Audi siempre ha tratado con mucho mimo al más pequeño de la familia desde que apareció por primera vez en el año 2010. Lo han hecho introduciendo elementos de segmentos superiores que poco a poco irían implementando en el resto de la gama. Hoy os traigo mis sensaciones de la segunda generación del A1, el Audi A1 Sportback con el motor 25 TFSI.

Por dimensiones es un coche del segmento B, pero por tecnología, equipamiento y sensaciones de conducción, debería estar uno o incluso varios niveles por encima. Esta nueva generación no se parece en nada a su antecesor, ha crecido en dimensiones, tiene un nuevo diseño interior y exterior y ahora incorpora las nueva tecnologías de asistencias a la conducción.

Nueva generación, nuevo coche

Audi ha potenciar la deportividad gracias a su aspecto compacto, unos anchos pasos de vía y cortos voladizos.

¡Ojo! Como he dicho antes, este es un coche totalmente nuevo, no se trata solamente de una renovación estética, esto debe quedar bastante claro. Para empezar, Audi ha decidido abandonar la carrocería de tres puertas y comercializar únicamente la versión de cinco puertas. Esto se debe a que ahora, utiliza la misma plataforma que el Seat Ibiza o el Volkswagen Polo. De ahí que el modelo pase a denominarse Audi A1 Sportback únicamente.

Esta es la versión S-Line, y por tanto, tiene algunos aspectos más agresivos que en el resto de la gama, sobre todo en el frontal. Por ejemplo, hay tres tomas de aire, que son simuladas, una parrilla más baja, que fluye hasta los nuevos faros, que son de LED en opción, unas taloneras más marcadas y un spoiler trasero más grande.

Es más grande que su predecesor

Ha crecido casi seis centímetros en longitud, y ahora supera por poco los 4 metros de largo. La anchura y la altura son prácticamente las mismas medias que en la versión anterior. Esos seis centímetros de más se notan bastante, sobre todo en el tamaño del maletero y en el tamaño de las puertas. 

Tiene numerosas formas de personalización. Es posible combinar 10 colores de carrocería con diversos paquetes de estilo que personalizan el coche tanto por dentro como por fuera. El techo puede pedirse en tres colores: en el color de la carrocería, el Negro Mitos (el de esta unidad) o un Gris Manhattan. Además, en función de la versión, las llantas pueden ser de 15 a 18 pulgadas.

¿Dónde está el tubo de escape?

¿No se supone que esta es la versión más deportiva? Entonces… ¿Dónde está el tubo de escape? Muy fácil, este al ser el motor 25 TFSI, el más pequeño con tan solo 95 CV, tiene el tubo de escape por debajo del coche. Sin embargo, en la versión de 200 CV la salida del escape es doble

En la parte trasera, cambia la forma del portón, que ahora muestra una forma horizontal mucho más acentuada, que entra en las ópticas para dar una mayor sensación de anchura. 

Interior moderno

El MMI Touch es compatible con Apple CarPlay inalámbrico y con Android Auto. Esta es la pantalla de 10,1 pulgadas y se ve realmente bien. Es muy fácil poder ver con nitidez las indicaciones del navegador y la cámara de visión trasera.

Tal y como he mencionado antes, el interior es totalmente nuevo y en el encontramos dos grandes protagonistas, el Audi Virtual Cockpit la pantalla central de infoentretenimiento MMI Touch. La pantalla del MMI Touch puede manejarse mediante órdenes de voz o de forma táctil. Además, dispone de un sistema de tipo «touchpad» que permite escribir directamente con los dedos sobre la pantalla, la dirección del navegador y es más, funciona realmente bien. 

Este cuadro de instrumentos digital es opcional y es totalmente recomendable.

Por otro lado, el Audi Virtual Cockpit nos permite escoger entre diversos modos de visualización de la información, de forma que podemos ver básicamente los relojes de la velocidad y cuentarevoluciones o cambiar a la pantalla de navegación con los gráficos de Google. Todo ello se combina con información relativa al consumo, los sistemas de asistencia, la lectura de señales de tráfico, etc. 

Para seguir con la tecnología del Audi A1 Sportback, esta unidad equipa el paquete de iluminación opcionalque permite modificar la luz ambiental que envuelve el interior. Se puede elegir entre 30 colores diferentes y modificar la intensidad según nos apetezca.

El refinamiento al que Audi ha traído a este A1 es exquisito y por tanto, en su versión tope de gama encontramos un equipo de sonido Bang & Olufsen Premium Sound System (+880 €). Este sistema está especialmente adaptado a la acústica del A1, con sonido 3D, 11 altavoces y 560 vatios. Creeme cuando te digo que su sonido es impresionante.

El interior es mucho más grande

En este nuevo Audi A1 Sportback, el habitáculo es mucho más habitable. De primeras, la postura de conducción es excelente, hasta el punto de que una persona alta como yo, apoya bien los muslos en la banqueta, como si estuviese a los mandos de un compacto. De este modo, los amplios reglajes del asiento y del volante permiten acomodarnos y sentirnos a gusto rápidamente.

En las plazas traseras con el asiento regulado en mi posición de conducción (1,80 m) el espacio para las rodillas es más que correcto y la altura al techo también. Detrás caben perfectamente dos personas de talla alta, sin embargo si intentamos meter tres personas detrás, la anchura va a ser nuestro enemigo al igual que en el resto de su segmento. El que esté sentado en la plaza central, notará una sensación de estrechez y no viajará del todo cómodo porque en este coche el túnel de transmisión es un poco molesto.

Más capacidad de maletero

El piso del maletero tiene una bandeja, muy robusta, que puede colocarse en dos posiciones para adaptar el espacio de carga en función del tamaño de los bultos.

El maletero ofrece una capacidad de 335 litros65 más que el de la generación anterior, y gracias a sus formas, es muy aprovechable, lo suficiente para meter los bártulos de 4 personas para un viaje. Los respaldos de la segunda fila se abaten en una proporción de 60:40, mediante un sistema clásico muy sencillo: a base de una palanca en posición superior del respaldo. Una vez abatidos, amplían la capacidad del maletero hasta los 1.090 litros.

Solo motores de gasolina de tres o cuatro cilindros

Audi ha dotado a este A1 con potencias desde los 95 a los 200 CV. En esta ocasión Audi me ha cedido el motor más básico, el 25 TFSI con cambio manual de 5 relaciones, 1 litro de cilindrada, tres cilindros y 95 CV de potencia. A mi parecer, esta potencia es más que suficiente, incluso para salir de la ciudad con ciertas garantías. Pero no nos engañemos, está diseñado principalmente para moverse por la ciudad

Durante la semana que lo he tenido en mi poder, he circulado por todo tipo de vías, y cierto es que en la ciudad es donde mejor va. Apenas vibra a bajo régimen, y la patada entra a las 2.000 rpm, así que en ningún momento vas a notar falta de potencia cuando circulas por la ciudad o por sus circunvalaciones. Gracias a sus dimensiones, encontrar sitio en la gran ciudad no va a ser un problema y además, gira con mucha facilidad.

Cierto es que en determinados momentos se echa en falta una sexta marcha para bajar consumos, sobre todo llaneando a partir de los 100 km/h, pero aún así, los 6 l/100 km de media que conseguí circulando por la ciudad y por sus alrededores no están nada mal.

Muy divertido de conducir

No es justo decir que este vehículo es un Ibiza o un Polo caro, porque el trabajo que hay en el chasis es de primer nivel.

Cuando lo sacas a carretera y autovías, la cosa cambia radicalmente, el Audi A1 Sportback se muestra muy firme, sin ningún tipo de balanceo. Esto se ve incrementado si le ponemos el kit de suspensión deportiva con amortiguadores adaptativos. 

Esto hace que el coche vaya perfectamente aplomado a velocidades de crucero y apoye en curvas como si de un buen deportivo se tratara. Es más, gracias al bajo peso de la mecánica, el eje delantero se muestra muy ágil y permite hacer cambios de trayectoria en un santiamén. Esta habilidad te permite entrar algo más rápido en las curvas de lo que entrarías con otro vehículo., casi como si fueras a ritmo de PlayStation, lo que te anima más y más a querer coger el coche y dar gas a fondo durante un buen rato.

Las pinzas de freno en rojo y las suspensión deportiva son un extra.

Este motor responde en todo momento con bastante contundencia ya que siempre gira por encima de las 2.500 rpm con lo que siempre tenemos disponible una gran parte del par. Al ser un tres cilindros de un litro de cilindrada, cuando quieres reducir, por ejemplo, bajando un puerto, te ves obligado a mantener presionado levemente el freno para poder frenar tanto como si de un cuatro cilindros se tratara.

Eso sí, bravo por los ingenieros de Audi, que han diseñado el Audi A1 Sportback, porque subiendo y más si es en un puerto de montaña, no hay quien lo gane, sobre todo en tercera y en cuarta velocidad y si a eso le añades que la dirección es bastante precisa, la combinación resultante es impresionante, prácticamente es un deportivo en miniatura.

En autovía y secundarias a velocidades legales y con el control de crucero la mayor parte del tiempo, me di cuenta de que con este motor no hace falta reducir en ningún momento para hacer un adelantamiento a altas velocidades por su elevado régimen de giro, y además, el consumo no superó en ningún momento los 6,5 l/100 km.

Cuando lo devolví tras recorrer unos 800 km, el consumo medio se estableció en 5,8 l/100 km. Cifra que no está nada pero que nada mal. He de reconocer que llegado el día de devolverlo, me daba mucha pena tener que hacerlo por lo bien que me lo he pasado conduciendo este Audi A1 Sportback 😂.

Varios tipos de cambio

Este motor de sólo 1.000 centímetros cúbicos me ha parecido suficientemente potente, tiene un funcionamiento agradable, elástico y con buen par abajo y encima no es nada ruidoso en el interior, pero por fuera y a alto régimen su sonido es de un auténtico deportivo. Personalmente no creo que haga falta irse a uno de mayor potencia si no se va a viajar constantemente. Los 95 CV son suficientes para el día a día. 

Para el motor 25 TFSI sólo está disponible el cambio manual de 5 relaciones. Para el 30 (116 CV) TFSI está disponible el cambio S Tronic de 7 relaciones y un cambio manual de 6 relaciones. Y a partir de este, el 35 (150 CV) y 40 (200 CV) TFSI sólamente está disponible con el S Tronic de 7 relaciones. A expensas de conducir alguna unidad con el S Tronic, el cambio manual de este coche me ha parecido junto con el de Mazda uno de los mejores, tanto por su tacto como por su precisión.

No es caro, pero tiene muchos extras

Una de las razones de que Audi me cediera este coche era para que probara el coche de acceso a la gama, y este lo es sí, pero con muchos extras. Este A1 Sportback con el motor 25 TFSI y sin ningún extra cuesta 21.200 € y a partir de ahí empieza a sumar extras. 

Para conseguir estos precios, Audi ha aplicado una solución muy atractiva, crear paquetes de equipamiento opcional para de esta manera reducir el precio final. Es por ello, que incluso la cámara de marcha atrás es un extra (400 €) y que es en los extras donde te vas a dejar la pasta.

Empiezo a sumar: paquete Tech (control de crucero, Virtual Cockpit, climatizador automático bizona, volante deportivo de cuero de 3 radios multifunción plus y MMI Plus de 10,1″) 1.395 €, paquete comfort (apoyabrazos delantero, climatizador automático, y elementos interiores en cuero sintético) 600 €pintura blanco glaciar 685 €, Llantas de aleación ligera Audi Sport de 18″ (con diseño rotor de 7 radios en negro antracita brillante) 1.410 €Faros LED (con grupos ópticos traseros LED) 1.150 €Lavafaros y asistente de luz de carretera 460 €, y demás extras.

En total nos quedamos con un precio de esta unidad sin descuentos de: 34.275 € (23.910 € de tarifa y 10.365 € en extras). Es cierto, puede que aun así te parezca un vehículo caro, pero las cifras de ventas en España, indican que el A1 Sportback 2019 fue el segundo modelo más adquirido de la marca en ese periodo, tan solo por detrás del A3. Con estos datos, muchos críticos tendrán que guardar silencio… Pulsa aquí para ver la lista de extras al completo.

Así que, si buscas un coche premium del segmento B, con unas prestaciones dinámicas bastante buenas, que venga equipado hasta los topes, que tenga espacio interior para albergar a cuatro personas altas, y que encima sea bonito, tal vez esta sea una opción a tener en cuenta.

9
Diseño
8
Motor
9
Comportamiento
9
Interior
8
Equipamiento
8
Consumo

Destacable

  • Estética de deportivo
  • Relación calidad/precio
  • Espacio en el habitáculo
  • Confort de marcha
  • Comportmaiento del chasis

Mejorable

  • Precio de las opciones
  • Cámara de marcha atrás no de serie
CategoryAudi, Pruebas
Tags
  1. 24/06/2020

    Lo único que no me gusta es que el precio se ve bastante incrementado por los extras, por lo demás, es precioso 😍

  2. 23/06/2020

    Fantástico reportaje, pero escogería un motor más grande.

  3. 23/06/2020

    Me estan dando ganas de cogerlo y merterlo en pista

  4. 23/06/2020

    Coche con mucho estilo, buen motor y potencia pero de coste un poco elevado para mi gusto. Por lo demás de 10

  5. 23/06/2020

    Increíble coche y sus funciones me encantan, pero para mí es muy caro 😩.

  6. 23/06/2020

    Me ha parecido un coche muy bonito y cómodo a la vez de tener una gran potencia y sonido, es muy práctico y por ese precio vale la pena.

Escribe un comentario

Cuéntame que te ha parecido el artículo

A %d blogueros les gusta esto: