La furgoneta eléctrica de Nissan se pone al día con mejoras en su funcionalidad, equipamiento y comportamiento. Aunque no hay muchos rivales en el mercado para una furgoneta 100% eléctrica como la Nissan e-NV200, la marca japonesa sabe que no se puede dormir en los laureles y que hay que mejorar constantemente.

Esta nueva versión de la Nissan e-NV200, a pasado de equipar una batería de 24 kWh a una de 40 kWh, lo que mejora su autonomía y las prestaciones, haciendo más utilizable a la versión eléctrica de la Nissan e-NV200.

Esta furgoneta, es la más vendida en España en el año 2018, y está disponible tanto en furgón de carga, como pasajeros con 7 plazas (e-nv200 evalia).

Con más de 15.000 unidades en circulación desde su lanzamiento en Europa en 2014, esta nueva generación de la Nissan e-NV200 100% eléctrica, supone todo un paso adelante. La mayor autonomía gracias a su batería con más capacidad y a toda la gama de nuevas prestaciones de conectividad convertirán a la e-NV200 eléctrica en toda una revolución para el mercado de vehículos comerciales ligeros.

La furgoneta representa un pilar clave del amplio compromiso de Nissan con la disminución de los niveles de emisiones de CO2 en los centros urbanos, causadas por las entregas y/o recogidas de los conductores profesionales, una disminución que abarca tanto las emisiones de CO2 como la contaminación acústica. Este modelo puede ayudar a empresas y conductores profesionales de todo el mundo a conseguir un reparto urbano 100% eléctrico, porque ahora los clientes podrán recorrer 200 km con una sola recarga (en ciudad), en comparación con la anterior generación de la e-NV200, que contaba con una batería de 24kWh.

Diseño: Mismas dimensiones, pero con tres posibilidades

En esta ocasión nos han cedido la unidad con la configuración de 7 plazas. Se trata de una furgoneta orientada a la familia, pero no nos engañemos, no sirve para viajar, es una furgoneta familiar con esencia urbana. Sus 200 km de autonomía, nos permite movernos con toda la familia, si se vive en el extrarradio de una ciudad sin problemas.

En la parte frontal nos encontramos con una característica de los coches eléctricos, no tiene parrilla. Los detalles en azul, para identificar que es eléctrica abundan por todo el frontal, sobretodo en logotipo de la marca, situado en la trampilla de las tomas de alimentación y en los pilotos delanteros.

En la parte lateral nos encontramos con unas llantas cerradas para mejorar la autonomía. Las puertas son correderas con una ventanilla practicable muy pequeña, lo que nos permite entrar y salir de la furgoneta con mucha facilidad. Esto es gracias a los 4,56 m de largo1,76 m de ancho (sin retrovisores) y los 1,86 m de alto. La distancia entre ejes es de casi 2,73 m y la distancia libre al suelo (sin carga) es de 15,3 cm.

Con las mismas dimensiones exteriores disponemos de tres posibilidades a elegir:

  • Furgón, con 2 plazas y mucho espacio de carga, sin ventanillas traseras.
  • Combi, que incluye ventanillas traseras y 5 plazas (pudiendo desmontar las 3 plazas traseras).
  • Evalia, para pasajeros, con 7 plazas.

En lo referente a la parte trasera, podemos observar el logotipo de la marca en azul por el detalle de ser eléctrica al igual que la marca «Zero emission«. Los pilotos traseros son más transparentes que en su versión de combustión. Al ser tan grande el portón trasero, permite cargar y descargar sin problema alguno.

Interior: Muy amplio

La Nissan e-NV200 evalia es una furgoneta y como tal, hay que subirse a ella, literalmente. El puesto  de conducción es elevado y se domina la carretera. La posición al volante es erguida, y con las piernas muy poco extendidas.

El volante está inclinado hacia adelante. Se puede regular en altura, pero no en profundidad. Algunos botones, aunque no demasiado importantes, como la regulación eléctrica de los espejos, el control de tracción y la regulación de la altura de las luces, quedan un poco bajos y lejos de la vista.

El freno de mano le queda un poco lejos al conductor porque está pegado al asiento del acompañante, mientras que cerca del conductor está un hueco para objetos bastante grande. El asiento del conductor se puede regular en altura.

Los asientos son cómodos, con buen apoyo lumbar. La calidad visual de acabado es la que te puedes esperar en una furgoneta: todos los plásticos son duros, pero con acabado correcto y buen ajuste, sin defectos a la vista.

Las plazas delanteras no son muy espaciosas para las piernas, los conductores altos pueden sentirse un poco encajados e incluso tocar con las rodillas en el salpicadero.

En esta de Nissan e-nv200 evalia 7 plazas me he encontrado con unas plazas traseras más espaciosas para las piernas, con mayor distancia hasta los asientos delanteros. La tercera fila de asientos, con las 2 plazas extra, tiene algo menos de espacio, pero tampoco se va mal, y la altura libre al techo sigue siendo generosa.

Para acceder a estas plazas hay que abatir completamente uno de los asientos delanteros. Estos se abaten en dos partes asimétricas (más o menos 60/40): primero se pliega el respaldo, tirando de una correa con asa en la parte superior del respaldo, y después se abate la banqueta, tirando de una correa roja en las patas. Hay que acostumbrarse al procedimiento, pero así el acceso es mucho mejor.

El maletero varía según la configuración de los asientos. Con 7 plazas, el maletero se tiene que conformar con 443 l de capacidad, medidos hasta la línea del cristal. Si se aprovecha hasta el techo se podrían sacar hasta 870 litros.

Los dos asientos de la tercera fila se pueden plegar, desanclar del suelo, y abatir hacia los laterales, dejando entonces mucho más espacio para cargar cosas: más o menos unos 2.110 l hasta el techo. Abatiendo el asiento delantero del acompañante se transportan dentro objetos de hasta 2,8 m de largo.

Motor y batería: Suficiente para el día a día

Para todas las versiones, el motor y la batería son los mismos. Estamos hablando de un motor de 109 CV (80 kW) de potencia, con 254 Nm de par motor. La aceleración de 0 a 100 km/h es de 14,0 s.

La batería está climatizada: se utiliza el mismo sistema de climatización del habitáculo para insuflar aire frío o caliente al interior de la batería y refrigerarla o calentarla, según sea preciso.

Hablemos un poco sobre la batería.

Tal y como os he comentado antes, la novedad es la incorporación de la nueva batería de iones de litio, con nueva química y ahora 40 kWh de capacidad.

Lo bueno es que la nueva batería no es más grande que la antigua, sigue estando colocada debajo de la plataforma de carga, entre los dos ejes y no quita nada de espacio para la carga ni para los pasajeros.

Pues bien, en ciudad, según el ciclo WLTP, la autonomía llega hasta 301 km, lo cual suena genial para repartidores y otro tipo de currantes o incluso taxistas.

Durante la prueba de conducción pudimos comprobar que esa cifra de autonomía WLTP es muy realista, y nos movimos entre 190 y 240 km de autonomía en ciudad, con un consumo medio de unos 19,2 kWh/100 km. Sin embargo, las cosas cambian radicalmente en autopista a 120 km/h con consumos medios de 24 kWh/100km conseguimos recorrer 170 km con una sola carga.

Muy importante: Si se trata de la versión furgón, no olvidemos que en España su velocidad máxima legal en autopista es de 90 km/h, y a esa velocidad no se dispara el consumo con lo que lograremos fácilmente los 200 km con una sola carga.

Para la recarga de la batería todo sigue igual que antes: bajo una tapa en el frontal, detrás del logo de Nissan, están los dos puertos de recarga, a la izquierda CHAdeMO, para recarga rápida en corriente continua a 50 kW de potencia (entre 40 y 60 minutos), y a la derecha Tipo 1 (Yazaki), para recarga normal en corriente alterna hasta 6,6 kW, 32 A (según la potencia el tiempo de recarga puede variar entre 21,5 y unas 6 o 7 horas).

Con la furgoneta se incluyen dos cables de recarga de 6 m de largo: uno es el cable de recarga ocasional con toma doméstica tipo Schuko, y el otro es un cable de Tipo 1 (Yazaki) a Tipo 2 (Mennekes), para recarga en wallbox.

Comportamiento: Silencioso en ciudad y ruidoso en carretera.

Al volante de la Nissan e-NV200 te encontrarás una furgoneta muy silenciosa que hace que cualquier furgoneta convencional de motor térmico suene mal y te preguntes, ¿Quién puede querer una antigualla de esas?.

Al acelerar tan solo se escucha un silbido. Como la entrega de par es desde cero revoluciones por minuto, la respuesta es inmediata, sin retraso, y además con total suavidad, sin tirones, y lo mejor, sin echar humo por un tubo de escape, ni mucho, ni poco. Esta furgoneta es de tracción delantera, y estas ruedas pueden derrapar un poco en las salidas al pisar a fondo.

Eso sí, he de decir, que el aislamiento acústico a 120 km/h es bastante pobre, se escucha el viento como si estuvieras dentro de una tormenta, pero en cuanto bajas el ritmo a 90 km/h el ruido se aminora bastante.

Es verdad que son solo 109 CV y 254 Nm de par, (no son los 150 CV y 320 Nm del nuevo Nissan LEAF), pero es una potencia suficiente para este tipo de vehículo y el uso para el que está pensado (aunque tampoco pasaría nada malo si a la versión de pasajeros le ponen 150 CV, que así da más gusto conducir).

El tacto de la dirección asistida es suave, bastante asistida, y la suspensión no es incómoda, aunque el eje posterior tiende a rebotar un poco en ciertas circunstancias, algo por otra parte normal si pensamos que la suspensión está pensada para poder cargar con muchos kilos.

Para la conducción puedes elegir si prefieres el modo normal o el modo Eco: en el segundo, que se activa con un botón de la consola central, la potencia del motor se limita, pero a cambio se consume menos y se puede lograr un poco más de autonomía, lo cual no viene mal por ejemplo cuando se está conduciendo por la ciudad.

Y también se puede optar entre el modo D y el modo B de retención del motor y frenada regenerativa. Se cambia entre uno y otro con la palanca de cambios: en el modo D el motor retiene muy poco y entonces al levantar el pie del acelerador se puede circular a vela, por inercia, mientras que en el modo B el motor retiene más y se frena la furgoneta bastante, a cambio de regenerar más energía que recupera un poco de carga en la batería, ideal para ciudad ya que apenas has de tocar el freno, excepto al bajar de 10 km/h, ya que la frenada regenerativa deja de funcionar.

Equipamiento: Una única versión

El precio de la unidad parte desde los 39.682 €, los elementos de serie, los tenéis en la imágen de arriba. Lo único que se le puede añadir es el sistema de navegación ve de Nissan («Con pantalla táctil de 18 cm (7”), indica los puntos de recarga más cercanos, actualización automática, planificador de rutas desde la App o You+Nissan») con un sobre precio de 1.815 €.

Consumo: Algo elevado

Con la Nissan e-NV200 (100 % eléctrica) se hacen los 100 km por menos de 2 euros, ¿cuánto te cuesta en una furgoneta diésel?

Con esta potencia y par puede competir de sobra con cualquier furgoneta diésel de este tamaño, pero con dos ventajas muy importantes:

  • El coste de la energía para recorrer 100 km es mucho menor: si se recarga por la noche, con una tarifa valle más económica, y considerando los 25,9 kWh/100 km de consumo (que es un poco alto ya) hablamos de 1,97 euros/100 km (impuestos incluidos), mientras que en la diésel (con un consumo «real» de 6,50 l/100 km) hablamos de 7,50 euros/100 km.
  • Los costes de mantenimiento y revisiones se reducen un 40 % con respecto a una furgoneta diésel (al menos Nissan vs Nissan).
  • Durante la prueba de conducción pudimos comprobar que esa cifra de autonomía WLTP es muy realista, y nos movimos entre 190 y 240 km de autonomía en ciudad, con un consumo medio de unos 19,2 kWh/100 km. Sin embargo, las cosas cambian radicalmente en autopista a 120 km/h con consumos medios de 24 kWh/100km conseguimos recorrer 170 km con una sola carga.

No olvidemos que los vehículos eléctricos son etiqueta ambiental DGT de color azul0 emisiones (sí, son cero emisiones locales, aunque no sean cero emisiones globales), y disfrutan de ciertas ventajas en diferentes ciudades españolas:

  • Bonificación del 75 % del impuesto sobre vehículos de tracción mecánica (impuesto municipal anual) en ciudades como Madrid y Barcelona.
  • En Cataluña pueden usar las autopistas de peaje sin tener que pagar.
  • En Madrid y Barcelona pueden aparcar gratis en la calle en las zonas de estacionamiento regulado (los parquímetros).
  • En Madrid pueden circular y aparcar durante los episodios de alerta por alta contaminación del aire, aunque haya restricciones al tráfico.
6
Diseño
7
Motor
5
Comportamiento
6
Interior
6
Equipamiento
5
Consumo

Destacable

  • Confort de dirección
  • Prestaciones y confort de marcha en ciudad
  • Espacio interior y maletero

Mejorable

  • Mejores plásticos interiores
  • Mejor insonorización del habitáculo
  • Menor consumo
CategoryNissan, Pruebas
Tags
Escribe un comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: