sobre nosotros

Logo Redes sociales - Prueba Volkswagen Polo GTI: 200 CV de pura diversión

sensacionesalvolante.es

Probamos los coches como si fueran nuestros. Eso nos permite transmitiros de manera independiente, clara y veraz nuestras sensaciones al volante.

23/07/2021

Sensaciones al volante

Probar los coches como si fueran nuestros.

Frontal lateral derecho 2 Volkswagen polo gti - Prueba Volkswagen Polo GTI: 200 CV de pura diversión

Prueba Volkswagen Polo GTI: 200 CV de pura diversión

El <b>Volkswagen Polo GTI</b> es uno de los deportivos más divertidos que he conducido con 200 CV de pura adrenalina bajo el acelerador. <b>¡200 CV metidos en un Polo!</b>.

El Volkswagen Polo GTI es uno de los deportivos más divertidos que he conducido con 200 CV de pura adrenalina bajo el acelerador. ¡200 CV metidos en un Polo!.

El Polo GTI tiene el mismo tamaño que el primer Volkswagen Golf GTI pero prácticamente con el doble de potencia. Así de brutal es el nuevo Volkswagen Polo GTI, al menos en cifras, pero ¿realmente es uno de los mejores GTI del mercado? Vamos a descubrirlo a lo largo de esta prueba. 

Con un precio de algo más de 22.000 €, el Volkswagen Polo GTI es uno de los modelos del segmento B más caros, pero a contra, tenemos un coche mejor que la mayoría de sus rivales, más divertido y más seguro.

Conducirlo es adictivo y muy apasionante. Se puede ir muy rápido con él, con unas reacciones nobles y seguras, siempre y cuando conservemos la cordura, claro.

Pero lo que más me ha gustado del Volkswagen Polo GTI es la versatilidad que ofrece, porque el este Polo GTI tiene un equilibrio perfecto entre coche de uso diario y un coche deportivo. 

Para que te hagas una idea, quepo detrás y encima sobra sitio y eso que mido metro ochenta de alto. Es el primer coche del segmento B que pruebo en el que quepo detrás sin darme ni con la cabeza ni con las rodillas.

El Polo GTI es discreto pero matón

Frontal 2 Volkswagen polo gti - Prueba Volkswagen Polo GTI: 200 CV de pura diversión
Los faros antinieblas son halógenos y se encienden en función del giro del volante para darnos mayor visibilidad.

A algunos les puede decepcionar el diseño del Polo GTI porque lo encuentran algo “soso” y es prácticamente igual respecto a sus hermanos de gama menos potentes. 

Personalmente me gusta bastante que sea discreto y que por dentro sea una mala bestia. No te puedes imaginar la cantidad de gente que se queda perpleja al ver a un Polo salir el primero en los semáforos o incorporándose en un abrir y cerrar de ojos a la autopista. 

Las luces son de Led en este acabado GTI (el tope de gama) y alumbran bastante bien por la noche, como si fuera de día prácticamente. Lo único que le hecho en falta y es porque ya me he acostumbrado a ello es que sean adaptativas y cambien solas de luces largas a cortas, pero claro, ya es suficiente todo el equipamiento que le han metido a este coche por algo más de 22.000 € ¿no?.

Ahora, ¿Como diferenciamos un Polo GTI del resto de la gama? Muy fácil, en el frontal tenemos un paragolpes con un faldón más bajo, unas entradas de aire más grandes, una línea roja que va de esquina a esquina incluso por dentro de los faros y por supuesto, no pueden faltar las famosas siglas GTI en rojo. 

Lateral derecho Volkswagen polo gti - Prueba Volkswagen Polo GTI: 200 CV de pura diversión

Si lo miramos desde el lateral podemos saber que es un GTI porque tiene las pinzas de freno en color rojo y en la aleta delantera aparecen las siglas GTI en blanco sobre fondo rojo. 

He de agradecer a la marca que no se hayan vuelto locos con las pulgadas de las llantas ya que han puesto unas de 17. Un tamaño de llanta más que razonable para ofrecer dinamismo y evitar picaduras contra los bordillos. Por cierto, las llantas son bonitas. Tenía que decirlo 🤷🏻‍♂️ .

Trasera Volkswagen polo gti - Prueba Volkswagen Polo GTI: 200 CV de pura diversión

Visto desde atrás, a simple vista puede parecerte un Volkswagen Polo normal, pero las siglas GTI en rojo, la doble salida de escape y unos grupos ópticos oscurecidos lo delatan. No hay alerones prominentes ni nada que lo haga destacar. Mejor, menos peso, no hace falta nada más.

Los ajustes son bastante correctos y aunque los detalles que diferencian al Volkswagen Polo GTI de uno normal sean sutiles, si que es cierto que logran darle un aire con más empaque. Yo creo que si pones a una persona que no tiene ni idea de coches delante del Polo GTI se va a dar cuenta de que no es un Polo como otro cualquiera, pero no sabría decir muy bien porqué es diferente. 

El interior del Polo GTI es bastante amplio

Salpicadero vista lateral izquierdo Volkswagen polo gti - Prueba Volkswagen Polo GTI: 200 CV de pura diversión
La moldura gris del salpicadero, de la consola central y de las puertas se pude cambiar por una roja.

Si por fuera no hay muchos detalles que lo diferencien, tampoco los hay dentro. Desde dentro podemos saber que es un Polo GTI por unos asientos más envolventes, un volante con un diseño más deportivo, las siglas GTI en el aro inferior del volante y los pespuntes en rojo del volante y de los asientos.

Los asientos delanteros son muy cómodos y sujetan bastante bien el cuerpo, y los traseros también, lo que hace que en un tramo de curvas ningún pasajero vaya dando tumbos por el asiento. Además, los asientos delanteros son calefactables en dos niveles.

Delante ha espacio suficiente tanto para las rodillas como para la cabeza y numerosos huecos donde dejar objetos. Dos posavasos donde el freno de mano, delante de la palanca de cambios, en las puertas, una guantera mediana, etc.

Es muy fácil encontrar una postura de conducción adecuada gracias a los múltiples reglajes tanto del asiento como del volante y los mandos están distribuidos de forma razonable, así que en cuento te sientas en el y te regulas todo, te da la sensación de que es el coche que llevas conduciendo toda la vida.

Dos pantallas a falta de una

Tacometro Volkswagen polo gti - Prueba Volkswagen Polo GTI: 200 CV de pura diversión
Pantalla multimedia Volkswagen polo gti p194mdchbnhvtic1goeujbxqhtbjeph47rtfzbg45c - Prueba Volkswagen Polo GTI: 200 CV de pura diversión

Así es, al Volkswagen Polo GTI le gusta la tecnología, y eso se nota ya que como tacómetro, tenemos el famoso Digital Cockpit del grupo Volkswagen que muestra una información clara y precisa y que cuando le da la luz del sol sigue mostrando la información sin ningún tipo de reflejo.

Además, tenemos una pantalla multimedia compatible con Android Auto y Apple CarPlay situada a la altura ideal, bien integrada en el salpicadero y con una respuesta táctil instantánea. 

Si algo sabe hacer el grupo VW son estas pijadas. Aunque me chirría un poco que el freno de mano sea manual en vez de electrónico en pleno siglo XXI 😬 . En fín, el coche perfecto no existe. 

Las plazas traseras impresionan

Plazas traseras vista izquierda Volkswagen polo gti - Prueba Volkswagen Polo GTI: 200 CV de pura diversión

Cuando vi el Volkswagen Polo por primera vez pensé que detrás no iba a caber, sobre todo porque mide 4,053 metros de largo, 1,751 metros de ancho y 1,461 metros de alto y porque soy una persona de 1,80 metros de alto. Esta combinación a priori no es buena.

Sin embargo, cuando fui a entrar a las plazas traseras, me di cuenta de que podía entrar con mucha facilidad detrás, y sorprendentemente una vez acomodado y sentado en una posición normal, aún me sobraban un par de dedos para la cabeza y otro par para las rodillas. Es el primer coche urbano en el que quepo detrás sin ningún problema de espacio y esto se debe en gran parte a la inclinación de la banqueta que es la correcta.

Plazas traseras vista derecha Volkswagen polo gti - Prueba Volkswagen Polo GTI: 200 CV de pura diversión
Detrás hay dos tomas USB.

Sin embargo, hay un detalle que no puedo pasar por alto y que cada vez se está poniendo más de moda, sobre todo en las marcas alemanas. Los materiales que rodean a los pasajeros de las plazas delanteras no tienen nada que ver con los de atrás, como si nuestros compañeros de viaje no mereciesen el mismo cariño que nosotros.

Esto es especialmente escandaloso en los paneles de las puertas. Mientras que las delanteras tienen unos plásticos de buena calidad, molduras decorativas e incluso una iluminación led muy acogedora, atrás nos encontramos con unos plásticos como los de un Dacia, nada de molduras decorativas y, por supuesto, nada de luz.

La plaza central es algo más incómoda que las laterales y debido al túnel central, el pasajero central se va a ver obligado a tener separados los pies y por tanto, restar espacio a los otros dos pasajeros. La plaza central está mullida, pero como suele pasar en este tipo de coches, mejor que viajen 4 en vez de 5, sobre todo por el espacio de los hombros.

El maletero del Volkswagen Polo tiene 351 litros de capacidad

Maletero Volkswagen polo gti - Prueba Volkswagen Polo GTI: 200 CV de pura diversión
La boca de carga tiene buenas formas y está baja, lo que va a permitirnos cargar los bultos pesados con mayor facilidad.

En cuanto al maletero, no tengo pega alguna, tiene unas buenas dimensiones para el tamaño del coche (15 litros más que un Renault Clio, por ejemplo) y, sobre todo, sus formas son muy aprovechables porque son muy cúbicas. Como de costumbre en el segmento B, podemos ampliar el espacio de carga abatiendo los respaldos, pero no dejan un suelo plano al tumbarlos.

Aunque no te lo creas, en el maletero del Volkswagen Polo GTI ha entrado de sobra el equipaje de cuatro personas para un fin de semana de casa rural, así que de “pequeño” no tiene nada. 

El corazón del Polo GTI

Motor Volkswagen polo gti - Prueba Volkswagen Polo GTI: 200 CV de pura diversión

Bajo el capó del Polo GTI encontramos al corazón de esta bestia. Se trata de un motor de 2 litros de cilindrada que le otorga nada más y nada menos que 200 CV de potencia. ¡200 CV metidos en un Polo! ¡Vaya locura! 😱 

Cuando me dispuse a conducirlo por primera y empecé a soltar el freno ya notaba como el coche quería correr 😂  . Me voy a explicar, es un motor tan grande en un coche con tan poco peso (1.355 kg), que en cuanto sueltes el freno y empieces a acelerar va a salir disparado. Además, en parado suena como un auténtico deportivo con un motor grande.

¿Un deportivo automático?

Cambio Volkswagen polo gti - Prueba Volkswagen Polo GTI: 200 CV de pura diversión
Esta unidad cuenta con el sistema automático de aparcamiento y es de los mejores del mercado, lo aparca casi cualquier sitio.

Si y créeme que no pasa nada porque sea automático. Todo lo contrario, incluso es más divertido ya que te ahorras el embrague en los momentos donde la concentración es clave. En el caso de esta unidad los 200 CV se transmiten al suelo a través de una caja de cambios DSG (de tipo de doble embrague) de 6 marchas que tiene un buen funcionamiento y que en modo manual es bastante obediente. 

Para usarlo en modo manual basta con desplazar la palanca hacia la derecha y subir o bajar la marchas con la palanca o bien podemos hacerlo directamente con las levas que hay tras el volante (aunque son un algo pequeñas la verdad).

Pese a ser un coche de tracción delantera se agarra muy bien y si encima ponemos la palanca en el Modo S y el Modo Sport, podemos hacer el 0 a 100 km/h en tan solo 6,4 segundos y con un sonido increíble. Simplemente impresionante como va el Volkswagen Polo GTI.

Trasera lateral izquierdo Volkswagen polo gti - Prueba Volkswagen Polo GTI: 200 CV de pura diversión

Es una lástima que no tenga diferencial autoblocante para sacarle más partido a su brutal forma de entregar potencia, pero haciendo las cosas bien y teniendo paciencia a la hora de clavarle las espuelas, su motricidad es mejor de lo que esperaba y, además, sin el autoblocante tenemos menos interferencias en la dirección.

Con el Drive Mode podemos elegir entre 4 modos de funcionamiento (Eco, Sport, Normal y Personalizado) que varían la sensibilidad del acelerador, la respuesta del control de tracción y estabilidad, la asistencia de la dirección, la reacción de la caja de cambios y la dureza de los amortiguadores.

El Polo GTI es divertido, fácil y rápido de conducir

Frontal lateral derecho abajo Volkswagen polo gti - Prueba Volkswagen Polo GTI: 200 CV de pura diversión

He de agradecer que Volkswagen haya decidido hacer un coche que se olvidara de modas y hacer un coche que de verdad vaya como tiene que ir, así que nada de suspensiones duras como tablas ni llantas grandes, gracias. 

Y es que, salvo que vayas a usar el coche en un circuito, las suspensiones duras solo sirven para complicar las cosas, hacer más incómodo el coche en un uso cotidiano, hacer que salgan grillos por todos lados y, además, que tenga una pero adherencia. 

Lateral izquierdo Volkswagen polo gti - Prueba Volkswagen Polo GTI: 200 CV de pura diversión

Conducir el Polo GTI por la ciudad es muy agradable, más de lo que uno espera de un deportivo. El cambio automático quita mucho estrés (sobre todo si va en modo eco y con el modo vela activado lo que permite ahorrar mucho combustible cuando levantas el pie del acelerador ya que el coche “desconecta la marcha” y deja circular simplemente con la inercia del vehículo).

Las dimensiones del coche hacen que las calles parezcan mucho más anchas de lo que en realidad son y las suspensiones tienen un confort bastante razonable incluso a la hora de pasar resaltos o badenes gracias a que Volkswagen ha pensado que este también es un coche de calle y no solo sirve para correr, también para ir a trabajar o a comprar el pan. 

La autopista también le gusta

Frontal lateral derecho 2 Volkswagen polo gti - Prueba Volkswagen Polo GTI: 200 CV de pura diversión

En autopista sorprende que con sus dimensiones se sienta tan aplomado en curva rápida, donde inspira mucha confianza incluso al pasar por cambios de asfalto, juntas de dilatación o pequeños badenes, de los que se recompone sin aspavientos. Además, por dentro es bastante silencioso. Lo único que escucharás será el ruido del motor cuando le metas caña y poco más. La verdad es que parece un coche de un segmento superior.

Además, con el control de crucero adaptativo (+ 455 €) y el cambio involuntario de carril con mantenimiento en el mismo (+770 €), prácticamente ni te enteras de que vas a 120 km/h y encima llegas mucho más descansado al destino gracias a que mantiene la distancia de seguridad y te mantiene dentro del carril. Basta con darle al botón RES + del control de crucero para volverte a poner a la velocidad previamente fijada en un abrir y cerrar de ojos.

Logo GTI puertas delanteras Volkswagen polo gti - Prueba Volkswagen Polo GTI: 200 CV de pura diversión

Sin embargo, donde de verdad se disfruta este coche es en zonas reviradas donde podamos dar rienda suelta a los 200 CV de potencia y donde agradeceremos su peso contenido y su equilibrada puesta a punto, como son los puertos de montaña y carreteras secundarias. 

La dirección tiene un tacto correcto y preciso y los frenos también, aunque el coche corre tanto y va tan bien que los acabaremos castigando bastante si nos emocionamos 😂 . Además, como es un motor tan grande, retiene mucho y por tanto, cuando nos toque bajar algún puerto de montaña no tendremos que usar tanto el freno. Una cosa por la otra.

El eje delantero obedece rápidamente a nuestras órdenes y no es demasiado subvirador salvo que seamos unos pisa pedales y nos pongamos a dar gas como locos antes de tiempo o intentemos entrar completamente pasados. En ese caso, quizás el conductor debería hacer un curso de conducción deportiva 🤔 .

Como tiene un peso relativamente contenido es fácil controlar sus inercias y jugar con los pesos para que la parte trasera nos ayude a girar un poco, algo que se consigue fácilmente levantando un poco el acelerador o rozando el freno suavemente con el morro apoyado. La zaga empieza a deslizar de forma progresiva y todo ocurre con bastante naturalidad. Parece que estes jugando al Gran Turismo y seas un piloto profesional cuando lo conduces.

Sorprende que pese a la generosa entrega de potencia del motor tengamos tan buena motricidad. Parte del truco está, precisamente, en que las suspensiones no son muy rígidas, tienen un recorrido correcto y tampoco las estabilizadoras son excesivas.

Por desgracia, no he tenido la oportunidad de meterlo en el circuito para sacarle todo el partido, y mira que me quedé con las ganas, porque este Volkswagen Polo GTI enamora a la hora de disfrutar de la conducción. Es sin lugar a dudas uno de los coches más divertidos que he conducido y más, cuando te pega al asiento cuando aceleras. Esa sensación de subidón de adrenalina es maravillosa.

El acabado GTI tiene casi todo lo que importa

Techo solar Volkswagen polo gti - Prueba Volkswagen Polo GTI: 200 CV de pura diversión
El techo panorámico de cristal cuesta 910 € extra.

El Polo GTI es un tope de gama y pasa claramente de 22.000 euros de base, así que no es ninguna sorpresa que esté equipado hasta los topes, como se suele decir. Pulsa aquí si quiere configurar tú Volkswagen Polo a medida.

Climatizador de doble zona, pantalla táctil, navegador, volante de cuero, asientos deportivos, cámara de marcha atrás, faros full led… todo esto uno ya se lo espera en casi cualquier coche del mercado, así que no merece la pena insistir más en ellos.

Los dos apartados que más importancia están cobrando en la actualidad son los asistentes avanzados a la conducción (asistente de mantenimiento en el carril, alerta de colisión frontal con frenado de emergencia…) y la conectividad y en ambos va sobrado, aunque con matices en el segundo campo.

Camara trasera Volkswagen polo gti - Prueba Volkswagen Polo GTI: 200 CV de pura diversión

Poco a poco se van estandarizando cosas como el control de crucero adaptativo, o los sistemas de alerta de ángulo muerto, mantenimiento en el carril, etc. Lo que sigue siendo poco frecuente en esta categoría es contar con la alerta de tráfico cruzado que incluso nos frena en seco el coche si detecta que algo se acerca transversalmente a nosotros, por ejemplo, cuando salimos de la puerta del garaje y este Polo GTI tiene todo lo anterior.

En materia de conectividad tenemos Apple Car Play y Android Auto, varias Apps, Bluetooth… esto también es ya poco menos que un estándar, pero es una pena que no integre el VW Connect que, por ejemplo, sí está disponible para el nuevo Volkswagen Golf del que muy pronto vendrá una prueba en profundidad.

Su consumo está sorprendentemente bien

Trasera lateral derecho abajo Volkswagen polo gti - Prueba Volkswagen Polo GTI: 200 CV de pura diversión

Está claro que un motor de alto rendimiento no tiene por qué ser tragón y el Volkswagen Polo GTI es un claro ejemplo de ello ya que es clave el peso del coche más que el hecho de ser potente. 

El Polo GTI ha dejado unos buenos registros de consumo durante la semana de prueba, calcando prácticamente los datos homologados, salvo en ciudad, donde los 5,9 l/100 km declarados se han ido hasta los 6,2 l/100 km en modo Eco y 6,6 l/100 km en modo Normal.

En carretera es fácil conseguir los registros de 4,9 l/100 km sin demasiados problemas y, aunque el tráfico esté algo complicado, mientras no pasemos los límites legales en carretera incluso haciendo algún que otro adelantamiento, nos moveremos en el entorno de los 5,4 l/100 km.

Frontal lateral izquierdo Volkswagen polo gti - Prueba Volkswagen Polo GTI: 200 CV de pura diversión

Si subimos el ritmo hasta los 120 km/h en autovía y autopistas, el consumo asciende hasta los 5,7 l/100 km, un buen valor.

En conducción deportiva la cosa sube algo, pero en ningún caso asustan los valores que se pueden ver en el ordenador, rondando por norma general entre los 7 y los 8,5 l/100 km.

Gracias a estos consumos, y con un depósito de tan sólo 40 litros, es fácil hacer 600 km sin que la luz de la reserva de combustible nos moleste. Y desde mi humilde opinión, creo que estos consumos no están nada pero que nada mal para el tipo de coche que es.

8
Diseño
8
Motor
9
Comportamiento
7
Interior
8
Equipamiento
8
Consumo

Destacable

  • Prestaciones
  • Comportamiento dinámico
  • Diseño discreto pero coche matón

Mejorable

  • Espacio detrás
  • Plásticos interiores traseros

Comparte este artículo en tus redes sociales favoritas

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on telegram
Telegram
Share on linkedin
LinkedIn
Share on vk
VK