Este modelo fue lanzado al mercado en 2007, tras un cambio en la industria del automóvil, la creación de los SUV. Hace 10 años Nissan decidió apostar por este segmento y ser el más rápido en lanzar al mercado el primer SUV.

Esta estrategia les ha valido para ganar una ventaja muy importante en ventas, sin embargo, hay mucha competencia y por este motivo la marca japonesa se esfuerza en mantenerlo siempre actualizado.

El año pasado, se lanzó la segunda generación del Nissan Qashqai, más conocida como el Nissan Qashqai 2017.

Más que una actualización estamos ante un lavado de imagen que solo introduce detalles nuevos que nos dan la sensación de encontrarnos ante un coche mucho nuevo. (Cosas del diseño).

Hoy os traemos el restyling de la segunda generación, el Nissan Qashqai 2018 tanto con el motor diesel de (130 CV) automático de 7 relaciones, como el motor gasolina de (115 CV) automático de 7 relaciones.

Diseño: Un coche renovado, con toque deportivo

Cuando lo recogí, pensé «Es un coche totalmente nuevo» y es que el diseño es el apartado que más cambios ha sufrido, presenta un aspecto más actual y concorde con las exigencias del mercado, a lo que Nissan denomina “Dinamismo Premium”

En la parte delantera nos encontramos con un nuevo parachoques frontal en el cual se incorporan unas tomas de aire más grande para aumentar la refrigeración del motor. Presenta la característica parrilla en forma de V “V-Motion”, envolviendo de esta manera el logo de Nissan lo que le hace parecer más ancho de lo que en realidad es y de esta forma aumenta su presencia en la carretera. Además, el capó se ha rediseñado con unos nervios más grandes para dar un toque más agresivo.

En la parte inferior del paragolpes encontramos unos embellecedores horizontales nuevos, los cuales pueden ser de color negro en los modelos Visia y Acenta y de color plata en los acabados N-Conecta, Tekna y Tekna+, que según la opinión de los niños, es más bonito en cromado.

Ahora los faros antiniebla tienen una posición más baja y pasan a ser rectangulares en vez de redondos como en la generación pre-restyling, la verdad es que nos gustan más los antinieblas rectangulares, pero para gustos colores.. En el contorno cromado de la parrilla delantera, justo encima de la matrícula, se aloja la cámara delantera encargada de generar parte de la imagen de la cámara de visión 360º. Es una facilidad muy grande a la hora de aparcar, una vez que te acostumbras a ella, ya no puedes volver a aparcar sin usarla. 

A ambos lados de la famosa parrilla en forma “V-Motion” encontramos el nuevo diseño de faros delanteros, los cuales adquieren una forma más alargada y elegante que le dotan de una mirada más agresiva. En el acabado Tekna + son de serie los faros con tecnología Full LED. En esta configuración LED, las luces diurnas nos recuerdan al estilo de un boomerang.

Estos faros Full led son una auténtica maravilla, he viajado con este coche por la noche y os puedo asegurar que parecía de día, además junto con el asistente de luces largas automáticas que las enciende y las apaga en función de si viene un coche de frente y si hay poca luz, la sensación transmitida era aún mayor. Era una sensación de seguridad total al poder ver todo aquello que ocurría en la carretera. 

Junto con este grupo óptico viene el sistema de iluminación frontal adaptativo, el cual mueve los faros de forma horizontal al tomar las curvas y funcionan dependiendo de la velocidad y dirección del coche.

La parte posterior recibe una forma más actual y un acabado de mayor calidad, lo que nos hace sentir que estamos ante un vehículo premium. Lo único que ha cambiado son las nuevas luces traseras LED en forma de boomerang al igual que las luces delanteras, junto con nuevo diseño 3D para mejorar la aerodinámica. Hemos de decir que cuando vio el coche un primo mío de 12 años me dijo que si era un coche muy caro por esa pintura azul metalizada que lleva tan bonita y por ese diseños de los faros delante y detrás, a lo que yo le respondí que no, que solo lo aparenta.

Esta unidad vale con descuentos incluidos 32.400€, si, es mucho dinero pero os puedo asegurar que comprenderéis por que al final de esta review.

Sin embargo no no has gustado que tanto los intermitentes, como las luces de marcha atrás, sigan siendo bombillas.

Un elemento que le otorga este toque de deportividad y que sin lugar a duda llaman la atención son las nuevas llantas bitono de 19 pulgadas acompañadas de neumáticos Michelin Pilot Sport 4 con medidas 225/45 ZR 19 los cuales no han sorprendido por su gran agarre en carretera. Además, estas llantas junto con el color azul, provocaban que estando aparcado en la calle, mucha gente se quedara mirándolo. 

Interior: Mejora de materiales

El interior del restyling de este Nissan Qashqai, se ha visto renovado, pero solo en pequeños detalles, por ejemplo, el nuevo volante el cual podemos encontrar a día de hoy en todos los vehículos de la marca, está achatado por debajo, junto con un diámetro menor y con los tres radios más estrechos hace que el espacio para visualizar el panel de instrumentos sea mayor. Presenta un agarre más ergonómico y con un tacto excelente.

Las salidas de aire y las manecillas reciben un acabado en material de mayor calidad, con un reposabrazos con costuras más elegantes.

Los nuevos asientos presentan un diseño completamente diferente a partir del acabado N-Connecta. Estos nuevos asientos tienen una base y un respaldo más alargado para mejorar el soporte en curvas.

Un detalle que nos ha llamado la atención es que gracias al respaldo más alargado y los bordes superiores redondeados, se genera una sensación de amplitud en el habitáculo y una mejora en la visibilidad desde las plazas traseras.

Por la parte posterior de los asientos podemos encontrar una tapicería plástica resistente a los arañazos, lo que aumenta el espacio para las rodillas. Junto con un hueco en el que podemos dejar revistas.

En cuanto al espacio entre las plazas traseras y las delanteras os podemos decir que es el justo para ir cómodos. Una persona que mida más de 1,75 cm de alto, tendrá que reclinarse para no darse con el techo, debido a que esta unidad monta el techo panorámico de cristal.

El maletero presenta una capacidad de 430 litros ampliables hasta los 860 litros si plegamos los asientos traseros.

El maletero no tiene apertura eléctrica ni en opción. Este extra se reserva a su hermano mayor el Nissan X-Trail.

El sistema de audio BOSE logra producir un sonido claro y de altísima calidad mediante sus ocho altavoces situados en un círculo alrededor del interior, lo que da sensación de estar en una sala de conciertos y sobre todo cuando hay bajos de por medio.

Motor: Apto para ciudad y carretera

Este restyling trae consigo cuatro motorizaciones; dos diésel, un 1.5 de 110 CV y otro de 1.6 litros de 130 CV, este último con opción de una caja de cambios automática llamada Xtronic y el sistema de tracción a las cuatro ruedas.

Las dos gasolinas son un 1.2 litros de 115 CV con una caja de cambios automática y otro de 1.6 litros de 163 CV con cambio manual sin opción de cambio automático y sin la tracción a las cuatro ruedas.

Nosotros hemos tenido la oportunidad de probar el diésel de 130 CV y el gasolina de 115 CV, ambos con cambio automático. 

Con el motor diésel nos hemos encontrado con una sorpresa, el coche no empezaba a andar hasta pasado unos segundos después de pisar el acelerador, lo que suponía que si no te acostumbras a esto, revolucionas el motor hasta las 1.500 rpm para empezar a andar.

Con el motor gasolina la rumorosidad dentro del habitáculo era imperceptible por no decir nula. Este motor al ser tan pequeño en cilindrada consigue unos consumos extraordinarios que relataremos más adelante pero a cambio no reduce, es decir, bajando un puerto utilizando el freno de motor, al no reducir, te obliga al estar presionando el freno constantemente, cosa que no nos convence demasiado.

Comportamiento: Noble y silencioso

Se ha renovado por completo la dirección y presenta un alto grado de transmisión de sensaciones con el tren delantero, lo que aumenta la seguridad al volante de este Nissan Qashqai. Es directa y muy precisa debido a la nueva configuración en los amortiguadores, lo que da una mayor agilidad en curva.

Gracias a la nueva suspensión apenas se nota el balanceo de la carrocería en el paso por curva. Lo que unido a la mayor sujeción de los asientos y una posición de conducción más baja que en la generación precedente, provoca un toque mucho más deportivo.

Equipamiento: Un paso gigante de Nissan hacia la conducción autónoma

Tras incorporar el sistema ProPILOT en el Nissan Leaf, ahora llega al Nissan Qashqai. Un sistema que aporta un plus de seguridad además de pertenecer al nivel 2 de conducción autónoma.

Este sistema toma el control de la dirección, la aceleración y los frenos para circular por tu carril en autopista, ya sea en un atasco o circulando a alta velocidad.

Para ello cuenta con el asistente de mantenimiento de carril, control de crucero adaptativo y asistente de atascos. Tiene un uso muy intuitivo y se activa mediante un botón en la parte derecha del volante.

Este sistema ProPILOT esta disponible solo con el motor diésel 1.6 de 130 CV con cambio automático.

Además, el nuevo Nissan Qashqai incorpora las nuevas tecnologías de la Movilidad Inteligente de Nissan entre las que se encuentran el sistema de aviso de trafico trasero, el sistema anti-colisión frontal inteligente con reconocimiento de peatones, reconocimiento de señales de tráfico.

Como asistente a destacar surge el sistema SSA, que mantiene el coche estático con el freno de mano activado como máximo tres minutos cuando detenemos el coche por completo.

El Nissan Qashqai también puede equipar cámara de visión 360º, asistente de aparcamiento automático (en paralelo y batería), y un sistema de tracción a las cuatro ruedas (en versiones 4×4-i) con distribución inteligente de par.

Aunque, nosotros seguimos echando en falta que no incorpore Apple CarPlay ni Android Auto. Nissan ha anunciado que pronto renovará el sistema de infoentretenimiento.

Consumo: Ajustado

Con el motor diésel 1.6 de 130 CV Xtronic, el consumo mixto obtenido en 1.500 km fue de 6,8 litros, el consumo urbano fue de 8,1 litros, y el consumo en carretera bajaba hasta los 5,5 litros. 

Con el motor gasolina 1.2 de 110 CV Xtronic, el consumo mixto obtenido en 3.000 km fue de 5,7 litros, el consumo urbano fue de 6,8 litros, y el consumo en carretera bajaba hasta los 4,8 litros. 

Este vehículo cuenta con la etiqueta de la DGT C, la cual en Madrid, nos permite obtener un 10% de descuento a la hora de aparcar dentro del área metropolitana.

En definitiva, es un vehículo que tiene un gran confort de marcha, está a la última tecnológicamente hablando y tiene un diseño actual y agresivo, con un consumo contenido y aceptable para los motores que hemos probado.

8
Diseño
7
Motor
7
Comportamiento
7
Interior
9
Equipamiento
7
Consumo

Destacable

  • Relación precio/producto
  • Equipamiento de esta unidad
  • Confort y facilidad de conducción

Mejorable

  • Algunos plásticos menos visibles
  • Gasolina sin opción 4×4
  • Respuesta del motor hasta 2.000 rpm
CategoryNissan, Pruebas
Tags
Escribe un comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: