fbpx

En la actualidad, vemos cada vez más SUV (Sport Utility Vehicle) por las carreteras y esto se debe a que la gente ha preferido sacrificar espacio por ir en una posición más alta. Pero aún hay personas que siguen añorando y comprando los monovolumenes. Por ellos, y por ese segmento ya algo olvidado, os traigo una prueba del BMW Serie 2 Active Tourer

Hay SUV que intentan parecer monovolúmenes, pero no hay nada como un auténtico monovolumen, para darse cuenta de que realmente los SUV no tienen nada que hacer contra los monovolúmenes en lo referente al espacio.

BMW es una marca alemana, fabricante de coupés y cabrios, apasionada de la tracción trasera y la velocidad. Sin embargo, BMW ha puesto en el mercado un monovolumen con tracción delantera. ¿Cómo?

Si, así es, no es un sueño, la marca que todos pensaban que era incorruptible en sus valores, ha lanzado al mercado un vehículo que prima el confort sobre cualquier otra premisa.

No es cualquier coche, es un BMW

BMW asegura que sus clientes demandaban un coche así.

Hablar de BMW significa, que es un vehículo premium y como tal va su estética, su equipamiento y su precio. Pero claro… no basta con parecer un BMW, hay que serlo.

Tengo que admitir que el Serie 2 Active Tourer sí parece ser un BMW. Sus diseñadores se han ganado un aplauso por haber conseguido que un coche con este tipo de carrocería pueda ser inmediatamente reconocido como un coche de la casa alemana. Es más, visto desde ciertos ángulos aparenta ser más un compacto que un monovolumen. Mide 4,34 metros de largo por 1,80 m de ancho y 1,55 de alto.

Es muy fácil ver por el espejo, que el coche que llevas detrás es un BMW.

El frontal es muy característico, con esos riñones, los nervios del capó y los faros alargados. Estas características hacen que los de BMW hayan conseguido que su coche se reconozca a cualquier distancia.

En esta unidad, con el acabado Sport, vienen de serie los faros Full Led adaptativos. Además, los antinieblas delanteros también son de Led, y aunque estos sean algo pequeños y se encuentren algo elevados, he de reconocer que proyectan un haz de luz bastante contundente.

Mucho espacio entre filas

En parte, una de las opciones por comprar un monovolumen es principalmente el espacio entre filas y la facilidad de acceso, y en BMW han pensado en ello. No se han lanzado a la piscina sin saber nadar. Todo lo contrario, el espacio entre filas es bastante generoso y el ángulo de apertura de las puertas es más que suficiente para salir y entrar del coche sin problemas.

En BMW han pensado en la personalización de sus modelos, y eso se nota, podemos personalizar el BMW Serie 2 Active Tourer con una gran cantidad de colores, molduras, y una gran variedad de llantas. 

En este caso, las elegidas para la unidad de pruebas tienen un diseño atractivo y son relativamente fáciles de limpiar, pero calzan neumáticos 225/45 R18, lo que incrementará el coste de sustitución de los neumáticos.

Visto desde el lateral, el BMW Serie 2 Active Tourer cuenta con varias superficies cóncavas y convexas que se extienden por el lateral. La más importante es la que se encuentra a la altura de los ergonómicos tiradores de las puertas y que se extiende hasta la zaga del vehículo. Esta unidad contaba con un sistema de apertura y cierre sin llave con lo que bastaba acercarse al vehículo y agarrar el tirador para que el vehículo se abriese.

La parte de atrás tiene un corte deportivo

Como ya he mencionado antes BMW es una marca apasionada de la velocidad y de la tracción trasera, y BMW ha querido plasmar esto en el Serie 2 Active Tourer. La pregunta es… ¿Cómo lo ha hecho?.

Muy fácil, si os fijáis en la fotografía de arriba, no se ve el limpialuneta trasero. Eso es porque está oculto en el spoiler trasero, lo que da una imagen más limpia y más deportiva.

No solo queda bien estéticamente, si no que queda protegida de los “graciosos” que se dedican a levantar las escobillas, además de estar más protegida de la radiación solar, lo que alarga la duración del filo de goma.

Hay un elemento muy llamativo, que consigue aumentar ese toque de deportividad y es que tenemos dos salidas de escape en lugar de una. Eso sí, solo en los motores de cuatro cilindros, además de un difusor interior con un aspecto más deportivo.

Tiene un interior amplio, práctico y cuidado

Esta unidad cuenta con los asientos Sport.

En la introducción os he mencionado, que no basta con parecer un BMW, hay que serlo, y una vez entras en el interior, te das cuenta de que es un BMW, sobre todo por el buen ajuste y calidad de los materiales, que en ningún momento producen crujidos.

Según te sientas en el puesto del conductor, te das cuenta de que no se ve donde termina el morro. Pero eso sí, yo que soy una persona que por mi trabajo cambio de coche cada semana, con este no me ha costado acostumbrarme a no ver el morro.

Para mi gusto, hay mucho negro piano, lo que hará que el interior se ensucie con mayor facilidad.

La postura de conducción es más alta que en una berlina, pero un pelín más baja que en un SUV. Contamos con unos asientos que recogen a la perfección, la columna de dirección es regulable en altura y profundidad, y por último y no por ello menos importante un Head-Up-Display que con unos gráficos grandes y precisos, que hacen que no tengamos que desviar la vista de la carretera.

El salpicadero está presidido por la gran pantalla del sistema de Infoentretenimiento, de 8,8 pulgadas, orientada ligeramente hacia el conductor para que los diversos mandos y controles se sitúen al alcance de nuestra mano. Esta cuenta con Apple CarPlay inalámbrico, es decir, no hace falta conectar el móvil por cable, con el bluetooth es más que suficiente.  

Esta mayor altura implica también una mejoría en la visibilidad de todo aquello que nos rodea pero, en este caso, el “grueso” pilar A (pese a contar con un pequeño cristal) la entorpece notablemente, por ejemplo, al incorporarnos en las siempre conflictivas glorietas.

El tacómetro es una mezcla entre analógico y digital

El tacómetro está compuesto por dos relojes y una gran pantalla abajo a la derecha, que nos proporciona la diversa información del ordenador de abordo. Si os fijáis bien en la foto, la parte de abajo del reloj de la derecha, también forma parte de la pantalla.

Un 5 plazas de verdad

El interior está lleno de huecos donde dejar objetos

Llegó la hora de analizar las plazas traseras del BMW Serie 2 Active Tourer. Si hay algo a destacar de la segunda fila de asientos, es la distancia con los asientos delanteros. La banqueta es regulable en longitud, lo que nos permitirá aumentar la capacidad del maletero. 

Es una pena que los respaldos sean independientes pero no las banquetas, que se dividen en 60/40. Hay una gran ventaja, y es que la plaza trasera central se puede desplazar para delante independientemente del resto, lo que nos permitirá una mejora de la anchura, en el caso de que viajaran tres adultos detrás.

Probé a viajar viajar 5 personas en el vehículo durante 100 km y la verdad, que ninguno acabó fatigado y no tuvieron problema alguno en lo referente a espacio, lo que me hizo concluir que es un coche en el que pueden viajar 5 adultos sin problemas.

Un maletero aprovechable

Uno de los aspectos más importantes para un monovolumen, es el maletero, un lugar donde deberemos llevar los bultos de toda la familia. Este maletero tiene unas formas regulares y un acceso cómodo gracias a su amplio portón. Además, es de apertura eléctrica

El maletero tiene una capacidad de 468 litros, de los cuales 70 se quedan en una posición poco útil bajo el doble fondo. Lo bueno también es que desde los dos mandos situados a los lados del maletero se pueden plegar los respaldos de la segunda fila de asientos, disponiendo así de hasta 1.510 litros para cuando la carga nos supera.

Tiene un motor con capacidad de reacción

En el caso de esta unidad, monta el motor 218d con 150 CV de potencia. Es un motor de cuatro cilindros turbo diésel, que se monta en los Mini Countryman, Cooper S diésel y en los BMW X1 y X2, modelos que comparten plataforma con el Serie 2 Active Tourer.

El motor ofrece 330 Nm de par, que están disponibles en una banda de revoluciones amplia desde las 1.750 hasta las 2.500 rpm, de forma que sirven para mover con soltura los 1.555 kilos que pesa. No, no es un peso pluma, pero lo disimula bien.

Su respuesta es agradable, con unas buenas aceleraciones y recuperaciones a la hora de realizar adelantamientos o incorporarnos a vías rápidas. Además, gracias al buen trabajo llevado a cabo en la insonorización, dentro apenas lo oiremos.

Esta unidad, equipa el nuevo cambio automático con convertidor de par bloqueable de 8 marchas. Este nuevo cambio, ofrece una extraordinaria suavidad de funcionamiento, además, es una transmisión rápida de reacciones, con un modo autoadaptativo que amolda la respuesta del cambio a nuestra forma de conducir de una manera bastante eficaz.

¿Qué hace el bloqueo del convertidor? Es el encargado de hacer desaparecer las pérdidas por resbalamiento, y en este caso, las hace desaparecer, una vez se alcanzan las 2.000 rpm. En definitiva, un cambio, que ya quisieran tener otras marcas.

Tiene un comportamiento bipolar

¿Por qué digo que es bipolar? Muy sencillo, puede ser un coche tranquilo y familiar o un deportivo. Conducir un BMW Serie 2 Active Tourer es una experiencia distinta, y más en este color, lo digo porque en esta semana que he tenido el coche, no ha habido ningún papá o mamá que no se girara a ver el coche, ya sea circulando o parado en cualquier semáforo. 

Este motor destaca por su suavidad de marcha (de ahí decir que es un coche tranquilo y familiar). Una vez que has pasado las vueltas iniciales, donde el ronroneo del diésel se hace notar, todo baja a un nivel de intensidad ínfimo (casi imperceptible). Se podría decir que uno de los mandamientos de este coche es el silencio y la suavidad de la marcha.

A pesar de ser un monovolumen, es un BMW y como todo BMW, cuenta con tres modos de conducción muy marcados, que sí se perciben diferentes entre ellos. El modo en el que arranca de forma predefinida es el Confort, que como su propio nombre dice premia la comodidad de los ocupantes, y es posiblemente el más equilibrado de todos.

Los modos de conducción se activan accionando la palanca de delante del cambio hacia abajo o hacia arriba. Arriba: Sport, en medio: Comfort y abajo: Eco Pro

Luego tenemos el modo Eco Pro, en este modo, se añade un indicador de eficiencia, de los kilómetros extras que podemos recorrer a medida que la conducción sea más eficiente. Además, cambia su comportamiento, de repente pasa a ser muy suave, e incluso en algunas ocasiones aletargado, a favor de la eficiencia.

En este modo, no esperes la mejor de las respuestas, este modo está pensado más bien para esos trayectos donde no hay prisa ni necesidad de obtener unas excelentes prestaciones.

Ahora, aquí viene la razón de decir que es bipolar. Cuando conectamos el modo Sportel coche cambia radicalmente, la dirección rápidamente se vuelve más dura y directa, y la respuesta del acelerador más inmediata. 

En el modo Sport, me hizo creer que en vez de un monovolumen estaba conduciendo un deportivo compacto. En las curvas de carreteras reviradas, el morro entraba por donde le marcabas, y solo cuando vas a un régimen muy alto, puedes llegar a notar un leve balanceo de la carrocería. 

Un amigo, me dijo algo que me hizo pensar: «En el modo Sport, el conductor puede disfrutar de las carreteras y el resto de los pasajeros, apenas se enteran». Esto demuestra que un monovolumen puede ser muy divertido, y más si es de BMW. Creedme cuando os digo, que lo pasé muy bien subiendo determinados puertos de montaña.

Precio algo elevado

El cargador inalámbrico, se encuentra dentro del reposabrazos central, y debajo de él, tenemos un hueco enorme donde dejar objetos.

Esta unidad es el acabado Sport, que añade algunos elementos a su dotación de serie que le hace tener un aspecto más deportivo y juvenil.

Aunque en BMW con el equipamiento de serie suele ser suficiente, hay una enorme lista de paquetes que encarecen bastante el coche. Aquí no hay opción de escoger solo una cosa, todo es por paquetes. podemos personalizar el coche para ponerlo a nuestro gusto, pero a base de hinchar la factura final. Pulsa aquí para ver el precio de la unidad probada con todos sus extras y su precio base.

Las asistencias a la conducción están muy limitadas

En lo referente a ayudas de conducción, este BMW Serie 2 Active Tourer, traía el control de crucero adaptativo, asistente de atascos, alerta de cambio involuntario de carril y sistema de frenada de emergencia. En definitiva, un equipamiento en lo referente a asistencias a la conducción algo pobre en comparación con otras marcas y más en este rango de precios.

Además, trae el asistente de aparcamiento automático, climatizador bizona, navegador, un buen equipo de sonido (Harman Kardon), compatibilidad con la mayoría de smartphones… no hay queja en cuanto al equipamiento, que puedes ver en detalle en la ficha que he adjuntado más arriba con el precio base y los extras.

Consume poco

Con 51 litros de capacidad, es fácil recorrer 800 km sin tener que parar a repostar con este BMW gracias a unos consumos que se mueven en el entorno de los 6,4 l/100 km a los máximos legales en autopista en modo comfort, una cifra que no está nada mal, aunque los consumos reales sean claramente superiores a los declarados oficialmente.

En ciudad, donde BMW registra un consumo de 5,2 l/100 km, el gasto real ha sido de 6,5 l/100 km durante la semana de prueba.

Los faros son Full Led adaptativos. Estos van iluminando la calzada de forma automática, en condiciones de baja visibilidad, sin deslumbrar al resto de conductores.

En carretera, para conseguir los 4,1 l/100 km declarados por BMW hay que hilar muy fino, no tener nada de tráfico y una superficie completamente plana. Lo normal en carretera, sacando partido del modo Eco Pro es que nos movamos en el entorno de los 5 l/100 km.

Estos valores están muy por debajo de la media del segmento de monovolúmenes de 5 plazas en este rango de potencias y con cambio automático. En definitiva, es un BMW y eso se tiene que notar, incluso en su consumo, aunque este es bajo.

8
Diseño
8
Motor
8
Comportamiento
7
Interior
7
Equipamiento
9
Consumo

Destacable

  • Autonomía
  • Sistema multimedia
  • Diseño atractivo, deportivo y juvenil
  • Espacio de carga
  • Numerosos huecos donde dejar objetos

Mejorable

  • Precio algo excesivo
  • Extras por paquetes
  • Tacómetro 100% digital
CategoryBMW, Pruebas
Tags
  1. 14/08/2019

    Buen familiar.

Escribe un comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: