El segmento B es uno de los segmentos más competitivos, por no decir el que más, y cualquier mínimo detalle de una marca con respecto a sus rivales puede llegar a marcar la diferencia entre ser un súper ventas o simplemente ser uno más. Un par de sus rivales directos son el nuevo Renault Clio y el Seat Ibiza.

Tras la reciente llegada del nuevo Opel Corsa (su hermano gemelo), la marca francesa no se iba a quedar atrás y es por ello que Peugeot ha lanzado al mercado un nuevo 208. Esta nueva generación no es simplemente un restyling, es un coche completamente nuevo. Ahora tiene mucha más personalidad y un equipamiento de segmentos superiores (cosa que es de agradecer).

Está fabricado, al igual que su hermano gemelo, bajo la plataforma CMP del Grupo PSA, la más avanzada de la multinacional francesa para sus modelos compactos de la que os hablaré más adelante ya que es una parte fundamental de este nuevo Peugeot 208. En este caso, el departamento de prensa me ha cedido una unidad con el motor 1.2 PureTech de 130 CV con la caja de cambios automática EAT8 y el acabado GT Line

Tiene mucha personalidad

En un momento en el que muchos coches (y más si son del mismo segmento) comparten plataforma (un movimiento empresarial bastante común para ahorrarse dinero en costes de producción), el diseño pasa a ser un factor determinante a la hora de escoger un vehículo u otro

En este modelo, no hay antinieblas delanteros. Las luces diurnas son las extensiones en forma de colmillo (en las versiones con faros halógenos) y en las versiones de led son los colmillos unidos al ultimo led (extremos) de cada faro.

Creedme cuando os digo, que de estilo, de personalidad y de diseño, este nuevo Peugeot 208 va sobrado. Este coche es capaz de girar las cabezas de los transeúntes allá por donde pasa, y es normal, sólo tenemos que empezar por fijarnos en su frontal. Me da la sensación de que Peugeot ha querido impresionar con el tamaño de la parrilla.

En las versiones básicas (Like, Active, Business Line, Allure) los faros de serie son halógenos. A partir de ahí, el acabado GT Line y GT (acabado exclusivo de la versión eléctrica, de la que os hablaré más adelante) incluyen los faros con tecnología de LED que tienen una firma lumínica bastante curiosa, las tres «garras del león» extendidas por unas luces exteriores que simulan los «colmillos», un estilo similar al que ya os enseñe en el nuevo Peugeot 508.

Ya no hay versión de 3 puertas

Las dimensiones son: 4.055 mm (+93 mm) de largo, 1.745 mm (+6 mm) de anchura, 1.430 mm (-30 mm) de altura y 311 l (+26 litros) de maletero.

En esta nueva generación del Peugeot 208, al usar la plataforma CMP, se ha decidido que al igual que su hermano gemelo, sólo se va a comercializar en la versión de 5 puertas, y es una pena, porque el Peugeot 208 de 3 puertas de la generación anterior era bastante bonito. 

A pesar de esta decisión no todo iba a ser malo ¿no? Al decidir venderlo en la carrocería de 5 puertas exclusivamente, el espacio interior y del maletero se han visto notablemente afectadosy en este caso es para mejor. Además, en las versiones GT Line y GT (sólo disponible en la versión eléctrica), los pasos de rueda pasan a ser plásticos en negro piano en vez de la propia chapa, un detalle que si bien queda bonito, se ralla solo con mirarlo.

Tiene un toque deportivo

¡Menuda sorpresa!, en el acabado GT Line y GT tiene dos salidas de escape reales, en el caso de las versiones inferiores, solo tendrá una.

Si nos ponemos a mirar desde atrás, te das cuenta de que no solo es un coche con bastante personalidad, si no que también tiene un toque «racing». Los faros traseros son las garras del león y están unidos por un elegante plástico en negro piano. El paragolpes es notable y llamativo, y esto le da un plus de musculosidad.

Tiene varias opciones de personalización, y entre ellas, se encuentra la carrocería bitono. Esta unidad en concreto, equipa el color Azul vértigo (tri-capa) con un sobre coste de 700 €. Además, también equipa el techo panorámico con un sobre coste de 1000 €.

Un interior nuevo y con mucha tecnología

El diseño, la calidad de los materiales y la tecnología se encargan de vestir al nuevo Peugeot 208 por dentro.

Según te asomas por primera vez al interior, te das cuenta de que estás ante un modelo totalmente nuevo, con una ambientación moderna y una decidida apuesta por la tecnología. Al igual que en el 508, este también tiene el denominado «salpicadero infinito» vinilado en fibra de carbono, que además de darte la sensación de que es más grande, le da un toque más premium.

La calidad del interior me atrevería a decir que es de un segmento superior, y aún más en este acabado GT Line, con el uso de plásticos blandos por todo el salpicadero. En la semana que lo he tenido, no he escuchado ni un solo ruido o crujido, y mira que para eso soy muy pejillero. Eso demuestra, que la calidad de los materiales de este coche son excelentes.

Sin embargo, hay una cosa que me chirría, y es que esta unidad equipa el techo panorámico y la cortina que lo tapa es manual (sin opción a ser eléctrica), una opción que reduce el coste y el mantenimiento pero que puede conllevar una distracción para el conductor, debido a que el techo llega hasta atrás del todo y por tanto, también la cortina.

La mayor novedad en el interior

Este cuadro de instrumentos es digno de ser visto. Los gráficos son fluidos y de aspecto no van nada mal, son modernos y detallados, lo que hace que te sientas que estas ante un coche «futurista».

La mayor novedad, de serie desde el acabado Allure, es el cuadro de instrumentos, denominado i-Cockpit 3D. Este cuadro de instrumentos muestra sus graficos a dos niveles (generando de esta manera un efecto de profundidad o 3D) y lo hace de una manera muy ingeniosa: combina dos pantallas, una delante de la otra, cuyo reflejo crea un efecto tridimensional que destaca la información más importante de una manera poco menos llamativa.

Pero… el uso del i-Cockpit 3D al igual que en sus generaciones anteriores tiene un problema y es que aunque el volante esté achatado por arriba y por abajo, te ves obligado a llevar el volante en una posición relativamente baja si quieres ver el total del cuadro de instrumentos. Esto puede provocar en algunas personas que al girar el volante, las manos puedan tocar las piernas. Mi consejo: pasaros por un concesionario y comprobad por vosotros mismos si os sentís cómodos.

¡Ay 😩… Peugeot! ¿Aprenderás alguna vez?

Los asientos son de cuero napa con pespuntes en gris y tienen un precio de 2100 €. Son muy buenos, ofrecen confort y firmeza a partes iguales, pero les falta una cosa, algo más de sujeción lateral.

¿Por qué digo esto? En los últimos modelos de la marca francesa, les ha dado por meter el menú de la climatización en la pantalla central y quitar los mandos físicos, y al menos para mí esto es un error porque supone una mayor distracción para el conductor buscar la tecla de acceso al climatizador y luego toquetearlo desde la pantalla, que girar una rueda para subir o bajar la temperatura. ¡Ojo! Es un climatizador monozona.

La pantalla central está disponible en 5, 7 ó 10 pulgadas en función del acabado. Esta es la de 10 pulgadas. El sistema de infoentretenimiento es compatible con Android Auto y Apple CarPlay, y se ofrece como un extra el cargador inalámbrico con una tapa de soporte de movil (ver en galería) por 100 €. 

La plaza central no tiene reposabrazos, por lo que el mullido del asiento es algo más confortable.

Aunque este nuevo Peugeot 208 ha crecido en longitud, no lo ha hecho en distancia entre ejes, y por tanto, aunque el habitáculo sea más grande, el espacio para los pasajeros de atrás es mas bien pequeño. Para empezaar, entrar en el coche no es una tarea fácil, principalmente por la forma redonda del marco de la puerta. Una vez te sientas detrás, si mides menos de 1,80 metros sin problemas, tienes espacio más que suficiente para la cabeza y las piernas.

Sin embargo, si mides más de 1,80 mejor que vayas en las plazas delanteras. La anchura es correcta, pero solo caben dos personas. Digo esto porque la plaza central, al igual que en sus rivales, es estrecha y que vayan tres adultos es muy complicado, al no ser que sean como un fideo 😂. Un detalle que ha tenido Peugeot es que por una vez, lo pasajeros de las plazas traseras tienen dos puertos USB para poder cargar sus dispositivos. ¡Ojo! los elevalunas eléctricos no están disponibles en los acabados básicos.

El maletero es un poco más grande

El maletero ha crecido en 26 litros con respecto a su predecesor. Ahora la capacidad del maletero es de 311 litros, una cifra más que correcta para este segemtno. Además, la boca de carga es grande, y no está muy alta, lo que permite un acesso al maletero más que correcto. Al maletero le falta algo de longitud, pero esto se compensa con la profundidad.

Este es un maletero más que válido tanto para el día a día, como para cargar el equipaje e irnos un fin de semana por ahí. Además, hay un espacio bajo el piso en el que cabe perfectamente una rueda de emergencia, aunque de serie, viene un kit anti-pinchazos.

Diésel, gasolina o eléctrico

Fotografía del motor PureTech de 130 CV con caja automática EAT8.

El usar esta nueva plataforma tiene sus ventajas, como poder meter en el suelo del coche una batería para que sea un vehículo 100% eléctrico. Peugeot ha decidido que no habrá ninguna versión híbrida, solamente diésel, gasolina o 100% eléctrico.

En lo referente al diésel, sólo hay una opción, el 1.5 BlueHDi de 100 CV. Esta será la mejor opción sin lugar a dudas para aquellas personas que tengan previsto viajar de forma cotidiana o bien para vehículos de flotas. Esto se debe a que su consumo medio seún el ciclo WLTP es de tan solo 4,2 l/100 km. La única caja de cambios disponible es una caja manual de 6 relaciones.

En gasolina hay más variedad, 3 motores, todos construidos sobre el bloque 1.2 PureTech de tres cilindros. El motor de 75 CV atmosférico sólamente puede ir asociado a una caja manual de 5 relaciones. Este motor está bien para aquellos que apenas salgan de la ciudad. Ahora pasamos a 100 CV turboalimentado. Este es mucho más aprovechable, y además es el único motor que nos deja escoger entre una caja manual de 6 relaciones o la caja automática EAT8.

Ahora, el motor ideal para este coche y que os recomiendo si os encanta conducir, es el 130 CV turbo que además, es el que equipa esta unidad y ya os adelnato que cuando os hable del apartado dinámico, os va a gustar tanto como a mí. Este motor (al menos en el 208) sólo está disponible con el cambio automático EAT8.

136 CV y 340 km de autonomía para la versión 100% eléctrica

El nuevo e-208 no sacrifica habitabilidad ni maletero, y se convierte en una interesante alternativa para quienes puedan llevar el «estilo de vida» que exige un eléctrico.

Como acabo de mencionar, el usar la nueva plataforma permite al 208 ofrecer una variante eléctrica, y lo mejor de todo es que lo hace sin perjudicar la habitabilidad ni la capacidad de carga. Es más, las diferencias estéticas del e-208 van poco más allá de la parrilla específica, los logotipos, la ausencia de escape y, claro, el hecho de contar con una toma de corriente.

El e-208 monta bajo el capó un motor eléctrico cuya potencia es de 100 kW (136 CV) y permite una aceleración de 0 a 100 km/h en 8,1 segundos. La explicación está en que el motor eléctrico entrega sus 260 Nm de par máximo casi desde parado, lo que aporta a esta versión un interesante dinamismo y una gran facilidad para realizar maniobras de adelantamiento. Tened en cuenta, eso sí, que su velocidad máxima está limitada a 150 km/h.

La batería, de iones de litio y con refrigeración líquida, cuenta con 50 kWh de capacidad para brindar una autonomía máxima de 340 km según el ciclo WLTP. Todo dependerá, por supuesto, de nuestro estilo de conducción, la orografía, si conducimos por ciudad, carretera o autopista… pero en cualquier caso hablamos de un rango de acción suficiente para el uso diario siempre que tengamos claro dónde y cuándo podremos recargar la batería.  

Y ahora que entro en este tema, en un enchufe convencional se nos pasaría la vida por delante, así que lo ideal es instalar un wallbox casero. De este modo, la carga completa lleva 8 horas en monofásico de 7,4 kW o 5 horas y cuarto en trifásico de 11 kW. En un cargador público de 100 kW (que es la potencia máxima admitida por el e-208) bastan 30 minutos para llevar la batería del 0 al 80 %. Si quieres saber más sobre la versión eléctrica y sus precios pulsa aquí.

Conducir un 208 jamás defrauda

Durante la semana que lo tuve, lo usé como mí vehículo particular y la sensación a la hora de conducirlo ha sido muy positiva. Todos los predecesores del nuevo Peugeot 208 siempre han destacado por las bondades de su chasis y en este nuevo modelo no ha sido ninguna excepción. Las curvas forman parte de su elemento y eso es gracias a la sensación de ligereza que le otorga una dirección rápida y precisa. 

Cuando le exiges al chasis, no te defrauda. La mezcla de sensaciones está muy lograda. La dirección precisa hace que el coche vaya por donde le digas, y si a eso le sumas un tarado de suspensión firme, la mezcla de sensaciones que se crea es increíble. Es una mezcla entre agilidad y agarre que hace que cada vez que te metas en una carretera revirada quieras darle más y más gas.

Pero… no nos olvidemos de que este segmento está pensado más para la ciudad que para la carretera. Resulta muy fácil acostumbrarse al tacto y a las dimensiones de este coche, sobre todo a la hora de encontrar un sitio donde poder aparcar. Eso si, las suspensiones tienen un tacto algo seco para mejorar el paso por curva, pero no afectan negativamente al confort.

¿Un tres cilindros?

Tiene tres modos de conducción: Eco, Normal y Sport. En el modo Sport, a parte de usar toda la potencia del motor, suena por los altavoces un sonido semejante al del motor para dar un mayor enfasis a la deportividad.

Este motor, el 1.2 PureTech turbo de 130 CV, ya le pude probar en otros modelos del grupo PSA como el Opel Grandland X. Soy una de esas personas a la que los motores de gasolina le gusta más que los motores diésel y se debe principalmente a sus prestaciones a altas revoluciones.

Vamos a dejar las cosas claras desde el primer momento, es un tricilíndrico que no parece un tricilíndrico. Me explico, ese sonido tan característico que tienen los tricilíndricos, solo se presenta a muy altas vueltas, por lo que en el día a día no lo escucharemos. Ni tampoco notaremos las vibraciones de un tricilíndrico, si no todo lo contrario, el habitáculo está muy bien aislado. Circulando a 120 km/h sólo escucharás el ruido aerodinámico, nada más. Esto hace que la conducción en ciudad sea mucho más placentera.

Es un motor de los que te hacen disfrutar de la conducción, con una buena patada, pero eso sí, a partir de las 2.500 rpm. Le falta algo de potencia en bajas, pero eso se soluciona bajando una o dos marchas con las levas o bien, hundiendo a fondo el pedal del acelerador y dejando que la caja automática haga su trabajo. En este nuevo Peugeot 208 la caja EAT8 va super suave, sin ningún tirón entre marchas, ni siquiera en el modo Sport, lo que hace que me decante por el automático antes que el manual.

¿Pero… cuánto consume realmente un coche así?

Fotografía del Peugeot e-208.

En la ciudad se acercaba peligrosamente a los 7,5 l /100 km. En carreteras reviradas y exprimiendo el motor, cuando terminé el marcador se había parado en los 9 l/100 km. Una cifra que no está nada pero nada mal. En autovías a velocidades legales entre (100 y 120 km/h) he circulado siempre que he podido con el control de crucero adaptativo (que gasta un pelín más) y el consumo se estableció en algo menos de 6,5 l/100 km. Ahora, si circulamos entre 90 y 100 km/h el consumo medio se establece entre 4 y 5 l/100 km.

Si hablamos sobre el consumo medio, al final de la semana marcó 7 l/100 km de consumo medio. Con 44 litros de depósito, no logré recorrer más de 650 km y mira que fuí cuidadoso con el acelerador.

La tecnología es su punto fuerte

El precio de esta unidad tal y como está configurada es de 29.249,99 € sin descuentos y de los cuales 6.450 € son extras. Pulsa aquí para verlo más en detalle.

La verdad que en cuestión de seguridad no se queda atrás, aunque la mayoría sean opcionales. Por ejemplo, podemos equipar el  control de crucero adaptativo con función de parada, luces de carretera automáticas, asistente de mantenimiento de carril con vigilancia de ángulo muerto (la vigilancia del angulo muerto permite que cuando te estés cambiando de carril, si hay un coche en el ángulo muerto, el volante ofrece una pequeña resistencia para que te des cuenta de que hay un coche y no te cambies de carril) , frenada de emergencia con detección de peatones o ciclistas, alerta de fatiga del conductor y reconocimiento de señales de tráfico entre otros.

Los precios de partida según el equipamiento son: Like (13.400 €), Active (14.350 €), Bussiness Line (15.050), Allure (17.650 €), GT Line (19.400 €) y el GT (34.400 €) (acabado exclusivo de la versión eléctrica).

Sí, es un coche relativamente más caro que el resto de sus rivales (3.000 € más que su hermano gemelo, el Opel Corsa Elegance), pero… en cierta manera merece la pena, sobre todo por la diferencia de los acabados interiores (mucho mejores en el francés que en alemán). Durante la semana, el nuevo Peugeot 208 me ha dejado claro un par de cosas, la primera, es que Peugeot sabe hacer interiores, tanto que en este caso, la calidad del interior parece de un segmento superior y la segunda, su chasis, que hace que transmita una sensación increible, una mezcla entre ir por donde le marques y pegado al suelo, simplemente espectacular.

Por tanto, si buscas un coche urbanita, con una muy buena calidad de los interiores, con un precio contenido, que sea capaz de ofrecer deportividad y que sea válido tanto para manejarte en el día a día por la ciudad como para viajar, quizás este sea tu coche.

8
Diseño
8
Motor
9
Comportamiento
9
Interior
8
Equipamiento
8
Consumo

Destacable

  • Diseño deportivo desde la versión básica
  • Excelente calidad de interiores
  • Buen comportamiento
  • Versión 100 % eléctrica

Mejorable

  • La puerta trasera difuclta el acceso
  • Tamaño de las plazas traseras
  • Ausencia de los mandos físicos del climatizador
CategoryPeugeot, Pruebas
Tags
Escribe un comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: