Lo primero de todo, antes de empezar este artículo, desearos un ¡Feliz 2020! Este será un año lleno de novedades y con mucha competencia en el segmento B.

El año pasado pude probar el Seat Ibiza, un coche económico, espacioso y tecnológico. También pude probar el nuevo Renault Clío, un vehículo totalmente distinto a su predecesor, que me sorprendió por su sensación de deportividad, por su ahorro de combustible y sus leves mejoras estéticas que hacían que el conjunto fuera aún más deportivo.

Y esta semana he tenido la oportunidad de poder probar el nuevo Opel Corsa, el primer Opel fabricado bajo los mandos del grupo PSA. Está fabricado bajo la plataforma CMP de este grupo, la más avanzada de la multinacional francesa para sus modelos compactos de la que os hablaré más adelante ya que es una parte fundamental de este nuevo Opel Corsa.

En esta ocasión me han cedido la versión Edition, la más barata, para poder testar como viene de serie, y ya os adelanto que no está nada mal. Pero… una cosa os digo, su rival más directo lo tiene en casa y además, utiliza la misma plataforma. Es el nuevo Peugeot 208, y os hablaré de él dentro de un par de meses.

Belleza a la par que sencillez

Fue muy curioso el momento de la entrega porque en cuanto me dieron las llaves y me dispuse a dar vueltas entorno al coche, se me vino a la cabeza una idea: «diseño sencillo» y es que personalmente me encanta la sencillez, y más si es en un diseño, porque entonces apaga y vámonos, porque ya me han conquistado.

Hay una cosa que me enamora de los Opel, su frontal. Me parece bastante limpio y en este caso no iba a ser menos. Este vehículo de pruebas equipa el Lighting Pack, que incluye el sistema de iluminación Led (incluyendo los antinieblas en led) que cuesta 500 € y que sin dudarlo os digo que es un paquete indispensable, y más si usas el coche por la noche.

Eso sí, si te coges este pack, que sepas que no son luces direccionales, ni las que apagan los led en función del tráfico. Ese paquete de faros Matriciales LED Intellilux sólo está disponible para las versiones tope de gama.

Se acabó la versión de 3 puertas

Las dimensiones son: 4.060 mm (+39) de largo, 1.745 mm (-1) de anchura, 1.433 mm (-48) de altura, 2.538 mm (+28) de batalla y 309 l (+24) de maletero.

En esta sexta generación, al usar la plataforma CMP, se ha decidido que sólo se va a comercializar en la versión de 5 puertas, y es una pena, porque el Opel Corsa GSi de 3 puertas que probé en abril del año pasado me enamoró y aún recuerdo lo bien que me lo pasé conduciéndolo.

Aunque no todo iba a ser malo ¿no? Al decidir venderlo en la carrocería de 5 puertas exclusivamente, el espacio interior y del maletero se han visto notablemente afectados, y en este caso es para mejor. También se ha aumentado un pelín la distancia entre ejes y la altura libre al suelo.

Es ver la trasera, y me sale una sonrisa de forma instantánea. Tiene un toque muy racing y eso que esta es la versión básica. Imaginaros en la GSi Line como tiene que quedar con dos tubos de escape, 🤔 um… precioso, ¿verdad?.

Tiene varias opciones de personalización, y entre ellas, se encuentra la carrocería bitono. Lo sé, las llantas no enamoran (al menos en esta versión), pero para eso existen las llantas opcionales ¿no?

En cuanto abres la puerta, te das cuenta de que es un Opel

El interior está tan bien aislado que solo se escucha el ronroneo del motor.

Al menos en esta versión de acceso, Opel no se ha esmerado demasiado en hacer algo innovador. Mantiene el mismo cuadro de instrumentos que el resto de sus hermanos, la misma palanca de cambios, y el mismo sistema multimedia

Sin embargo, en las versiones superiores, la cosa cambia, y bastante. Pasamos de tener un cuadro analógico a un cuadro 100% digital y de una pantalla de 7 pulgadas a una de 10 pulgadas. En pocas palabras, desde la versión superior a éste (Edition – GS-Line – Excellence) la sensación de ser un coche más tecnológico y revolucionario, va en incremento.

El utilitario del rayo, apuesta por la utilidad y empieza por una gigantesca guantera, que no resta para nada capacidad a las piernas al asiento del copiloto por su disposición vertical. Al abrirla encontramos un gran hueco, muy profundo, donde podría caber un bolso mediano perfectamente.

Los materiales tienen un buen tacto

El asiento del acompañante debería de poderse regular en altura, porque en la posición en la que está, te obliga a elevar las rodillas un poco y puede llegar a resultar incómodo.

La calidad de los materiales es correcta, plásticos duros en la parte central del salpicadero y plástico blando en la parte superior. Aunque eso sí, han abusado mucho del negro piano, está en la zona del cambio, del aire acondicionado, entorno a la pantalla multimedia y entorno al tacómetro. Personalmente, no me gusta el negro piano por dos razones, la primera, se mancha mucho y la segunda, se araña con mucha facilidad.

Durante toda esta semana que he tenido el coche, me ha estado molestado una cosa en concreto, y es el espacio para los pies de la zona del conductor, me explico, los pedales son pequeños y el del acelerador está muy pegado a la pared de la derecha, lo que impide que las personas con un número grande de pie, podamos pisar el pedal del acelerador correctamente.

¿5 Plazas?

Las cosas como son, estamos ante un utilitario del segmento B, y eso quiere decir que 5 personas dentro de un coche de este segmento lo van a pasar algo mal, sobre todo, en lo referente a la sensación de agobio

Fijaros en la foto, ¡hay un túnel de transmisión! y esto se debe al uso de la plataforma modular CMP. Como esta plataforma también se utiliza para el nuevo Peugeot 3008 ha de existir un túnel de transmisión para las versiones 4×4.

Eso si, la persona que decida sentarse en la plaza central cuando haya otros cuatro ocupantes, ha de tener en cuenta que sus pies han de ir sobre el túnel de transmisión porque precisamente el ancho no es su fuerte. Hay espacio suficiente para que viajen 4 personas cómodamente, y más teniendo en cuenta que hay bastante separación entre los asientos delanteros y los traseros.

Aunque es casi 5 centímetros más bajo que el Corsa saliente, al reducirse su centro de gravedad, ofrece un notable espacio para las cabezas en la fila trasera. No obstante, como suele ocurrir en este segmento, los respaldos están bastante inclinados, por lo que en largas distancias puede acabar resultando incómodo.

El maletero no está mal

El uso de la plataforma CMP tiene una gran ventaja, su maletero. En esta nueva generación se ha aumentado la capacidad del maletero 24 litros llegando hasta la asombrosa cifra de 309 litros de capacidad.

Es un maletero muy aprovechable gracias a su diseño rectangular, a fin de aprovechar todo el espacio, ya que es notablemente hondo. Además, no cuenta con doble altura como suelen estilar algunos modelos actuales.

Diésel, Gasolina y Eléctrico

El Opel Corsa tiene varias opciones mecánicas, tres de gasolina, todas de 1,2 litros de cilindrada, una atmosférica de 75 CV y dos turbo de 100 y 130 CV, una diésel, de 1,5 litros de cilindrada de 100 CV y una versión eléctrica de 136 CV y 260 Nm con una batería de 50 kWh y una autonomía de 340 km.

En el caso de los motores de combustión interna, podemos escoger entre tres cajas de cambio, dos manuales de 5 y 6 relaciones y la automática EAT8 que sólo está disponible para la versión de gasolina más potente.

En esta ocasión he probado la única opción de gasóleo, el 1.5 litros dCi turboalimentado que rinde 100 CV Y 250 Nm de par

La verdad es que me ha sorprendido, tanto por su rendimiento como por su consumo, y es que aunque estemos en pleno ocaso del diésel, Opel ha decidido seguir apostando por el gasóleo.

Según la marca alemana, «las versiones diésel siguen siendo todavía la clave en este mercado«, y estoy de acuerdo, al menos por el momento. Si los eléctricos no bajan de precio, el bajo consumo de este motor y su fuerza hacen que merezca la pena.

La ciudad es su entorno

La noche de nochebuena, un familiar me hizo una pregunta «De todas las marcas que has probado, ¿Qué marca tiene un radio de giro más grande?» a lo que le respondí sin pensarlo, que la que más me gustó cómo giraba era Opel.

Es increíble cómo un coche puede ser tan urbanita. La ciudad es su hábitat por excelencia, su ángulo de giro hace que fácil maniobrar por espacios, giros estrechos, callejuelas del centro de Madrid, parkings, …

Además, el sistema de visión de 180º junto con los sensores de parking y los cuatro metros de longiutd, hace que aparcar sea muy fácil. Eso sí, yo escogería el cambio automático si o sí si es para la ciudad. Eso de embragar y desembragar uff… lo llevo muy mal.

En la carretera es uno más

A pesar de ser un coche pensado para la ciudad, en la carretera se mueve como uno más, al menos en lo referente al motor diésel. Le cuesta subir de vueltas hasta las 2.000 rpm, pero… en cuanto llega a las 2.000 rpm, el motor se vuelve muy alegre.

Responde bien en los adelantamientos, tanto en vías convencionales como en autovía, pero eso sí, siempre en marchas cortas. La dirección es bastante precisa, así como el cambio, que es suave y de transiciones bastante largas, lo que hará que los consumos caigan en picado.

Cuando le exiges al chasis, no te defrauda. La mezcla de sensaciones está muy lograda. La dirección precisa hace que el coche vaya por donde le digas, y si a eso le sumas un tarado de suspensión firme, la mezcla de sensaciones que se crea es increíble. Es una mezcla entre agilidad y agarre que hace que cada vez que te metas en una carretera revirada quieras darle más y más caña.

La tecnología de seguridad activa es de serie, pero la más avanzada es opcional

Uno de los reclamos a día de hoy es el equipamiento de serie en lo referente a la seguridad. Para que os hagaís una idea, desde el acabado más básico tenemos: alerta de mantenimiento de carril con asistencia a la dirección, frenada de emergencia automática con detector de peatones (opera sólo por cámara y en buenas condiciones lumínicas), alerta de colisión frontal, reconocimiento de señales de velocidad, control de crucero con limitador de velocidad y alerta de fatiga entre otros.

Pero si queremos acompañar estos sistemas con otros más avanzados, deberemos optar por añadir el Pack Safety: por 200 euros más dispondremos de frenada de emergencia con detector de peatones y ciclistas que sí opera a baja luminosidad (funciona con radar) o control de crucero adaptativo, que añade en la función Stop & Go en las versiones de cambio automático y que lo permiten circular autónomamente en atascos.

Por otro lado, y a partir de mayo de este año, también se ofrecerá el Pack Park & Go (950 euros), con alerta de ángulo muerto, cámara de visión trasera panorámica de 180º o asistente de aparcamiento autónomo, este último exclusivo del Opel Corsa-e.

Lleno de tecnología

En lo que respecta a conectividad y sistemas multimedia, el Opel Corsa dispone de dos diplay de serie, uno de cinco pulgadas para la variante Edition, y otro de siete pulgadas que encontramos en los acabados GS-Line y Elegance. Además también ofrece opcionalmente otro que llega hasta las 10 pulgadas.

Ambos son compatibles con Apple CarPlay y Android Auto y disponen de conexión Bluetooth. No obstante, si queremos el navegador, con servicios TomTom Live, y la conexión a Internet Opel Connect son opcionales que oscilan entre los 700 y los 1.200 euros según el tamaño de la pantalla.

No faltan tampoco puertos de conexión USB, pudiendo equipar hasta cuatro, dos en las plazas delanteras y otras dos en la posterior. Desde el acabado más básico encontramos al menos uno, que en su caso se sitúa junto al display. Otras bondades opcionales en materia de confort son los asientos calefactados y con función masaje para la plaza del conductor.

Es un mechero

La marca homologa para este motor entre 4 y 4,5 l/100 km de consumo mixto y en este caso cuando me quise dar cuenta, ya había recorrido 900 km sin respostar y con una media de 4,1 l/100 km. Impresionante ¿Verdad? En ciudad, tampoco se eleva tanto el consumo, sólo hasta los 5 l/100 km.

Si a esto le sumamos que su precio de partida es de 16.300 euros y que con todos los descuentos por finanaciación, etc, se queda en 10.900 euros, sale una combinación idónea para aquellas personas que busquen un coche económico, que transmita agilidad y agarre, que consuma poco y con mucha tecnología.

8
Diseño
7
Motor
8
Comportamiento
8
Interior
8
Equipamiento
8
Consumo

Destacable

  • Diseño deportivo desde la versión básica
  • Buena calidad de interiores
  • Bajos consumos
  • Buen comportamiento dinámico
  • Precio competitivo

Mejorable

  • El respaldo de la banqueta trasera está muy recto
  • Enorme túnel de transmisión
CategoryOpel, Pruebas
Tags
Escribe un comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: