Renault lanzó al mercado español el Renault Zoe en el año 2013 como un coche eléctrico que estaba dispuesto a cambiar la movilidad urbana. Ahora ha evolucionado y cuenta con más autonomía, más potencia y más equipamiento.

Esta es su tercera generación (tras siete años de vida) y el coche eléctrico más poupular de la marca francesa se ha centrado en ser un coche más espartano, sobre todo con un interior más refinado y con mejores materiales y equipamiento.

Tiene pocos cambios por fuera

Exteriormente el Renault ZOE es el mismo coche de dimensiones contenidas con 4.084 mm de longitud por 1.730 mm de ancho (sin retrovisores) y 1.562 mm de alto, con una distancia entre ejes de 2.588 mm. Es decir, que es exactamente el mismo coche que antes aunque se ha lavado la cara para recibir un look más fresco.

En la parte delantera, nos encontramos con que el paragolpes está diseñado para adquirir unas formas de un coche convencional (disimulando que es un eléctrico). Ahora tiene una parrilla inferior más agradable a la vista que la del modelo anterior.

Los faros principales full LED también son nuevos y la luz de día tiene forma de C que envuelve todo el grupo óptico. El capó también es nuevo, con líneas longitudinales más definidas. El rombo de Renault es aún más grande y hace las veces de tapa para ocultar el puerto de carga.

En la zaga, nos encontramos con pequeños cambios, solo los pilotos, incorporan una nueva firma lumínica con firnas rectas y luces dinámicas encerradas dentro de los mismos cristales con forma de rombo. Un nuevo juego de llantas acabadas en dos colores pone la guinda del pastel.

Los cambios se encuentran en el interior

El cuadro de mandos es nuevo, cuenta con un nuevo aspecto más vistos que el anterior. Es una pantalla 100% digital de 10 pulgadas que parace contar con una buena resolución, nuevos gráficos y un look más moderno. En esta nueva generación, el interior se parece al nuevo Renault Clio.

Renault presume también de que en este ZOE han puesto un especial cariño en la calidad del interior. La generación anterior resultaba un tanto plasticosa y en este 2019 las formas son parecidas pero la consola central se ha redistribuido, el volante es nuevo y los materiales cambian para aportar una dosis extra de refinamiento aparte de introducir freno de estacionamiento automático, plataforma de carga inalámbrica y el interfaz Easy Connect para el sistema de infoentretenimiento.

Las tapicerías son totalmente nuevas, con colores más sobrios. Están realizadas con un proceso de hilo cardado 100% reciclado procedente de viejos cinturones de seguridad y deshechos plásticos sin recurrir a la transformación química.

A nivel mecánico también hay cambios interesantes porque el Renault ZOE incorpora la nueva batería de iones de litio de 52 kWh con la que este pequeño coche eléctrico puede alcanzar los 390 km de autonomía según ciclo WLTP. De esta manera mantiene la tendencia al alza en cuanto a capacidad pasando de 22 kWh en 2015 a 41 kWh en 2017 ahora, dos años después, 52 kWh.

La batería Z.E. 50 tiene exactamente el mismo tamaño que la del modelo anterior, mejorando su capacidad con una mayor densidad y un peso de 326 kg, 25 kg más. Además del motor R110 de 80 kW (108 CV), se incorpora un nuevo motor R135 de 100 kw (135 CV) con 225 y 245 Nm de par motor respectivamente. Ambos motores prometen una autonomía de hasta 390 km según ciclo WLTP.

Con estas cifras estamos ante un coche eléctrico que sube su rango de acción casi 100 km, gracias en parte a la inclusión modo de conducción B que activa los frenos según soltamos el acelerador, pudiendo conducir con un solo pedal.

Ahora trae un puerto CCS Combo en vez de Menekes como la generación anterior

Otra de las grandes incorporaciones del ZOE es un puerto de carga que soporta corriente continua hasta 50 kW con la que se puede conseguir una recarga de 150 km en sólo 30 minutos. En un punto doméstico de 7 kW la carga completa es de 9 horas y 25 minutos, en un punto de 11 kW se pueden conseguir 125 km de autonomía en 2 horas y, como es lógico, la misma cantidad en la mitad de tiempo en un punto de 22 kW.

El motor R135 sólo puede ir asociado a la batería de 52 kWh, pero el R110 probablemente cuente con la opción de escoger entre la batería de 41 kWh y la nueva de 52 kWh. Los precios del nuevo Renault ZOE aún no han sido confirmados ni tampoco su comercialización, pero se espera que llegue a los concesionarios a principios de otoño.

CategoryArtículos, Renault
Tags
  1. 18/06/2019

    Precio?

    • 18/06/2019

      Aún la marca no se ha pronunciado sobre ello.

      • 19/06/2019

        Vamos a ir de 25 no bajará, con estos precios como se van a vender coches eléctricos

Escribe un comentario

Cuéntame que te ha parecido el artículo

A %d blogueros les gusta esto: