota ya anunció que volvería a retomar el nombre del Toyota Camry y que este sustituiría al Toyota Avensis. De esta manera, toyota vuelve al segmento de las berlinas de una gama media-alta.

El Camry es un coche desarrollado desde un principio por y para el mercado estadounidense, donde es uno de los modelos más vendidos de la marca japonesa. Esta berlina se ofrecerá únicamente en carrocería sedán de cuatro puertas y con motorización híbrida cuyo precio partirá desde los 32.300 €.

El Toyota Camry Hybrid sustituye al Toyota Avensis

El coche utiliza la misma plataforma que otros modelos de la marca y equipa el motor de gasolina de 2,5 litros combinado con un motor eléctrico cuya potencia combinada es de 218 CV. Es el mismo motor que equipa el nuevo Toyota RAV4. La caja de cambios es de tipo CVT con levas en el volante para un modo secuencial.

Al tratarse de un modelo híbrido no enchufable la marca ha podido acreditar un consumo de combustible homologado bajo, de apenas 5,3 l/100km y unas emisiones de 119 g/km de CO2, en ambos casos según la normativa WLTP. El Camry recibirá la etiqueta ECO de la DGT con las ventajas que de ella se derivan.

Toyota ofrecerá el Camry en tres acabados diferentes: Business, Advance y Luxury.

El Business, está enfocado a flotas, pero ya incluye en su equipamiento de serie cámara de visión trasera, climatizador, faros de LED, sensores de luz, lluvia y aparcamiento delanteros y traseros, llantas de aleación de 17 pulgadas, sistema multimedia Toyota Touch 2 con pantalla táctil de 7 pulgadas’, cuadro de instrumentos con pantalla TFT de 7 pulgadas y Toyota Safety Sense, el conjunto de sistemas de seguridad y ayuda a la conducción de Toyota.

La versión Advance añade faros antiniebla LED, llantas de 18 pulgadas, y sistema multimedia Toyota Touch 2 & GO con pantalla táctil de 8 pulgadas’ y navegador. El Camry Luxury incluye asientos delanteros con calefacción, asientos traseros reclinables eléctricamente con reposabrazos central, Head-Up Display, sistema inteligente de asistencia al aparcamiento, cargador inalámbrico de smartphones, climatizador tri-zona, tapicería de piel en negro o beige y dos sistemas de seguridad añadidos a Toyota Safety Sense: Alerta de tráfico trasero con asistente de frenada y detector de ángulo muerto.

Los precios arrancan en los 32.300 euros del acabado Business. El Advance cuesta 32.500 (tiene un descuento mayor) y el Luxury cuesta 38.000 euros. Estos precios, que ya incluyen el descuento de la marca, resultan muy competitivos para tratarse de un vehículo híbrido de este tamaño y con este equipamiento.

CategoryArtículos, Toyota
Tags
Escribe un comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: