Hace relativamente poco os traje al blog el Opel Mokka X propulsado por GLP y muchos de vosotros me preguntasteis si este coche con la tracción cuatro por cuatro y el motor diesel era una buena opción. ¿La respuesta? vamos a descubrirla.

En esta ocasión me voy a centrar en cuatro apartados; motor, comportamiento, equipamiento y consumo debido a que el resto de apartados se mantiene igual respecto al Opel Mokka X de GLP.

Motor: Sensación de elasticidad

En esta ocasión, la tracción 4×4 sí o sí con la motorización diésel va asociada a una caja de cambios manual de 6 relaciones. Esta combinación es una de las más equilibradas tanto por rendimiento y eficiencia, como por permitir movernos con soltura en condiciones meteorológicas adversas o por caminos.

Es un motor que transmite una sensación de ser elástico, pero solo a partir de las 2.000 rpm. Pero si es un diésel, ¿cómo es eso posible? Pues tiene fácil explicación.

Aunque su par máximo (320 Nm de par) está situado a las 2.000 rpm, parece que los 136 CV siguen empujando con fuerza casi hasta llegar al corte, gracias a que su potencia máxima se encuentra entre las 3.500 y las 4.000 rpm.

¿Qué pasa cuando vas por debajo de las 2.000 rpm? Se queda un poco escaso de potencia, parece que esos 136 CV son inexistentes. Hemos de tener en cuenta que el peso del vehículo en la báscula es de 1.504 kilos cuando va asociado a la tracción total, pero me resultó curioso que subiendo una pendiente de inclinación media a unos 75-80 kilómetros por hora tuviéramos que reducir una marcha (de cuarta a tercera) para que el Mokka X empujara con algo de fuerza. Respecto a las recuperaciones, por debajo de las 1.750 rpm deberás bajar de marcha, aunque por suerte el tacto del cambio manual es muy agradable.

Comportamiento: Le gusta el campo, pero con moderación

El comportamiento dinámico, lo podréis ver en la prueba del Opel Mokka X propulsado por GLP, ya que la idea de pedirle a la marca el coche con la 4×4 era para saber si es de verdad un 4×4.

El coche circulará en modo 4×2 siempre que sea posible, y sólo al iniciar la marcha o cuando se pierda adherencia en las ruedas delanteras, el sistema repartirá automáticamente la entrega de potencia entre ambos ejes (como mucho, 50% delante y 50% detrás, sin opción de bloqueo de diferencial).

¿Pero es apto para circular por pistas? La tracción integral supone una ventaja cuando el asfalto esté sucio, helado, húmedo o frío; pero principalmente, cuando lo dejemos atrás. En parte por incorporar tracción total y en parte porque ahora las suspensiones son más confortables, el Mokka X me parece ahora un vehículo mucho más apto para circular por pistas de tierra.

Las reacciones del chasis, más nobles y suaves que antes, dan confianza al conductor y permiten afrontar recorridos por superficies en mal estado; e incluso podemos divertirnos bastante si nos atrevemos a elevar el ritmo. Un apunte, el freno de mano, es manual, como el de toda la vida, lo que nos permitió divertirnos bastante con él, sobre todo en grava.

Pero recordemos que SUV no es lo mismo que todoterreno: ni el Mokka ni su competencia han sido diseñados para sortear trialeras, vadeos o cruces de puentes, y no sólo porque carezcan de reductora, sino por el escaso perfil del neumático (especialmente con estas llantas de 19”), por su dibujo ideado para el asfalto y por el recorrido de las suspensiones, que aun siendo algo superior al de un turismo no es el indicado para afrontar zonas complicadas.

Equipamiento: Acabado Excellence

El nuevo Mokka X arranca en los 21.837 euros de la versión 1.4 Turbo 140 CV con tracción delantera, caja de cambios manual de seis velocidades y el nivel de terminación Selective. Lógicamente, a este precio habremos de añadirles las posibles campañas y descuentos del concesionario.

Los niveles de acabado para España son los denominados Business (ofertado solo para flotas), Selective y Excellence. Los dos primeros ya incluyen los controles de tracción y estabilidad, ABS, EBD, TPMS, múltiples airbags, dirección asistida, aire acondicionado, sistema de sonido, bluetooth, puerto USB, ordenador de viaje, control y limitador de velocidad, volante multifunción forrado en piel, faros antiniebla, llantas de aleación de 17 pulgadas, control automático de luces, cuatro elevalunas y espejos eléctricos, cierre con mando y seis altavoces.

El acabado Excellence suma a lo anterior el climatizador automático de dos zonas, apoyabrazos central delantero, sistema Wi-Fi, Opel OnStar, sistema de sonido con pantalla de siete pulgadas, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, cristales tintados, encendido automático de luces, sensor de lluvia, llantas de aleación de 18 pulgadas, tapizado específico, espejo interior fotosensible, retrovisores abatibles, SmartBeam, etc.

Entre las opciones más interesantes hay que mencionar los nuevos faros AFL LED (1.250 €), los asientos AGR con tapizado en piel (1.200 €), cámara de visión posterior (350 €), FlexFix (950 €), cámara frontal Opel Eye (500 €) o el navegador  (1.100 €), entre otros.

Consumo: Ajustado

Opel homologa para el motor 1.6 CDTI de 136 cv con cambio manual de 6 relaciones, unos consumos de: 6,1 l/100 km en ciudad5 l/100 km en extraurbano y un consumo medio de 5,4 l/100 km

Sin embargo, nuestros consumos (siempre a lo máximo legal) han sido de 6,5 l/100 km en ciudad, 5,7 l/100 km en extraurbanocombinado de 6,1 l/100 km. Consumos que no distan mucho de los homologados.

Con 52 litros de depósito y suponiendo imprevistos de consumo, se pueden llegar a lograr entre los 850 y los 900 km con un solo depósito.

Este vehículo cuenta con la etiqueta de la DGT C, la cual en Madrid, nos permite obtener un 10% de descuento a la hora de aparcar dentro del área metropolitana.

En definitiva, es un vehículo que tiene un gran confort de marcha, está a la última tecnológicamente hablando y tiene un diseño actual y agresivo y con un consumo ajustado. 

8
Diseño
7
Motor
6
Comportamiento
7
Interior
7
Equipamiento
6
Consumo

Destacable

  • Gran mejora de calidades
  • Diseño más agraciado
  • Mejor comportamiento off-road

Mejorable

  •  Ruido del motor
  •  Balanceo en curva
CategoryPruebas, Opel
Tags
Escribe un comentario

Cuéntame que te ha parecido el artículo

A %d blogueros les gusta esto: