Esta nueva generación del Nissan Micra recibe importantes cambios estéticos en el interior y en el exterior además de mecánicos. Este utilitario de Nissan se lanzó al mercado en 1982, aunque, en España no se popularizó hasta diez años más tarde con la segunda generación. La presente, es la quinta generación y ahora recibe esta actualización (julio 2018) que llega acompañada de nuevos precios y equipamiento tecnológico, la cual, detallaremos más adelante en cada apartado. La unidad que probamos fue la anterior al restyling.

Diseño: Urbano con un toque deportivo

Este diseño rompe con los modelos anteriores y deja atrás el concepto del Micra como un modelo «femenino» a medio camino de un coche del segmento A y del segmento B. Este nuevo Nissan Micra viene para quedarse y posicionarse en el centro de este segmento B cada vez más disputado con un aspecto, que todo hay que decirlo, luce más en persona que en una fotografía.

Lo primero que pensé cuando lo ví fue «que bonito, que bien le sienta ese negro» y es que las líneas marcadas alrededor del coche, tienen su origen en la parrilla V-motion, la V que forma el plástico metalizado debajo del logotipo de la marca lo que le da un toque de personalidad, además, de un parentesco con el resto de la gama de Nissan. Esto hace que las dos grandes líneas que salen de la parrilla presidan el capó, sobrevolando los pasos de rueda y delimitando la cintura para terminar uniéndose con una caída de techo parecida a la del Renault Clio.

Los puntos de parecido estético con el Renault Clio son muy evidentes, pero en el fondo solo comparten algunos elementos de la cadena de montaje. La plataforma es propia de Nissan: la misma que utilizaba el Micra anterior.

Las medidas de esta nueva generación también han aumentado, ahora mide 3,9 m de largo, 174 mm más,  2,52 m de distancia entre ejes, 75 mm más, 1,74 m de ancho, 78 mm más, sin embargo, en la altura ha disminuido 55 mm y pasa a tener 1,45 m de alto. 

La apertura de las puertas traseras es algo que puede pasar a ser un engorro si se tienen niños pequeños, yo le pregunte a un niño de 7 años, ¿dónde esta el tirador para abrir la puerta de atrás? a lo que el me responde «no lo sé, no la encuentro». Esto me hizo pensar que los niños y los no tan niños, van a tener difícil abrir estas puertas, al menos hasta que se acostumbren, debido a que tenemos que meter la mano totalmente perpendicular al tirador y tirar hacia fuera del mismo, cosa que un niño no podría hacer porque meten la mano desde abajo. 

En esta nueva generación, el frontal, visto desde el lateral, ofrece una estética deportiva. Con este cambio de imagen tan profundo, el subcompacto consigue eliminar ese acercamiento hacia el segmento A que mostraban los anteriores micras e incluso la última generación del Nissan Pulsar.

Con ello se dice adiós a las líneas curvas, y un hola a las rectas y a la horizontalidad que dan carácter a este nuevo Nissan Micra.

Al ser esta, una unidad anterior al restyling, podemos encontrar unas diferencias estéticas, en lo referente al equipamiento en la versión 2018, como por ejemplo, los faros delanteros junto con los antinieblas pasan a ser de tipo Full LED.

Interior: Más sofisticado y fresco que la media del segmento

Cuando recogí el coche de prensa, se subió mi madre conmigo y me dijo «que bajo es este coche». Ella está acostumbrada a ir en coches altos tipo monovolumen y todoterrenos, pero al cabo de unos 40 minutos aproximadamente me dijo, «se va muy bien en este coche, aunque sea bajo», lo increíble es que se veía el capo desde el puesto del conductor. Algo poco convencional en este tipo de coches.

Al sentarse en el puesto del conductor, nos encontramos con un entorno agradable, que eleva el concepto del segmento B. No esperes grandes mullidos en el salpicadero, pero sí una cosa bien hecha , sin olvidar de que estamos en un subcompacto. ¿Qué destacamos? Una gran facilidad para encontrar la posición de conducción adecuada, con una cantidad de reglajes en el asiento y en el volante poco habitual en un coche del segmento B. Además de una gran presencia de elementos de infoentretenimiento y buenos materiales.

Daría cualquier cosa por haber visto a los trabajadores de Nissan el día que probaron la altura libre al techo del Micra. Nos cuenta el equipo de Comunicación del fabricante que en el equipo de desarrollo tienen a un tipo que mide como 2,03 metros y el hombre puede sentarse al volante tan ricamente. Y que tienen también a una empleada que mide 1,52 metros y en el Micra se siente tan feliz. 

Aunque es un coche de 1,74 metros de ancho, os podemos confirmar varios aspectos: la fila delantera es muy cómoda y útil, del primero al último de los detalles, que con el asiento del conductor regulado para el tipo de 2,03 metros queda detrás un espacio demasiado justo para una persona de más de 1,70 metros.

En cambio, la fila trasera de asientos presenta algunos problemas que merecen una revisión por parte del equipo de Nissan.

En este apartado, el acceso a las plazas traseras es muy pequeño en altura por la caída del techo que deja poco espacio para el pasajero de las plazas traseras. En pocas palabras, una persona de más de 1,70 metros, se da un coscorrón con toda seguridad. Con esta misma altura, estando sentado vas rozando los laterales del techo y de alguna manera los pasajeros traseros sentirán el techo sobre sus cabezas.

Hay que tener en cuenta, si el coche lo va a usar un joven que lleve a sus amigos, convendrá que seleccione a sus amistades por altura. Y si es para llevar niños detrás, conviene tener en cuenta que los elevalunas traseros (con su oportuno botón de bloqueo) no se contemplan ni como opción, sin embargo, tras el restyling se soluciona y pasan a ser ventanillas eléctricas como las delanteras. También hay que tener en cuenta que la apertura de la puerta por fuera no es demasiado amigable para las personas bajitas, y que el espacio dedicado como portaobjetos en el interior de las puertas traseras es… Ah, no, que no hay.

En cuanto al interés por elevar el nivel del este Nissan Micra, cabe hablar de dos incorporaciones que son un incentivo más para considerar el subcompacto: el adjetivo impresionante es quedarse corto para el sistema de sonido Bose Personal, con seis altavoces y una gestión que no se mide en palabras, y la cámara de visión 360º que todo lo ve.

Bose Personal es un sistema único en el segmento, optimizado para un subcompacto como el Nissan Micra, y que cuando se prueba en carretera te sorprende por su singularidad. Explicar el resultado es complicado, pero el cambio de panorama que adquieren las diferentes frecuencias del sonido, sumado a los altavoces que comprende el sistema, con dos altavoces en el reposacabezas del conductor, permite una inmersión sonora inaudita hasta ahora. Decir que es envolvente simplemente es quedarse corto.

Cuando iba en el coche con mi padre, el no conseguía entender porqué me gustaba tanto llevar la música (un poco alta) y es que no escuchas ni lo que te dicen el resto de los pasajeros, simplemente te centras en disfrutar de la conducción, escuchando tus canciones favoritas con un sonido espectacular. 

El maletero alcanza una capacidad de carga de 300 litros, independientemente de si llevamos rueda de repuesto de emergencia o kit antipinchazos. En este caso el Nissan Micra que nos han cedido, montaba una rueda de respuesta de tipo galleta, es decir, si pinchas, que nos pasó, no puedes recorrer más de 80 km/h a 90 km/h dependiendo de las recomendaciones del fabricante. 

Finalmente, cabe que destacar que el Nissan Micra incorpora, también en el nivel tope de gama Tekna, la cámara de visión 360º que hemos de reconocer que nos salva de muchas a la hora de aparcar, sobre todo con bolardos, columnas u otros objetos que puedan dañar nuestro coche a la hora de aparcar, como un coche mal aparcado.

Motor: Vivo y ágil

El motor de gasolina 0.9 de 90 CV es la opción más equilibrada, sin embargo, el diesel consigue consumos de hasta 2,5 l/100 km menos.

La oferta de propulsores está compuesta por dos mecánicas gasolina de 1 litro atmosférica y 0.9 litros turboalimentada y un único motor diésel 1.5 dCi

En el caso de las dos últimas motorizaciones hablamos de las mecánicas de origen Renault. Entre los motores gasolina nos encontramos con un modesto motor de tres cilindros y aspiración atmosférica que rinde 73 CV y una segunda opción también tricilíndrica y turboalimentada de 90 CV. En el caso del diésel, la potencia máxima es de 90 CV y es la mecánica con menor consumo en la gama Micra. La transmisión es sobre las ruedas delanteras mediante una caja de cambios manual de 5 velocidades y en los 3 propulsores es de serie el sistema de parada y arranque automático Start/Stop. Actualmente, este Nissan Micra no dispone de caja de cambios automática en ninguno de sus acabados.

Pero vamos al meollo del asunto, el motor que nos han dejado era el diesel, y la verdad que nos sorprendió con mucho agrado, es un motor con una gran patada desde las 1.200 rpm hasta las 3.000 vueltas, pero ¿va bien en carretera?, si, es un motor que a 120 km/h en autopista va solo a 2.000 rpm en la quinta marcha, y no es nada ruidoso. Me quito el sombrero ante los ingenieros de Renault que diseñaron este motor.

Comportamiento: Apto para todo tipo de usos

A los mandos de este subcompacto, percibimos un coche vivo en cuanto a respuesta y ágil en dirección y con un tarado de suspensión equilibrado. Además, su paso por curva es firme y facilita bastante la maniobra, teniendo en cuenta que tiene un tacto bastante artificial sobre la dirección.

A su buen funcionamiento se suma la precisión de la respuesta y la razonable eficacia del sistema de frenado, que monta discos delante y tambores detrás, además de las mejoras realizadas en el sistema de suspensión, que cuenta con MacPherson delante y barra estabilizadora en la trasera.

Sin embargo, el objetivo del Micra sigue siendo convencer a aquellos clientes que buscan un coche polivalente para el uso mayoritario en ciudad.

¿Es un coche con aplomo y que da seguridad en carretera? Si, es un coche que a pesar de lo poco que mide apenas se mueve en carretera y transmite una sensación de confort de marcha que cualquiera se puede quedar dormido, menos el piloto con el equipo de sonido Bose Personal. 

Equipamiento: Superior al segmento 

Si en diseño y en motorizaciones el Micra ofrece argumentos interesantes, en equipamiento es donde el pequeño de Nissan mejor demuestra su intención de marcar diferencias con la competencia. Disponible en cinco niveles de acabado: Visia+ (9.900 €), Acenta, N-Connecta y Tekna (16.500 €).

Es un coche que viene muy bien equipado de serie, en su acabado más básico como el Visia+ con extras como el sistema de frenada de emergencia, el detector de fatiga o las funciones del Nissan Chasis Control para mejorar el comportamiento del vehículo. Si no te quieres gastar mucho dinero en un coche este Nissan Micra con este acabado es el ideal para ti. 

Hemos de reconocer que el sistema de frenada de emergencia de la marca japonesa funciona muy bien, y nos ha salvado más de una en un para y arranca en la incorporación a una glorieta. 

Conforme subimos de acabado, el Nissan Micra descubre novedades importantes como el control de crucero, detector de vehículo en el ángulo muerto, cámaras con visión 360º, alerta de tráfico cruzado en la zona trasera, reconocimiento de señales, detección de peatones, sistema de sonido Bose Personal con 6 altavoces o la interfaz NissanConnect que integra un sistema multimedia con pantalla táctil de 7 pulgadas y compatibilidad con Apple Car Play, este únicamente disponible en la generación posterior al restyling. La compatibilidad con Android Auto no es posible en el momento del lanzamiento, pero sí que Nissan ha dejado la puerta abierta para una futura actualización de la interfaz.

Consumo: Económico y ajustado

La unidad que hemos probado es la Tekna con el motor diesel 1.5 de 90 CV con caja de cambios manual de 5 marchas y la verdad es que nos ha sorprendido gratamente el consumo, en ciudad no pasaba de 6 l/100 km en pleno atasco, y en ciudad unos 5,5 l/100 km, en carretera la cosa cambia bastante pero a mejor, a velocidad legal el consumo rondaba los 4,5 l/100 km y entre carretera y ciudad 5,2 l/100 km. Consumos que son verdaderamente una gozada para la cartera teniendo en cuenta el precio actual del combustible. 

Este vehículo cuenta con la etiqueta de la DGT C, la cual en Madrid, nos permite obtener un 10% de descuento a la hora de aparcar dentro del área metropolitana.

En definitiva, es un vehículo que tiene un gran confort de marcha, está a la última tecnológicamente hablando y tiene un diseño actual y agresivo y con un consumo sorprendentemente bajo.

9
Diseño
7
Motor
8
Comportamiento
8
Interior
8
Equipamiento
8
Consumo

Destacable

  • Renovación completa y positiva
  •  Nivel de personalización
  •  Completo equipamiento

Mejorable

  •  Altura libre al techo en las plazas traseras
  •  Reducida gama de motores
  •  Navegación mejorable
CategoryPruebas, Nissan
Tags
Escribe un comentario

Cuéntame que te ha parecido el artículo

A %d blogueros les gusta esto: