Sensaciones al volante

Probar los coches como si fueran nuestros.

Frontal lateral izquierdo paisaje Volkswagen T Roc - Prueba Volkswagen T-Roc Advance Style 110 CV: ¿Un Killer del Golf?

Prueba Volkswagen T-Roc Advance Style 110 CV: ¿Un Killer del Golf?

El <b>Volkswagen T-Roc</b> es uno de los SUV urbanos con mejor comportamiento dinámico del mercado, viene bien equipado y parte desde 22.500 € con descuentos.

El Volkswagen T-Roc es uno de los SUV urbanos con mejor comportamiento dinámico del mercado, viene bien equipado y parte desde 22.500 € con descuentos.

Se podría decir que el Volkswagen T-Roc se encuentra a medio camino entre dos segmentos. Por su tamaño y precio podría considerarse un coche del segmento C, pero la realidad es que es un SUV “pequeño” con un enfoque premium perteneciente al segmento B.

En esta ocasión, no nos han cedido una unidad con un motor desorbitante, si no que, se trata del motor más pequeño de gasolina disponible en toda la gama. Este es el bloque 1.0 TSI de 110 CV con una caja manual de 6 marchas. ¿Y el acabado? El Advance Style. El nombre completo del coche es Volkswagen T-Roc Advance Style 1.0 TSI 110 CV.

Prueba en vídeo del Volkswagen T-Roc

Tras el lanzamiento de este coche, Volkswagen se metió de lleno en el segmento de moda en la actualidad, el de los SUV-B (SUV Urbanos). El T-Roc es un coche que no cuenta con muchos rivales, ya que, los que se le acercan por tamaño no llegan por prestaciones y precio. Si somos realistas, el que más cerca está es su primo hermano el Audi Q2, pero fuera del grupo VAG, sería el Hyundai Kona, con la mecánica más potente y tracción total.

Con un precio que supera holgadamente los 32.000 euros, el protagonista de esta prueba pone el listón muy alto en lo referente al nivel de exigencia. Por esta cantidad de dinero, tienes que tener muy claro que te interesa este coche en lugar de otros, pues 32.000 euros son un abanico medianamente grande en el que caben desde un BMW Serie 3 hasta un Mercedes GLA. Pero eso sí, peor equipados. Se tenía que decir, y se dijo.

¿A quién se parece más el T-Roc? ¿A un Polo, un Golf o un Tiguan?

Frontal lateral derecho Volkswagen T Roc - Prueba Volkswagen T-Roc Advance Style 110 CV: ¿Un Killer del Golf?

Identificar al Volkswagen T-Roc con uno de estos tres modelos es muy fácil ya que teóricamente se posiciona entre el Polo y el Golf, pero únicamente por su tamaño. Pero en realidad, genéticamente hablando, parece un híbrido entre el Polo, el Golf y el Tiguan.

Como dato técnico, he de mencionar que el Volkswagen T-Roc utiliza la misma plataforma que el Audi Q2. Es por ello que puede permitirse el lujo de contar con suspensión trasera independiente en las versiones de tracción total. Elemento que no está disponible ni en el Ibiza, ni en el Polo ni en el Arona.

Volkswagen tiene claro que el público al que dirige este modelo tiene unas expectativas elevadas y espera que la mayoría de sus ventas se concentren en las versiones de gama media-alta, como este Advance Style (el anterior al tope de gama – Sport -)

El diseño es juvenil y deportivo

Frontal Volkswagen T Roc - Prueba Volkswagen T-Roc Advance Style 110 CV: ¿Un Killer del Golf?
Los intermitentes están situados en la parte inferior y esto en ciudad puede llegar a ser un peligro ya que si te pegas mucho al vehículo precedente, este probablemente, no pueda ver las intenciones de tu giro.

Si tomamos como punto de partida que el Volkswagen T-Roc tiene el mismo esqueleto que el Audi Q2, el T-Roc Advance Style apuesta por unos nervios mucho más marcados y unos grupos ópticos más grandes. El resultado no cabe duda de que es bastante atractivo y hace que sean coches totalmente diferentes.

El Volkswagen T-Roc da la sensación de ser un coche de mayores dimensiones, más corpulento y robusto y sobretodo, si tenemos en cuenta que esta unidad equipa el paquete Black Style. 

La parte frontal, tiene unos grupos ópticos muy rasgados y una parrilla muy horizontal, que hace que parezca más ancho y bajo que el Audi. La enorme entrada de aire del faldón y la forma de las falsas rejillas de los laterales enmarcadas por las luces de marcha diurna, que también hacen la función de indicadores de dirección, refuerzan esa imagen deportiva del T-Roc.

Trasera lateral izquierdo 2 Volkswagen T Roc - Prueba Volkswagen T-Roc Advance Style 110 CV: ¿Un Killer del Golf?
En el acabado Advance Style el techo puede ser de color blanco o negro. En el resto de acabados es del color de la carrocería.

Si lo miramos de lateral, automáticamente la vista se centra en los enormes y marcados pasos de rueda y en la línea de cintura muy alta. Además, con el paquete Black Style viene incluido una especie de vinilo en el pilar C, que aunque le queda bien, no sé si eso aguantará con el tiempo.

La parte trasera está algo recargada de detalles falsos, con unas falsas salidas de escape en los laterales que tienen otras falsas salidas de aire sobre ellas y un difusor inferior copiando las formas del hueco de la matrícula… Demasiado repetitivo.

Los acabados son correctos y las puertas ajustan bien, además de tener un buen tamaño para dar un acceso bastante cómodo al habitáculo.

Tiene un buen haz de luz

Faro delantero izquierdo Volkswagen T Roc - Prueba Volkswagen T-Roc Advance Style 110 CV: ¿Un Killer del Golf?

En cuanto a la iluminación, este Volkswagen T-Roc cuenta de serie con luces halógenas, pero en el caso de este acabado Advance Style, son luces full led y su cantidad de luz es buena y homogénea, pero es una auténtica pena que no tengan ni luces largas automáticas ni luces adaptativas.

Los antiniebla (que son halógenos) también proporcionan una buena luz, con un haz ancho que ilumina bien los arcenes. Además, hacen la función de luz de curva o de giro.

El interior se asemeja al de un Polo

Salpicadero vista izquierda Volkswagen T Roc - Prueba Volkswagen T-Roc Advance Style 110 CV: ¿Un Killer del Golf?
Hay varias opciones de personalización con molduras de diferentes acabados y colores. La unidad probada las equipa en un color gris que resulta elegante, pero, tal vez, demasiado sobrio.

Cuando abres las puertas del Volkswagen T-Roc Advance Style, te das cuenta de que es el famoso salpicadero del grupo Volkswagen: bien resuelto, con una buena ergonomía y acabados, pero sin riesgos ni alardes. Los ajustes de las diferentes piezas que conforman el habitáculo son correctos y los materiales tienen buen aspecto, pero el tacto… eso ya es otra cosa 😬.

Yo esperaba que en un coche de este precio, el salpicadero no fuera de plástico duro y es que, su diseño es muy similar al del Polo, pero su precio está algo más de 10.000 euros por encima.

Plazas delanteras vista izquierda Volkswagen T Roc - Prueba Volkswagen T-Roc Advance Style 110 CV: ¿Un Killer del Golf?

Los asientos delanteros son bastante cómodos y gozan de un buen espacio para viajar. El tejido es atractivo y sujeta mejor el cuerpo que algunos de cuero. En el caso de esta unidad, ambos asientos son de regulación manual, pero enseguida encuentras una postura cómoda en la que ir, gracias a sus múltiples reglajes.

Tiene múltiples huecos donde dejar objetos y las cosas como son, son grandes. (Un cargador inalámbrico -opcional- delante de la palanca con suelo antideslizante, una guantera central profunda, huecos en las puertas y una guantera delantera bastante profunda y alta. Además de dos posavasos detrás del cambio.

Tacometro Volkswagen T Roc - Prueba Volkswagen T-Roc Advance Style 110 CV: ¿Un Killer del Golf?

Como extra se puede pedir el famoso Digital Cockpit. Los relojes de la instrumentación se sustituyen por una pantalla de alta definición en la que podemos mostrar toda la información que queramos, de la forma que queramos y con el diseño que más nos guste. 

Sin embargo, este es el que viene de serie, con una pantalla monocromo en el medio de ambos relojes que si bien muestra la información suficiente, no es igual que el Digital Cockpit, un extra que pagaría sin dudarlo.

Plazas traseras vista derecha Volkswagen T Roc - Prueba Volkswagen T-Roc Advance Style 110 CV: ¿Un Killer del Golf?
Esta unidad equipa el techo solar y por tanto baja algo la altura libre al techo, pero no afecta demasiado. Una persona de 1,80 metros de alto cabe sin ningún problema.

Si delante es grande y confortable, detrás es otro cantar. No me gusta para nada que a los pasajeros traseros se les preste menos atención y menos mimos que a los delanteros y en el Volkswagen T-Roc claramente hay dos clases

Delante hay unos paneles de puerta bien rematados, con unas molduras decorativas de calidad e incluso con una fina tira de led, atrás las molduras son diferentes (parece como si fuesen de otro coche) y nada de iluminación… 😡 justo donde menos luz tiene el coche y donde más falta hace crear un entorno más acogedor. 

El espacio es uno de los puntos más críticos en este tipo de vehículos, aunque es mejor que el del Hyundai Kona. Si delante viajan adultos de 1,90 metros, atrás rozarán con las rodillas en los respaldos, pero sobrarán unos tres dedos para la cabeza y otros tres para las piernas en el resto de situaciones. La plaza central es algo más dura y más elevada porque lleva un reposabrazos central, por ello, mejor usarla para un uso muy puntual y al ser posible con personas menudas.

Maletero 2 Volkswagen T Roc - Prueba Volkswagen T-Roc Advance Style 110 CV: ¿Un Killer del Golf?

El maletero tiene un volumen más que correcto, situado en la media del segmento con unos maravillosos 445 litros. Se echa de menos un doble fondo, pues hay espacio de sobra para uno. Aunque como ventaja, he de añadir que el piso se puede poner a dos alturas y de esta manera podemos aprovechar mejor el maletero.

El umbral de carga queda algo alto, pero al menos está enrasado con el borde del parachoques y el suelo del maletero es completamente plano. Si necesitamos aún más espacio, podemos abatir los respaldos llegando a los 1.290 litros con un suelo completamente plano.

En general, la sensación es positiva y la nota sería más elevada si no fuese porque, el precio del T-Roc se merece mejores materiales, que a los de las plazas traseras no se les considere viajeros de tercera y, en definitiva, que no parezca claramente mejor acabado un Golf, cuando cuesta bastante más.

Un motor “básico” que no está nada mal

Motor Volkswagen T Roc - Prueba Volkswagen T-Roc Advance Style 110 CV: ¿Un Killer del Golf?

Esta unidad equipa el motor de acceso a la gama. Se trata de un motor de un litro de cilindrada con 3 cilindros y turbo que tan buen resultado ha dado ya en otros modelos del grupo y que desarrolla 110 CV de potencia asociado un cambio manual de 6 relaciones y a la tracción delantera.

Lo cierto es que pese a tener tres cilindros, rinde bastante bien, sobre todo en la segunda, tercera y cuarta marcha, donde a altas vueltas tiene más empuje y más diversión, que incluso un motor con cuatro cilindros y algo menos de potencia. Me gusta, parece que no se le acaba nunca la potencia. Ahora, cuando lo elevas de vueltas, obviamente suena como un tres cilindros 🤷🏻‍♂️. En fín… el coche perfecto no existe.

Ahora, ¿que opciones mecánicas hay? Pues bien, solo hay opciones de gasolina y diésel. En este modelo no hay opciones híbridas, ni microhíbridas ni eléctricas. En gasolina hay dos opciones, este motor y un 1.5 de cuatro cilindros y 150 CV con caja manual de 6 marchas o con una caja automática de 7 relaciones de doble embrague. 

En diésel hay un solo motor con dos potencias distintas. Se trata de un bloque con dos litros de cilindrada, con cuatro cilindros y con potencias de 115 y 150 CV. Con opción del cambio automático DSG de 7 relaciones para la mecánica de 150 CV.

Aunque ya te adelanto que yo me compraría el 1.5 TSI de 150 CV automático ya que son 40 CV más, medio litro de cilindrada extra y un cilindro más y encima el consumo es muy similar, por no decir que consumen lo mismo, así que, a por ese de cabeza.

Un comportamiento dinámico de lo mejor del segmento

Frontal lateral izquierdo paisaje Volkswagen T Roc - Prueba Volkswagen T-Roc Advance Style 110 CV: ¿Un Killer del Golf?

Este es sin lugar a dudas el punto que más me ha gustado del Volkswagen T-Roc. No tiene absolutamente nada que ver con la mayoría de modelos del segmento. Pese a su altura libre al suelo y a que va sobrecalzado, su comportamiento dinámico es excelente, prácticamente como si se tratara de un Golf y esto hace que se pueda disfrutar bastante a los mandos del T-Roc, incluso en una conducción deportiva. Que ganas tengo de probar el Volkswagen T-Roc R con escapes akrapovic.

Conducirlo por la ciudad es agradable gracias a un motor suave y tranquilo que apenas ronronea y sobretodo a sus dimensiones, que son bastante compactas. Si escoges la versión automática de gasolina, este confort aumenta notablemente. Una opción altamente recomendable si haces mucha ciudad.

Las maniobras no se le atragantan para nada y, al ir algo elevados, controlamos bastante bien el resto del tráfico y las dimensiones del T-Roc. Además, las suspensiones no son secas y por ello, no se hace incómodo pasar por los baches, tapas de alcantarillado e incluso por bandas reductoras de velocidad que tanto se ven por las ciudades.

Trasera abajo Volkswagen T Roc - Prueba Volkswagen T-Roc Advance Style 110 CV: ¿Un Killer del Golf?

En autopista, se sujeta bastante bien y en curvas rápidas se conduce como si fuera un coche bastante más grande, con un buen aplomo y con pocos cabeceos ni ningún gesto raro al pasar por cambios de apoyo.

Ahora, llegó la hora de hablar de donde mejor se comporta, en carreteras secundarias. Es sorprendente su agilidad y cómo se deja conducir. La dirección tiene un tacto exquisito. Es precisa, suficientemente rápida y su nivel de asistencia, muy agradable. 

El eje delantero es muy obediente y no tiende a irse de delante en absoluto. Gracias a lo bien guiada que va la parte delantera, si necesitamos ayuda de la parte trasera, bastará quitarle algo de peso a ésta levantando el pie del acelerador o rozando el freno y el Volkswagen T-Roc redondeará los giros de forma muy noble y progresiva

Lateral izquierdo Volkswagen T Roc - Prueba Volkswagen T-Roc Advance Style 110 CV: ¿Un Killer del Golf?

La verdad es que es de los mejores SUV que he probado en este tipo de vías. Es cómodo y muy eficaz. Tal vez el que más cerca esté del T-Roc sea el Hyundai Kona, también ejemplar en este apartado.

En un circuito de pruebas pude ver que los tiempos de espera son muy cortos para un coche alto y con suspensiones largas que priorizan el confort. Esto le otorga mucha agilidad y hace que la maniobra de esquiva se haga con total estabilidad y seguridad, otorgando una sensación de control en todo momento. Las reacciones son muy progresivas y esto no es fácil en un coche con unas ruedas 235/40-19, lo que dice mucho y bueno de su chasis.

Para concluir: el Volkswagen T-Roc está entre los mejores del segmento en este apartado. Es muy agradable, noble, divertido y seguro de conducir para cualquier tipo de conductor. Además, es uno de esos coches con el que te apetece perderte una tarde entera por una carretera de montaña y disfrutar de la conducción.

Buen equipamiento a costa del precio

El Volkswagen T-Roc parte desde los 22.500 € hasta casi los 35.000 € del acabado Sport con todos los extras. Y es que, si pagas lo que cuesta este coche, uno espera un equipamiento de primer nivel y, en cierto modo, así es.  Pulsa aquí para configurar tu Volkswagen T-Roc a medida.

En el apartado de ADAS (asistentes avanzados a la conducción) no hay reproche posible. Tenemos control de crucero adaptativo, alerta de colisión con sistema de frenado de emergencia, alerta de pérdida de carril con sistema de mantenimiento activo, sensores de ángulo muerto… Prácticamente lo trae todo y, además, funcionan razonablemente bien, sin demasiadas falsas alarmas.

En cuanto al sistema multimedia, también está a la última y es compatible con todos los sistemas actuales (Android Auto, Apple Car, Mirror-Link). Su funcionamiento es bueno y los menús son muy intuitivos y fáciles de manejar. Y por cierto, trae navegador, cosa que en algunos de sus rivales han eliminado en pro de emplear el del propio teléfono.

El sistema de audio Beats tiene una buena calidad de sonido lo que permite disfrutar a bordo del T-Roc de buena música. Otro punto a su favor es el hecho de que su motor de gasolina apenas suena ni vibra, de modo que nada distorsiona el buen sonido de sus altavoces.

Consola central Volkswagen T Roc - Prueba Volkswagen T-Roc Advance Style 110 CV: ¿Un Killer del Golf?
Esta unidad carecía de acceso y arranque sin llave.

En realidad, la pantalla táctil de la consola central y el sistema multimedia son los mismos que encontramos en el Golf 7 o el Polo. Se agradece que los mandos de la climatización se mantengan independientes del sistema multimedia y que tengamos acceso directo a ellos en todo momento sin necesidad de tener que bucear en varios menús.

Climatizador bizona, llantas de 19 pulgadas (con neumáticos 235/40-19) en dos tonos, techo panorámico, volante multifunción, aparcamiento asistido, sensores de parking, cámara trasera, portón trasero con apertura eléctrica (solo acabado Sport), etc.

No echaremos nada en falta, pero es que, en rivales como un Jeep Compass, tendremos el mismo equipamiento por menos dinero y, además, más espacio en las plazas traseras. Realmente el T-Roc no ha nacido con vocación de “coche del pueblo”, sino que apunta más alto y en ese terreno ya hay alternativas con más renombre, como BMW, Mercedes, Mini o incluso Lexus.

El consumo no está nada mal

Logo T Roc Volkswagen T Roc - Prueba Volkswagen T-Roc Advance Style 110 CV: ¿Un Killer del Golf?

Para tratarse de un coche de 110 CV de potencia, con una silueta poco aerodinámica, unas ruedas de 19 pulgadas y un conductor con un pie derecho pesado 🤪, los consumos no son para nada exagerados.

Frente a los 7,3 l/100 km oficiales en uso a baja velocidad, el consumo en ciudad de este T-Roc ha sido de 7,5 l/100 km. En su defensa, esta unidad cuenta con elementos opcionales que suman bastantes kilos a la báscula, lo cual penaliza especialmente este apartado de consumos en un uso con constantes arrancadas y paradas.

En carretera, Volkswagen declara 5,7 l/100 km y los podemos conseguir e incluso bajarlo si realizamos una conducción eficiente, pero lo normal es que nos movamos entorno a los 6,0 – 6,5 l/100 km.

En autopista o autovía, a los máximos legales el consumo del T-Roc ha sido de 5,8 l/100 km. Con estos datos de consumo, un consumo medio de 6 l/100 km y un depósito de 55 litros, la autonomía del T-Roc ronda los 750 – 800 km en función de cuanto nos pese el pie 🤔.

7
Diseño
7
Motor
8
Comportamiento
7
Interior
7
Equipamiento
7
Consumo

Destacable

  • Ayudas a la conducción
  • Confort de marcha
  • Comportamiento dinámico

Mejorable

  • Precio algo elevado
  • Espacio interior (amplitud)

Comparte este artículo en tus redes sociales favoritas

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on telegram
Telegram
Share on linkedin
LinkedIn
Share on vk
VK