sobre nosotros

Logo Redes sociales - Prueba Mercedes-Benz GLA 250 e: Una gran evolución

sensacionesalvolante.es

Probamos los coches como si fueran nuestros. Eso nos permite transmitiros de manera independiente, clara y veraz nuestras sensaciones al volante.

19/06/2021

Sensaciones al volante

Probar los coches como si fueran nuestros.

Frontal lateral izquierdo cerca Mercedes GLA 250e PHEV - Prueba Mercedes-Benz GLA 250 e: Una gran evolución

Prueba Mercedes-Benz GLA 250 e: Una gran evolución

El <b>Mercedes-Benz GLA 250 e</b> ha evolucionado bastante con respecto a la generación anterior, pero... <b>¿habrá sido suficiente? </b>

El Mercedes-Benz GLA 250 e ha evolucionado bastante con respecto a la generación anterior, pero... ¿habrá sido suficiente?

¡Al fín he podido probar la nueva versión del Mercedes-Benz GLA! Un coche al que le tocaba una gran renovación tras algo más de dos años desde la presentación del nuevo Clase A.

En esta renovación, Mercedes-Benz se ha esforzado bastante para que el nuevo Mercedes GLA no se parezca prácticamente en nada a la generación anterior y se parezca más a su hermano pequeño, el Mercedes-Benz Clase A.

Prueba en vídeo del Mercedes-Benz GLA 250 e

De hecho, este coche es la derivación crossover o todocamino del Mercedes Clase A y como aquél, recibe las mismas mejoras en conectividad, motores y diseño, sobre todo, en el diseño exterior. 

En esta ocasión para conocer a fondo el nuevo Mercedes-Benz GLA 2021, la marca alemana me ha cedido una de las versiones más vendidas, el híbrido enchufable 250 e, que homologa una autonomía en modo 100 % eléctrico de 61 km y cuyo precio arranca en algo más de 50.000 € sin descuentos. Su nombre completo es Mercedes-Benz GLA 250 e.

Más SUV y menos turismo

Frontal lateral derecho elevado Mercedes GLA 250e PHEV - Prueba Mercedes-Benz GLA 250 e: Una gran evolución
Al ser la versión híbrida enchufable (PHEV) tiene la insignia EQPOWER en las aletas delanteras y la toma de carga en la aleta trasera derecha.

El GLA ha sido y es un derivado de crossover del Clase A, con el que siempre ha compartido plataforma, pero en esta nueva generación, el Mercedes-Benz GLA se ha desmarcado levemente de su hermano pequeño y lo ha demostrado con un estilo de carrocería más SUV y menos turismo.

Esta segunda generación del GLA tiene unas formas más redondas, con menos aristas y se ve algo menos agresivo que el anterior GLA, lo que le otorga un toque de elegancia y discreción muy interesante. Sinceramente, el diseño de este coche me parece uno de los más bonitos del segmento.

A lo mejor, algunos podríais pensar que el Mercedes-Benz GLA 250 e es un Clase A elevado o que ha perdido algo de personalidad y razón no os falta, pero en realidad lo que ha ocurrido es que ha evolucionado hacia un coche más habitable, más funcional, e igual de moderno y actual que el nuevo clase A.

Lateral derecho Mercedes GLA 250e PHEV - Prueba Mercedes-Benz GLA 250 e: Una gran evolución
Equipa nuevas llantas, de hasta 20 pulgadas y los pasos de rueda, ahora son más cuadrados.

Además, no solo cambia el diseño si no que también cambian las medidas. Ahora el nuevo Mercedes-Benz GLA 250 e mide 4,41 metros de largo, (casi un centímetro y medio más corto), es tres centímetros más ancho (mide 1,81 metros) y es nada menos que 10 centímetros más alto (1,61 metros). Y tiene 3 centímetros más de batalla: 2,72 metros. 

Esta mayor altura, con una línea de techo más elevada y algo más en horizontal, es lo que le hace parecer algo más SUV. Además, obviamente, de cambiar muchos detalles exteriores. Como los paragolpes, por ejemplo.

Frontal Mercedes GLA 250e PHEV - Prueba Mercedes-Benz GLA 250 e: Una gran evolución
El GLA carece de antinieblas delanteros porque los faros principales son capaces de realizar esa función.

El nuevo Mercedes GLA monta una parrilla de nueva factura, de una sola lama en lugar de dos y unos nuevos faros, que por cierto, son full led de serie. 

Y aunque estos no sean los faros adaptativos MultiBeam LED ( + 556,60 €), he de admitir que el haz de luz que proporciona es bastante homogéneo, con una luz blanca bastante clara y potente, que hace que la fatiga prácticamente desaparezca por la noches. Es de agradecer que no haya que pagar un extra por estos faros.

Las nervaduras del capó se mantienen, pero la parte de las aletas está más redondeada. La línea del techo más elevada con una leve caída en la parte trasera le da ese toque más SUV y menos Crossover, con un diseño más cercano al del Mercedes GLC que al clase A.

El interior se ha modernizado y ahora es más limpio y funcional

Salpicadero vista delantera izquierdo Mercedes GLA 250e PHEV - Prueba Mercedes-Benz GLA 250 e: Una gran evolución
Esta unidad equipa el paquete AMG Line exterior e interior y por tanto, este es el volante que viene con este paquete. De serie, el volante es igual pero todo en negro piano.

Los cambios de diseño no solo han afectado al exterior y eso lo podemos apreciar en cuanto abrimos las puertas del Mercedes-Benz GLA de segunda generación. Un claro ejemplo de ello es que hemos pasado de tener una única pantalla central y un tacómetro analógico convencional a las dos pantallas tan características de la marca alemana que parecen una sola. 

Tampoco puedo negar que el interior es idéntico al del Clase A, pero con una postura de conducción mucho más alta. Además, como en todos los Mercedes-Benz, la palanca del cambio está detrás del volante, y los mandos de regulación de los asientos delanteros están en las puertas delanteras junto a las memorias (solamente si se adquiere el extra, si no, son de regulación manual, como en el caso de esta unidad).

Pantalla central Mercedes GLA 250e PHEV - Prueba Mercedes-Benz GLA 250 e: Una gran evolución

Esta unidad de pruebas equipaba dos pantallas de 10,25 pulgadas, una de ellas (la de la derecha) del sistema MBUX (Mercedes Benz User Experience) y la otra del cuadro de instrumentos

Estas dos pantallas se unen para parecer una sola, en formato panorámico. La central, del sistema de infoentrenimiento, se maneja a través de pulsadores en lado derecho del volante o bien a través del Touchpad situado en la consola central. Además, también es táctil. 

El sistema MBUX cuenta con un sistema de órdenes de voz muy preciso y simple con el que se pueden dar ordenes de forma directa, prácticamente de forma natural, bajo la orden “Hey Mercedes”. 

Consola central Mercedes GLA 250e PHEV - Prueba Mercedes-Benz GLA 250 e: Una gran evolución

Es muy útil para no desviar la vista de la carretera, basta con decir «Hola Mercedes, tengo frío» o «Hola Mercedes, sintoniza Cadena 100» para que suba la temperatura un grado o para que sintonice Cadena 100 e incluso sirve de navegador para llevarte a tu restaurante favorito si tienes hambre. La verdad es que en la semana que he tenido el coche, lo he usado todo el rato.

El menú de confort merece un capítulo aparte. Ya que si equipamos el Mercedes GLA 250 e a tope de extras, puede tener programas de relajación, como el que va cambiando de forma automática la posición de conducción, moviendo el respaldo o la banqueta sólo unos milímetros y encima también puede darte masajes. 

Así se evita el cansancio en largos viajes. E incluso ofrece un tutorial para hacer estiramientos y desentumecer los músculos después de haber estado conduciendo varias horas. 

Plazas delanteras vista izquierda Mercedes GLA 250e PHEV - Prueba Mercedes-Benz GLA 250 e: Una gran evolución
La regulación de los asientos en el caso de esta unidad es manual. Los asientos delanteros tienen calefacción.

Dejando un poco de lado su tecnología y los extras que puede equipar, el espacio en las plazas delanteras es más que notable, manteniendo e incluso mejorando la habitabilidad de su predecesor. 

Disponemos de varios huecos donde podemos dejar objetos como: una guantera central bastante grande, donde cabe un bolso de mano, una guantera central de tamaño folio, dos portabebidas en la consola centra y justo delante un hueco plano donde poder dejar, por ejemplo, el móvil. Además, de los huecos de las puertas obviamente.

Los asientos delanteros son muy confortables y recogen bastante bien el cuerpo, como si se tratara de un deportivo pero manteniendo el confort de un turismo y para más inri, están hechos de cuero y alcántara. Esto hace que en verano no acabemos pegados al asiento 😂 .

Puesto de conduccion Mercedes GLA 250e PHEV - Prueba Mercedes-Benz GLA 250 e: Una gran evolución
Las salidas de la climatización parecen turbinas de aviones.

La sensación de calidad en los materiales está bastante conseguida ya que al fín de cuentas, es un Mercedes, y eso se tiene que notar. En la parte superior del salpicadero encontramos plásticos blandos que simulan cuero y están contorneados por tiras de led multicolor (un extra que cuesta 393,25 €) , y que le otorgan a este Mercedes-Benz GLA 250 e un toque más juvenil y alegre, sobre todo, por la noche.

También se mantienen los mandos de la climatización independientes. Pero… todo no iba a ser bueno, ¿no?. Lo único malo que le puedo achacar al interior del Mercedes GLA es que, se abusa demasiado del negro piano, al igual que ocurre en el Clase A y Clase B.

Las plazas traseras no están mal

Plazas traseras vista izquierda Mercedes GLA 250e PHEV - Prueba Mercedes-Benz GLA 250 e: Una gran evolución
La calidad de los materiales de las puertas traseras es la misma que la de las plazas delanteras.

Las plazas traseras son bastante amplias pero no recogen tanto el cuerpo como las delanteras. Aunque eso sí, son igual de cómodas. Detrás hay espacio de sobra para que viajen 5 personas cómodamente ya que, con los asientos delanteros puestos para una persona de 1,80 metros, detrás caben 3 personas sin problemas, tanto por altura como por anchura.

Para que te hagas una idea, si con esa regulación de las plazas traseras, sentamos detrás a dos personas de 1,80 m también, les sobrará 5 dedos de altura al techo y 4 para las rodillas, por lo que se podría decir que este es uno de los coches más amplios del segmento. Se nota más anchura y altura en general que en la generación anterior.

La banqueta se puede mover longitudinalmente en 14 cms, permitiendo además, que los respaldos se pueden colocar en vertical para optimizar el espacio de carga, eso sí, a costa de perjudicar el confort de los pasajeros. En estas plazas traseras hay un reposabrazos con portabebidas integrados, que deben desplegarse. También hay dos buenas salidas de ventilación, un pequeño hueco y otro más grande y en forma de cajón con conexión USB en el túnel central.

Un maletero más grande

Maletero Mercedes GLA 250e PHEV - Prueba Mercedes-Benz GLA 250 e: Una gran evolución
En este caso, la batería va alojada bajo los asientos traseros.

El maletero del Mercedes-Benz GLA 250 e ofrece una capacidad mínima de 435 litros, 14 litros más que el del anterior GLA. Además, el suelo del maletero puede colocarse a dos alturas y los respaldos de la segunda fila pueden plegarse en proporciones 40/20/40.

El respaldo central puede plegarse desde el propio maletero, pero para plegar los otros dos hay que ir a las plazas delanteras y darle a un tirador. La capacidad máxima del maletero del Mercedes GLA 250 e es de 1.430 litros. Como buen detalle, hay un protector de paragolpes en la boca de entrada. Está claro que el nuevo Mercedes-Benz GLA ha ganado en habitabilidad y funcionalidad interior.

El GLA dispone de varias opciones mecánicas

Motor Mercedes GLA 250e PHEV - Prueba Mercedes-Benz GLA 250 e: Una gran evolución
Fotografía del motor 250 e.

El Mercedes-Benz GLA está disponible con varias opciones mecánicas. Empecemos por las opciones diésel: Dispone del 200d con 150 CV con tracción delantera o total y del 220d con tracción total.

En Gasolina hay bastante más variedad: tenemos el 180 con 136 CV y tracción delantera, el 200 con 163 CV y tracción delantera, el 250 4MATIC con 224 CV y tracción total y las versiones deportivas, que son el 35 4MATIC con 106 CV y tracción total y 45 S 4MATIC+ con 425 CV y tracción total. ¡Que ganas tengo de probar este último 🤤!

Vamos a centrarnos en la versión PHEV

Logo Mercedes GLA 250e PHEV - Prueba Mercedes-Benz GLA 250 e: Una gran evolución

Esta es la variante más ahorradora del GLA, ya que permite realizar (según homologación WLTP) 60 km en modo 100 % eléctrico y gracias ello puede lucir con orgullo la etiqueta cero emisiones de la DGT. 

Ahora, en versión híbrida enchufable, solamente tenemos una única opción mecánica que es la 250 e con una potencia combinada de 218 CV en el tren delantero. Esto es gracias a la combinación de un motor de gasolina 1.3 de 160 CV de origen Renault, un motor eléctrico de 102 CV y una batería de 15,6 kWh.

Todo ello para conseguir cifras tan impresionantes como: 450 Nm de par, 7,1 segundos para hacer el 0 a 100 km/h y una velocidad punta de 220 km/h. No está mal, ¿verdad?. Bueno, vista la parte teórica, vamos a la práctica.

Prueba Mercedes GLA 250 e

Frontal lateral izquierdo alejado Mercedes GLA 250e PHEV - Prueba Mercedes-Benz GLA 250 e: Una gran evolución

Lo bueno de un híbrido enchufable es que aumentamos mucho la calidad de la rodadura al tener menos tiempo el motor térmico en marcha y, además, no dependemos de un enchufe para poder circular, una gran ventaja sin duda.

Y es que, a mucha gente le preocupa el tema de la recarga, y es normal. Lo único a tener en cuenta en este caso es que el GLA 250 e pierde 10 litros de tanque de combustible con respecto al resto de la gama

Aun así, cuenta con 35 litros de capacidad, que nos dará para circular entre 400 y 500 kilómetros si nos quedamos sin batería, en función de lo cargada que llevemos la batería y de lo que nos pese el pie 😜 . 

Trasera lateral derecho Mercedes GLA 250e PHEV - Prueba Mercedes-Benz GLA 250 e: Una gran evolución

En lo que a sensaciones al volante se refiere, no hay gran diferencia con respecto a un GLA de gasolina, aunque sí que es cierto que tenemos más potencia y más par, pero solo lo entrega cuando hay carga en la batería

Cuando este sea el caso, te vas a dar cuenta de que responde rápidamente y de forma contundente, lo que le proporciona mucha agilidad a la hora de adelantar en vías secundarias y también para salir desde parado o incorporarte a una carretera rápida como es el caso de una autopista.

En el supuesto que no tengamos la batería cargada, estamos hablando de las capacidades habituales de un GLA 200, pero con más peso y algo más de potencia ya que se reserva un 1 % para funcionar como un híbrido convencional. 

Pero tienes que tener en cuenta que la batería, el motor eléctrico y los sistemas auxiliares incrementan el peso en 150 kilos. Es decir, que cuando te quedas sin carga en la batería te mueves con un Mercedes GLA de 160 caballos y dos pasajeros extra. Lo que para la báscula en 1.775 kg en vacío.

Lateral izquierdo Mercedes GLA 250e PHEV - Prueba Mercedes-Benz GLA 250 e: Una gran evolución

Obviamente, en esos casos el consumo de carburante se eleva. Pero lo normal es siempre contar con un poco de ayuda del esquema eléctrico (por ese 1 % que se guarda para funcionar como un híbrido convencional). 

Para que te hagas una idea, durante todas la semana de pruebas, he podido probar varias veces el Mercedes-Benz GLA 250 e con la batería descargada y estos han sido los consumos: consumo urbano: 6,6 l/100 km, consumo mixto: 6,8 l/100 km, consumo en autopista: es muy raro verlo bajar de 7 l/100 km de media y en un uso muy económico (modo flanders): 5 l/100 km. Estas cifras hacen que un viaje tengas que parar a repostar los 35 l cada 400 km 🙄 .  

Con la batería cargada he conseguido que el nuevo Mercedes-Benz GLA 250 e consuma 25 kW/h en ciudad, 22 kW/h en un uso mixto y 26 kW en autopista. Ahora, en modo flanders realizando una conducción muy económica, he conseguido un consumo medio de 16 kW/100 km. Estas cifras le otorgan al GLA 250 e una autonomía eléctrica con una conducción sosegada de 70 km en ciudad. En un uso mixto puede rondar entre 50 y 65 km y en autopista entre 45 y 55 km de autonomía eléctrica.

Cambio Mercedes GLA 250e PHEV - Prueba Mercedes-Benz GLA 250 e: Una gran evolución

Toda la gestión del sistema híbrido es manejada por una caja de cambios automática de doble embrague y ocho velocidades que envía siempre la fuerza del motor al eje delantero. Tiene una particularidad muy interesante. Cuenta con levas tras el volante, y estas levas pueden hacer una función doble

Cuando circulamos usando el motor de gasolina actúan como un cambio normal, subiendo y bajando marchas. Pero cuando pasamos al modo electric, estas levas nos permiten regular el grado de retención del coche

Con la leva izquierda aplicamos una mayor retención y con la derecha la liberamos. El GLA 250 e nunca trabaja como un coche de pedal único, pero gracias a esa gestión personalizada podemos sacar mucho provecho al sistema eléctrico recuperando energía de una forma más o menos agresiva en función de las necesidades o la situación del tráfico y de esa manera conseguir mucha más autonomía.

A nivel usuario es un sistema que al principio puede resultar algo complejo, pero con el tiempo es realmente práctico, tanto que la tendencia natural es frenar primero con las levas y luego con el pedal

Trasera elevada Mercedes GLA 250e PHEV - Prueba Mercedes-Benz GLA 250 e: Una gran evolución

Si por algún casual no te adaptas a este sistema, Mercedes propone un modo automático. En ese caso el radar de proximidad entra en juego detectando el tráfico que nos precede. Con ello, es capaz de calcular automáticamente que grado de regeneración aplicar y él solo lo gestiona. Funciona tan bien que incluso en una bajada casi no es necesario pisar el pedal del freno, ya que en función de la pendiente y de la velocidad máxima de la vía, aplica un grado de retención u otro.

Además de esos modos de regeneración, el GLA 250 e cuenta con varios modos de conducción. Empezamos con el ECO. Como su propio nombre indica trata de ser lo más eficiente posible. Se comporta como un híbrido, pero da prioridad al motor eléctrico. 

El siguiente es Battery Level. Con él activado le decimos al coche que queremos guardar el nivel de batería actual para usarla más adelante, o también le decimos que cargue batería con el motor de combustión. Esto último no es muy eficiente porque implica que el motor térmico tiene que hacer un papel doble y eleva el consumo.

El siguiente modo es el modo Electric. Se puede activar siempre que haya reserva de energía en la batería y siempre que no pasemos de los 140 Km/h. Llegando al modo Comfort estamos hablando de un modo ECO, pero sin reducir la eficacia de algunos componentes como la climatización. 

Al activar el modo Sport activamos el modo más prestacional. En este caso el motor eléctrico apoya al motor térmico y realiza una función Boost para mejorar las prestaciones. Por último, hay un modo Individual que viene a ser un modo Sport con cierta personalización.

¿Cómo se comporta el Mercedes GLA 250 e?

Faro delantero izquierda Mercedes GLA 250e PHEV - Prueba Mercedes-Benz GLA 250 e: Una gran evolución

Dinámicamente hablando, el Mercedes-Benz GLA 250 e no es un portento pero se comporta divinamente. La dirección tiene un tacto progresivo lo que permite que en ciudad a baja velocidad el volante se pueda girar prácticamente con un dedo (pesa lo que una pluma) y que pueda girar bastante con algo más de dos vueltas de volante, lo que facilita enormemente las maniobras en ciudad. Sin embargo, a alta velocidad el tacto es más tirando a duro, lo que permite tener un mayor feeling de la carretera

Y lo mismo pasa con la suspensión. En la ciudad y en vías rápidas los resaltos, los badenes o los cambios de rasante no son ningún impedimento y los pasa con total naturalidad, con un tarado blando y suave que hace que dentro de la carrocería apenas se pueda sentir nada. 

Sin embargo, cuando llegan las curvas, la suspensión se endurece y permite que el Mercedes GLA 250 e vaya literalmente pegado al asfalto. Esto es en parte gracias a las baterías, ya que le otorgan un centro de gravedad algo más bajo, y en parte al motor eléctrico, que le permite salir de la curva con mucho brío y con un símil deportivo. 

Así que, el comportamiento dinámico para ser un PHEV no está nada pero que nada mal. Aunque sinceramente, no creo que quien se compre este coche, vaya a practicar una conducción deportiva en el día a día. Se nota que le gusta más los terrenos fáciles que los complicados.

¿Cuánto tiempo tarda en cargar?

Puerto de carga Mercedes GLA 250e PHEV - Prueba Mercedes-Benz GLA 250 e: Una gran evolución

En cuanto a la recarga, el Mercedes-Benz GLA 250 e puede cargarse con una potencia máxima de 24 kW en corriente continua y 7,2 kW en corriente alterna. De serie, el cargador interno es de 3,7 kW, sin embargo, por 399,30 € más, tendremos el cargador interno de 7,2 kW, que por cierto, lo recomiendo totalmente.

Teniendo esto último en cuenta, los tiempos de recargan son: cinco horas y media si lo enchufamos a una toma de 2,3 kW, algo menos de 2 horas si se conecta a un punto de recarga de 7,2 kW y 25 minutos en pasar del 0 al 80% en una toma de 24 kW. Todas las recargas pueden programarse, para así poder aprovechar la ventaja que nos da la hora valle de la tarifa de la luz.

¿Cuánto cuesta?

Trasera lateral izquierdo abajo Mercedes GLA 250e PHEV - Prueba Mercedes-Benz GLA 250 e: Una gran evolución
El color designo rojo Patagonia metalizado de esta unidad cuesta 1.264,45 €

Sencillo, como sabéis Mercedes no tiene niveles de equipamiento, si no, que tienen muchos, pero que muchos paquetes. Por ello, el Mercedes-Benz GLA 250 e cuesta de base 50.425 €, aunque eso sí, este sería el más “pelado” de la gama y cuando digo “pelado” es el básico básico. 

Por ello, si buscas una unidad como esta, con todos los extras que tiene, el precio puede ascender hasta los 57.648 € euros e incluso puede sobrepasar la barrera de los 60.000 € si le equipamos todos los extras posibles. 

Entre los extras que equipa esta unidad está el color, el paquete AMG Line, el detector de ángulo muerto, cámara trasera, sensores de parking, paquete confort KEYLESS-GO, sistema MBUX, Apple CarPlay y Android Auto, cargador inalámbrico de móviles, asistente de aparcamiento parktronic, aviso de cambio involuntario de carril, asistente de frenado de emergencia, etc.

Pulsa aquí para configurar el Mercedes-Benz GLA 250 e a tu medida. Pulsa aquí para ver con sumo detalle la configuración de este Mercedes GLA 250 e.

9
Diseño
8
Motor
8
Comportamiento
8
Interior
8
Equipamiento
7
Consumo

Destacable

  • Confort para viajar
  • Habitabilidad
  • Bipolaridad en dirección y suspensión
  • 50 km reales en modo 100% eléctrico

Mejorable

  • Consumo elevado en gasolina
  • Muchos paquetes de equipamiento, lo que eleva bastante el precio final.

Comparte este artículo en tus redes sociales favoritas

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on telegram
Telegram
Share on linkedin
LinkedIn
Share on vk
VK
Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando estás aceptándo todas las cookies de este sitio web. Puede usted personalizar las cookies pulsando aquí.    Más información
Privacidad